Cambio climático

Disponible en: العربية, Français, русский, 中文

  • ¿Cuál es la posición del Banco Mundial respecto del cambio climático?
  • El cambio climático es tanto un problema de desarrollo como un problema ambiental. Existe un incipiente consenso mundial de que el cambio climático es un problema que no puede esperar y que debe abordarse antes de que sea demasiado tarde. Desde la publicación del informe elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), que presenta evidencia científica adicional acerca del cambio climático inducido por el hombre, hasta la aparición del Informe Stern, que ilustra los efectos económicos de la falta de acción, la estrategia de la Comisión Europea de Energía que instó a disminuir significativamente las emisiones de efecto invernadero, el objetivo de la Unión Europea de reemplazar un 20% de la energía tradicional con energía renovable de aquí al año 2020 y la importancia que otorga el sector privado de Estados Unidos al cambio climático, se reconoce y presta cada vez más atención a los riesgos del cambio climático y las nuevas oportunidades que genera para transitar hacia una economía de bajas emisiones de carbono.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿Cuáles son los probables efectos del cambio climático?
  • Los países en desarrollo son más vulnerables a los cambios climáticos que los países ricos, y los pobres que viven en países pobres están más expuestos a sufrir las consecuencias cada vez más devastadoras de los fenómenos climáticos extremos, como inundaciones y sequías. Se estima que el cambio climático generado por las actividades humanas disminuirá la productividad agrícola en las regiones tropicales y subtropicales, reducirá la cantidad y la calidad del agua en la mayoría de las regiones áridas y semiáridas, aumentará la incidencia del paludismo, el dengue y otras enfermedades transmitidas por vectores en las regiones tropicales y subtropicales y dañará los sistemas ecológicos y su biodiversidad. Además, la subida del nivel del mar a causa del aumento de temperatura proyectado podría provocar el desplazamiento de decenas de millones de personas que viven en zonas bajas, como los deltas de los ríos Ganges y Nilo, y poner en peligro la existencia misma de los pequeños estados insulares.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿Qué función cumple el Banco en el marco del Plan de acción sobre el cambio climático del G-8?
  • En la Cumbre que se celebró en Gleneagles (Escocia) en 2005, el G-8 solicitó al Banco Mundial que elaborara una guía general para acelerar las inversiones en energía limpia en el mundo en desarrollo en cooperación con las demás instituciones financieras internacionales.

    El Marco de inversiones para la energía limpia (CEIF, por sus siglas en inglés) identifica la magnitud de las inversiones necesarias para:

    • aumentar el acceso a energía, en particular en África al sur del Sahara,
    • acelerar la transición a una economía con bajas emisiones de carbono y
    • adaptarse al cambio y la variabilidad del clima.

    De acuerdo con este marco, el sector energético necesita inversiones anuales por un valor de US$165.000 millones en este decenio, de las cuales sólo la mitad tiene financiamiento. También se requieren decenas de miles de millones de dólares cada año para cubrir los costos incrementales de la transición a una economía con bajas emisiones de carbono. El valor global de la ayuda y el financiamiento en condiciones concesionarias relacionado con proyectos de adaptación al clima en países en desarrollo alcanzará un total de varios miles de millones al año, mientras que el costo total que han de sufragar los sectores público y privado de estos países probablemente sumará decenas de miles de millones cada año.

    El Informe sobre el progreso del Marco de inversiones para el desarrollo de energía limpia: Hacer una diferencia en el cambio climático, presentado en las Reuniones de Primavera, que contiene la última información sobre la labor emprendida hasta la fecha, así como las medidas que proyecta emprender el Grupo del Banco Mundial en apoyo del CEIF, sirvió de documento de antecedentes y fue analizado por el Comité para el Desarrollo durante las Reuniones Anuales del Banco Mundial y el FMI en octubre de 2007.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿Qué función cumple el mercado del carbono y cuál es su potencial como fuente de financiamiento para los países en desarrollo?
  • Actualmente, el Banco Mundial maneja más de US$2.000 millones a través de 10 fondos y mecanismos de carbono, de los cuales ya se han comprometido US$1.400 millones. Para lograr un verdadero cambio, es necesario ampliar la escala de actividades.

    El mercado del carbono debe ofrecer aún más beneficios a los países en desarrollo. Cuando se desempeñaba en el cargo de secretario de Medio Ambiente del Reino Unido, David Miliband, actual ministro de Relaciones Exteriores, señaló que, en algunos decenios más, el comercio del carbono podría llegar a generar flujos de recursos del orden de los US$200.000 millones al año, la mitad de los cuales, algo cercano a los US$100.000 millones anuales, podría destinarse al mundo en desarrollo. Muchas personas podrán pensar que es una cifra exorbitante, y ciertamente se trata de mucho dinero, pero es sólo 7% del monto de US$1.500 billones que el mundo gasta cada año en petróleo.

    Los fondos tipo del Banco Mundial para reducir las emisiones de carbono brindan apoyo a inversiones que generan pocas emisiones de carbono, entre las cuales se incluye desde la destrucción de gases industriales hasta el aprovechamiento de metano de los rellenos sanitarios, el uso más eficiente de la energía en la producción de acero, la cogeneración a partir de bagazo, la energía renovable (eólica, geotérmica e hidroeléctrica), el cambio del uso de la tierra y la plantación de árboles y reforestación.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿Cuál es la situación posterior al Protocolo de Kyoto y la función del Banco en las negociaciones?
  • El Banco no participa en las negociaciones. Es parte del sistema de las Naciones Unidas y como tal apoya de distintas formas la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) a través de innovación, aplicación experimental de nuevos enfoques (por ejemplo, como sucedió con el financiamiento generado por la venta de créditos de carbono), combinación del anterior tipo de financiamiento con donaciones y préstamos, etc. El Banco sabe que se necesita mucho más que inversiones para avanzar por la senda del desarrollo con bajas emisiones de carbono y que se requiere un marco normativo internacional, equitativo y a largo plazo:

    • un marco en el cual los países ricos muestren liderazgo y apoyen a los países en desarrollo a cambio del beneficio global de lograr un crecimiento más inteligente y menos perjudicial para el medio ambiente;
    • un marco que brinde seguridad para estimular la investigación y el desarrollo en tecnologías de transformación, y
    • un marco que permita que los mercados del carbono prosperen y lleven flujos financieros a los países en desarrollo en el orden de US$100.000 millones en pocas décadas más.

    Cualquiera sea el marco que surja para la reducción de las emisiones de carbono, deberá generar recursos importantes para la inversión a fin de apoyar el crecimiento de los países en desarrollo y mejorar a la vez la conservación mediante el uso más eficiente de la energía y la reducción de sus efectos negativos en el medio ambiente.

    En consulta con los gobiernos y los colaboradores del sector privado que participan en estos fondos, el Banco está diseñando un nuevo servicio de financiamiento de las reducciones de carbono destinado a adquirir reducciones de emisiones más allá del período establecido en el Protocolo de Kyoto (2008-12).

    Este servicio irá en apoyo de inversiones a largo plazo que reduzcan la intensidad de las emisiones de carbono en las actividades de desarrollo y ayuden a asegurar la continuidad del mercado del carbono mientras siguen las negociaciones internacionales lideradas por la CMNUCC para crear otro marco para después de 2012.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿En qué grado invierte el Banco Mundial en proyectos de energía renovable?
  • Entre 1994 y 2006, la proporción de financiamiento del Grupo del Banco Mundial destinada al uso eficiente de la energía y la energía renovable se vio más que duplicada y el financiamiento total para energía también sigue creciendo. En los últimos cuatro años, aumentó de US$1.500 a US$3.600 millones al año (final del ejercicio de 2007) en respuesta a la mayor demanda de los clientes. De este monto del ejercicio de 2007, un 40% del financiamiento se destinó a inversiones en energía renovable y eficiencia energética; un 33% fue para inversiones en transmisión y distribución de energía, y labor relacionada con políticas, mientras que el 27% restante se dedicó a respaldar la producción o el uso de combustibles fósiles (y más del 50% de estos fondos fue para el sector del gas natural).

    En la Conferencia de Bonn sobre energía renovable realizada en 2004, el Grupo del Banco Mundial asumió el objetivo de lograr un aumento anual promedio de 20% en los recursos comprometidos para proyectos de uso eficiente de energía y nuevas energías renovables entre los ejercicios económicos de 2005 y 2009. Desde entonces, el Grupo del Banco supera año a año ese objetivo y, en general, ha comprometido más de US$10.000 millones para energía renovable y uso eficiente la energía en países en desarrollo desde 1990.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿Qué está haciendo el Banco para ayudar a los países pobres y de ingreso mediano a adaptarse al cambio climático?
  • Los países en desarrollo y, en especial, la gente más pobre del mundo serán los más afectados por los cambios climáticos y los fenómenos meteorológicos extremos como inundaciones, sequías, olas de calor y aumento del nivel del mar.

    El Banco Mundial fue uno de los primeros en abordar la adaptación al riesgo climático mediante el análisis técnico de la gestión de riesgos y su trabajo pionero en seguros contra riesgo de catástrofes en el Caribe, América Latina y Asia meridional. Ahora el desafío es reproducir estas lecciones de manera más amplia en otros lugares, en especial en África al sur del Sahara y en las Islas del Pacífico.

    Junto a sus asociados, el Banco asimismo analiza nuevas formas de lograr un desarrollo que sea sostenible y se pueda adaptar a la inestabilidad climática, en otras palabras, conseguir que sus inversiones para el desarrollo sean "a prueba de clima".

    El programa de trabajo de adaptación del Banco busca permitir que la organización aumente su asistencia a los países en desarrollo a fin de que éstos puedan aplicar medidas para adaptarse al impacto social y económico del cambio climático, ya inevitable. Existen tres programas de actividades paralelos, diseñados para: a) comprender la naturaleza y el nivel de los riesgos, b) fortalecer la capacidad para manejar los riesgos, e c) invertir en medidas de adaptación para minimizar y mitigar estos riesgos.

    Desde que comenzó el trabajo en el CEIF hace dos años, ha aumentado rápidamente la cantidad de recursos, personal y actividades relacionadas con la adaptación. Dentro del Banco Mundial, estas últimas ya suman 40 proyectos (préstamos y donaciones) en 30 países y 40 iniciativas de asistencia técnica que se encuentran en etapa de ejecución o planificación, en comparación con sólo unos 10 proyectos y actividades de asesoría para los países antes de la creación del CEIF.

    Preguntas frecuentesArriba

Actualizado en diciembre de 2007




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/HK0SHW1F00