Objetivos de desarrollo del milenio

Disponible en: English, العربية, Français, русский, 中文

  • ¿Qué son los objetivos de desarrollo del milenio (ODM)?
  • En septiembre de 2000, la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebró una Cumbre del Milenio durante la cual 189 Estados se comprometieron a trabajar a favor de un mundo donde las principales prioridades fueran la eliminación de la pobreza y el desarrollo sostenible. La Declaración del Milenio fue firmada por 147 mandatarios y aprobada por la unanimidad de los miembros de la Asamblea General de la ONU. Los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) nacieron de esa declaración y de los acuerdos y resoluciones de conferencias mundiales organizadas por la ONU durante la década de 1990.

    Los ODM concentran las acciones de la comunidad internacional para el logro de mejoras significativas y concretas en la vida de las personas antes de 2015. Establecen metas y criterios para medir los resultados, no solo para los países en desarrollo sino para las naciones ricas que ayudan a financiar programas de desarrollo, y para las instituciones multilaterales que apoyan su implementación.

    Los ocho ODM que se detallan a continuación orientan los esfuerzos de prácticamente todas las organizaciones que trabajan en el desarrollo y, en general, son aceptados como un marco para medir los avances en la materia:

    • Erradicar la extrema pobreza y el hambre
    • Lograr la educación primaria universal
    • Promover la igualdad entre géneros y la autonomía de la mujer
    • Reducir la mortalidad infantil
    • Mejorar la salud materna
    • Combatir el VIH /sida, el paludismo y otras enfermedades
    • Garantizar la sostenibilidad del medio
    • Fomentar una colaboración mundial para el desarrollo

    Preguntas frecuentesArriba


  • A la luz de la actual crisis económica mundial, ¿será posible alcanzar los ODM y, desde la perspectiva del Banco Mundial, cómo se podrá lograr?
  • En 2004, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional comenzaron a producir anualmente el Informe sobre seguimiento mundial, que analiza los avances del mundo en cuanto a la implementación de las políticas y acciones para lograr los ODM y otros resultados pertinentes para el desarrollo. Los informes ofrecen un marco para la rendición de cuentas a nivel de la política de desarrollo mundial.

    El primer objetivo de reducir la pobreza extrema a la mitad para 2015 respecto de las cifras registradas en 1990 todavía es alcanzable a nivel mundial a juzgar por las proyecciones actuales, pero son muchos los riesgos.

    La mayor parte de los países en desarrollo corre el riesgo de no lograr los ODM. África al sur del Sahara está rezagada en todos y Asia meridional está en peligro de no alcanzar las metas sobre desarrollo humano. Las naciones de ingreso bajo, en especial los Estados frágiles, tienen serios retrasos que no les permitirían cumplir con los objetivos. Es probable que no se alcance la mayoría de los objetivos relacionados con desarrollo humano, ya que las actuales tendencias y perspectivas más sombrías se relacionan con la salud.

    Aunque la presente crisis exige atención especial en programas de protección social que protejan a las personas pobres y vulnerables de las dificultades inmediatas, se hace urgente acelerar el progreso hacia objetivos de desarrollo humano. Es necesario fortalecer los programas más importantes en salud y educación, entre ellos el control de enfermedades como el VIH/sida y el paludismo, el reforzamiento de los sistemas de salud y el apoyo a la Iniciativa Vía Rápida en educación.

    El Informe sobre seguimiento mundial señala áreas de acción prioritarias a la luz de la nueva situación económica que vive el mundo:

    • Asegurar una respuesta fiscal adecuada en los países en desarrollo a fin de proteger a los grupos pobres y vulnerables y apoyar el crecimiento económico. Las prioridades deben ser el fortalecimiento de las redes de seguridad social y el apoyo a los programas de infraestructura que crean empleo al tiempo que sientan las bases para la productividad y el crecimiento en el futuro;
    • Ofrecer respaldo al sector privado, en especial a la pequeña y mediana empresa, y mejorar el clima para la recuperación y el crecimiento de la inversión privada, y
    • Redoblar los esfuerzos en desarrollo humano y recuperar el terreno perdido en materia de avances hacia los ODM, principalmente aquellos relacionados con salud y educación.

    Para apoyar estos esfuerzos, el informe destaca tres prioridades mundiales:Los donantes deben cumplir con sus compromisos de aumentar la ayuda. La crisis intensificó las necesidades de los países más afectados, lo que exige un mayor compromiso;

    • Los gobiernos nacionales deben mantenerse firmes ante el aumento de las presiones proteccionistas y conservar un sistema abierto en las finanzas y en el comercio internacional. Completar las negociaciones de Doha implicaría dar un nuevo y necesario impulso a la recuperación de la confianza en la economía global en tiempos de gran tensión e incertidumbre, y
    • Las instituciones multilaterales deben contar con el mandato, los recursos y los instrumentos adecuados para apoyar una verdadera respuesta global a la crisis mundial. Los organismos financieros internacionales tendrán que cumplir una función vital y acortar la enorme brecha de financiamiento hacia los países en desarrollo que se originó por la caída en los flujos de capital privado, incluso usando su capacidad de movilización para volver a aumentarlos.

 


Merrell Tuck, (202) 453-9516, mtuckprimdahl@worldbank.org




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/4B1KW5U2V0