Diagnóstico de Género - Chile

Cómo capitalizar el potencial económico de Chile ampliando las opciones laborales de la mujer

Luego de ubicarse durante la última década en la senda del crecimiento sostenido, la reducción considerable de la pobreza y la democratización (Chile CAS 2002), Chile se dirige con paso firme hacia una etapa avanzada de desarrollo. Sin embargo, este proceso se puede ver afectado por su alto nivel de desigualdad, uno de los más elevados de América Latina y el Caribe, y por la permanencia de segmentos de la población en situación de pobreza.3 Los altos niveles de desarrollo de Chile, junto con sus logros notables en materia de política social (particularmente en educación y salud), coexisten con tendencias paradójicas de desigualdad de género que pueden limitar el crecimiento económico. En muchos sentidos, la experiencia de Chile desafía la lógica convencional y hace necesario comprender la existencia de tales paradojas.

 

La igualdad de género es una dimensión del desarrollo no sólo en si misma sino también por los impactos que pueda tener en el crecimiento económico, el alivio de la pobreza y la reducción de la desigualdad de ingreso. El concepto de igualdad de género se puede entender como igualdad frente a la ley, igualdad de oportunidades e igualdad de voz (participación en la toma de decisiones).4 La evidencia internacional sugiere que existe una correlación positiva entre el crecimiento económico y la participación de la mujer en la fuerza laboral. Como dimensión de la igualdad de oportunidades, la equidad de género en el mercado laboral comprende varios aspectos; los diferenciales en materia de participación, empleo, segregación ocupacional y salarios son sólo algunos aspectos de la desigualdad de género en las oportunidades y resultados de los mercados laborales. Estas dimensiones fueron seleccionadas como el foco de este estudio porque también son críticas para la eficiencia y crecimiento del mercado laboral.

 

El contexto chileno

 

Chile ha logrado avances significativos hacia la igualdad entre mujeres y hombres en términos de oportunidades (educación y salud) frente a la ley y en materia de voz (participación política); y se han realizado varios análisis sobre estos tópicos tanto en Chile como en el ámbito internacional. Las transformaciones institucionales y sociales ocurridas en el país durante las últimas décadas también han cambiado el contexto sociopolítico, económico y cultural, y han aumentado el apoyo a la igualdad de género. Se han registrado avances significativos hacia la igualdad de género en sectores claves como trabajo, educación, agricultura y economía, donde han surgido compromisos en materia de integración de la perspectiva género e iniciativas exitosas para la promoción de la mujer.

 

La integración del género en las políticas públicas de Chile no obedece a un único factor; es más bien producto de la sinergia entre todos los instrumentos que operan en las distintas áreas y niveles de la gestión pública lo que ha facilitado una mayor inclusión de las consideraciones de género en la actividad gubernamental.

 

»Leer todo el reporte


3 Para 2003 el coeficiente de Gini para Chile era de 0,57, lo cual implica niveles de desigualdad más elevados que los de la mayoría de países desarrollados y de América Latina. Asimismo, para 2003 la pobreza todavía afectaba al 18,8% de la población (19,1% de las mujeres), mientras que la extrema pobreza afectaba al 4,7% de los chilenos (Encuesta CASEN).

4 Banco Mundial (2001) y Banco Interamericano de Desarrollo (2006).

Reporte completo

Gender Report in Chile


arrowCómo capitalizar el potencial económico de Chile ampliando las opciones laborales de la mujer (PDF, 3.71 MB)

arrowIntegrar la Perspectiva de Género en las Instituciones y Políticas Públicas en Chile(PDF, 1.50 MB)

(Use the free Adobe Acrobat Readerto view these files)





Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/3TLV9BWEA0