Derechos humanos

Disponible en: العربية, English, Français

Durante los últimos años, el Banco ha prestado renovada atención a la tarea de comprender los vínculos entre derechos humanos y desarrollo: existe cada vez más conciencia de la necesidad de que el Banco aborde más explícitamente la cuestión de los derechos humanos. Se han logrado avances significativos en la posición del Banco sobre este tema y una mayor comprensión del nexo entre derechos humanos y desarrollo en varios niveles.


  • ¿Por qué son importantes los derechos humanos para el Banco Mundial?
  • Cada vez son más las investigaciones llevadas a cabo por expertos en desarrollo que muestran los vínculos entre derechos humanos y desarrollo y, con mayor frecuencia, muchos asociados en la tarea del desarrollo integran este tema en sus programas.

    Los derechos humanos representan compromisos de valores cuya interpretación no es uniforme. Asimismo, el concepto de universalidad que sustenta el marco internacional de derechos humanos es complejo y debe ser evaluado en términos progresivos e interpretado en función de su actual contexto jurídico, político e histórico.

    El Banco Mundial debe realizar estudios analíticos para examinar qué lugar tienen los derechos humanos dentro del marco constitucional y qué contribución positiva podrían aportar al proceso de desarrollo.

    Si bien el Banco Mundial no se encarga de hacer cumplir los derechos humanos, puede desempeñar una función de facilitador y ayudar a los países miembros a plasmar en la realidad sus obligaciones en esta materia.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿Qué elementos recientes se relacionan con la posición del Banco respecto de los derechos humanos?
  • Varios trabajos externos al Banco han subrayado los nexos recíprocos existentes entre derechos humanos y desarrollo, por ejemplo UN Common Understanding on a Human Rights-Based Approach to Development (Entendimiento común de las Naciones Unidas sobre un enfoque basado en los derechos humanos para el desarrollo) de 2003 y el informe de 2005 del Secretario General, titulado Un concepto más amplio de la libertad: Desarrollo, seguridad y derechos humanos para todos.

    Ya en 1998, el Banco se pronunció sobre el tema de los derechos humanos cuando publicó declaraciones referidas al modo en que la institución apoyaba la materialización de los derechos humanos y a su convicción de que "crear las condiciones para el respeto de los derechos humanos es una meta fundamental e irreductible del desarrollo". (Human Rights and Development: The Role of the World Bank [Derechos humanos y desarrollo: El papel del Banco Mundial], 1998).

    Las conclusiones del Informe sobre el desarrollo mundial 2006: Equidad y Desarrollo revisten importancia para el enfoque actual del Banco sobre derechos humanos. En ese documento se analizan los modos en que la inequidad estructural y de la distribución puede obstaculizar el desarrollo. Según el informe, la equidad se basa en dos principios básicos: igualdad de oportunidades e inexistencia de la privación absoluta. Ambos principios presentan aspectos relacionados con los derechos humanos.

    Por otro lado, en diversas investigaciones se vinculan los resultados económicos con el respeto a los derechos humanos. Algunas de ellas han mostrado que la existencia de graves violaciones a los derechos civiles y políticos se relaciona con tasas más bajas de crecimiento económico1. Otras han puesto de manifiesto que el respeto a las libertades civiles guarda relación con el logro de mejores resultados para los proyectos gubernamentales2. En la actualidad, también se están llevando adelante estudios sobre el nexo entre el buen gobierno y los derechos humanos, entre los que se incluye un análisis de las vinculaciones empíricas3.

    En el contexto de los trabajos internos relacionados con los derechos humanos, cabe mencionar el documento elaborado por el ex primer vicepresidente y consejero jurídico general, Roberto Dañino, titulado Legal Opinion on Human Rights and the Work of the World Bank (La opinión jurídica sobre derechos humanos y la labor del Banco Mundial), del 27 de enero de 2006. En este se sostiene que los derechos humanos pueden constituir una preocupación legítima para el Banco en los casos en que tengan consecuencias o impactos económicos, y se confirma el papel de facilitador que puede desempeñar la institución ayudando a los países miembros a cumplir sus obligaciones en esta materia.

    1. R. Barro, Determinants of Economic Growth: A Cross-Country Empirical Study, Cambridge, Mass: MIT Press, (1997); R. Barro, “Economic Growth in a Cross Section of Countries". 106 (2) The Quarterly Journal of Economics 407.

    2. J. Isham, D. Kaufmann. y L.H. Pritchett, “Civil Liberties, Democracy and the Performance of Government Projects”. (1997) 11 (2) World Bank Law Review 219.

    3. D. Kaufmann, "Human Rights and Governance: The Empirical Challenge" en P. Alston y M. Robinson, Human Rights and Development: Towards Mutual Reinforcement • (2005) Oxford, OUP.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿De qué modo contribuye la labor del Banco a la materialización de los derechos humanos?
  • Si bien sus políticas, programas y proyectos nunca tuvieron como objetivo explícito o deliberado la materialización de los derechos humanos, el Banco contribuye a promover esos derechos en diferentes áreas, por ejemplo, al mejorar el acceso de los pobres a la salud, la educación, los alimentos y el agua; al promover la participación de los pueblos indígenas en la toma de decisiones y la responsabilidad de los Gobiernos frente a sus ciudadanos, y al respaldar la reforma de los sistemas judiciales, luchar contra la corrupción e incrementar la transparencia de los Gobiernos.
    El programa del Banco sobre desarrollo impulsado por la comunidad (CDD, por sus siglas en inglés) permite a las comunidades hacer oír su voz y promueve el empoderamiento de los pobres, la participación cívica informada y una mayor responsabilidad social, elementos esenciales para la reducción de la pobreza. Uno de los objetivos del programa de CDD era dar influencia y voz a las comunidades y empoderarlas para que planifiquen y gestionen su propio desarrollo social y económico.

    Desde 2000, la cartera del programa de CDD del Banco Mundial aumentó de aproximadamente US$1.000 millones a un promedio de US$2.000 millones en inversiones anuales en 2008. Durante este periodo, el financiamiento para CDD llegó a cerca de US$16.000 millones, o 9% del financiamiento del BIRF/AIF, cubriendo más de 630 actividades. Mientras el número de proyectos con componentes de CDD se ha estabilizado en el tiempo, el Banco continúa dedicando recursos y diálogo sobre políticas a operaciones en mayor escala y en todos los sectores.

    Por lo tanto, en términos prácticos, muchas de las actividades del Banco Mundial presentan un aspecto relacionado con los derechos humanos. Además, existen amplias zonas de superposición entre cuestiones esenciales contempladas en los principales tratados de derechos humanos y aquellas áreas en las que trabaja el Banco Mundial.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿Qué camino seguirá el Banco en el área de los derechos humanos?
  • El camino a seguir en esta área se basa en la relevancia de los derechos humanos para la labor del Banco en tres niveles distintos:

    • En primer lugar, el reconocimiento y la sistematización del hecho de que muchas áreas de actividad del Banco presentan dimensiones referidas a los derechos humanos. Las iniciativas del Banco sobre buen gobierno y lucha contra la corrupción son ejemplos con importantes aspectos relacionados con los derechos humanos.
    • En segundo lugar, el reconocimiento de la función de los derechos humanos como principios jurídicos que pueden orientar una amplia gama de políticas y actividades.
    • Y, en tercer lugar, la consideración de los derechos humanos como obligaciones jurídicas prácticas, en ciertas circunstancias y en ciertas condiciones, semejantes a las que se derivan de los tratados internacionales o las consagradas en las leyes nacionales. En los casos en que dichas obligaciones se relacionan con los proyectos y políticas del Banco Mundial, la función de la institución consiste en respaldar a sus países miembros para que las cumplan.

    Preguntas frecuentesArriba


  • ¿Qué clase de cooperación brinda el Banco en materia de derechos humanos?
  • El Banco reconoce que sus asociados pertenecientes a la red de organismos de las Naciones Unidas (ONU) tienen una ventaja comparativa en esta área. A diferencia del Banco Mundial, los mandatos de muchos de ellos contienen un compromiso explícito con los derechos humanos y, en algunos casos, incluyen facultades de supervisión y observancia.

    El Banco ha trabajado en estrecha colaboración con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU en diversas iniciativas, por ejemplo, en el respaldo a los países que incluyen consideraciones relativas a derechos humanos en la elaboración de sus estrategias de reducción de la pobreza. El Banco también ha participado en el Grupo de Trabajo de Alto Nivel sobre el Derecho al Desarrollo de la ONU. Asimismo, mantiene diálogos con otros organismos de la ONU a fin de aprender de sus experiencias y participa en encuentros de expertos sobre indicadores de derechos humanos.

    Bajo la dirección de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el Banco participa en el grupo de trabajo sobre derechos humanos de la Red sobre Gestión de Gobierno (Governance Network, GovNet) del Comité de Asistencia para el Desarrollo (CAD). En ese marco, ha colaborado con diversos asociados internacionales, incluida la ONU, en la elaboración de un documento de políticas orientado a la acción en materia de derechos humanos y desarrollo. Producto de esa cooperación es el estudio encargado por la OCDE —en el que el Banco participó activamente—, titulado Integrating Human Rights in Development: A Synthesis of Donor Approaches and Experiences (Integración de los derechos humanos en el desarrollo: Síntesis de los enfoques y las experiencias de los donantes). http://www.odi.org.uk/rights/Publications/humanrights_into_development_execsumm.pdf i

    El Banco está conformando otras asociaciones de colaboración para lograr una comprensión más acabada de los derechos humanos mediante la estrategia del "aprendizaje práctico". Además, está analizando la posibilidad de establecer un fondo fiduciario para la justicia y los derechos humanos, destinado a brindar un mayor respaldo a su labor en ese ámbito.

    Para complementar y agregar valor a su trabajo, el Banco continuará dialogando y estableciendo asociaciones estratégicas con el resto de las instituciones pertenecientes a la red de la ONU y con otros organismos internacionales, donantes y organizaciones de la sociedad civil.

    Preguntas frecuentesArriba

Actualizado en julio de 2013




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/45FV8FG9M0