Brasil y África forman alianza para fortalecer agricultura africana

Disponible en: Português, English
Twitter Facebook Delicious
  • Expertos brasileños trabajarán con sus homólogos africanos en proyectos para mejorar la agricultura en África
  • Estos proyectos incluyen rehabilitación de pastizales, manejo de recursos naturales y producción de energía limpia

BRASILIA, 2 de noviembre de 2010 - Brasil y África están empezando a ver los frutos de una alianza sin precedentes para impulsar la agricultura de ese continente, utilizando la revolución agrícola brasileña como modelo.

Concebida como una sociedad continental de amplio alcance respaldada por el Banco Mundial y otros, la flamante Feria de la Innovación África-Brasil apunta a promover la innovación y el desarrollo agrícola de África a partir de la amplia experiencia y conocimiento brasileños –que según los expertos transformó rápidamente a ese país sudamericano en uno de los principales graneros del mundo.

Aclamado como un modelo de cooperación Sur-Sur, la Feria reunirá a investigadores africanos y brasileños para que trabajen de manera conjunta en proyectos que mejoren la agricultura africana, incluyendo la rehabilitación de pastizales, manejo de recursos naturales y la producción de energía limpia, asunto en el que Brasil cuenta con ventajas comprobadas.

Los proyectos se eligen luego de una selección competitiva de las mejores propuestas. De los 61 proyectos presentados durante la primera edición de la Feria, se seleccionaron los siguientes seis:

Proyectos ganadores África-Brasil 2010

  • Burkina Faso: studio de la ecología y potencial nutritivo de las especies de árboles alimenticios autóctonos utilizados por comunidades locales en Burkina Faso y el Amazonas brasileño: una estrategia para la seguridad alimenticia y la conservación dentro un contexto de cambio climático.
  • Kenia: rehabilitación de pastizales degradados mediante la utilización planificada del pastoreo y el uso animal en las tierras áridas y semi áridas de Kenia.
  • Kenia: adaptación de variedades de sorgo dulce para la producción de etanol.
  • Mozambique:   fomento del intercambio de conocimiento para la gestión integrada de los recursos naturales en paisajes agrícolas de África meridional.
  • Tanzania: variedades de algodón y manejo de pestes en Tanzania.
  • Togo: filtración de pesticidas y pérdidas subterráneas de los productores costeros de vegetales en Togo.

“Este es una mecanismo simple y efectivo que implica enormes beneficios no sólo para África, sino también para Brasil, que aprenderá muchas cosas a partir de su experiencia en el continente”, dijo Pedro Arraes Pereira, presidente de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa).

Líder agrícola mundial

Arraes indicó que en el momento de su creación a principios de la década de 1970, la agricultura brasileña se encontraba en un nivel de desarrollo similar al de África en la actualidad. Gracias a Embrapa, la agroindustria brasileña alcanzó el nivel de los cinco principales exportadores de granos del mundo –los EE. UU., Canadá, Australia, Argentina y la Unión Europea. Una modesta operación en sus comienzos, la estatal Embrapa actualmente es la principal institución de investigación tropical en el mundo y es la principal responsable de transformar el cerrado  brasileño, o sabana tropical, en tierras agrícolas.

El vice director ejecutivo de FARA, Dr. Ramadjita Tabo, entrega un cheque a los ganadores premiados.

“Brasil y África comparten muchas condiciones de suelo y de clima, y los une una fuerte afinidad histórica y cultural. Nuestra experiencia en agricultura tropical será muy útil a la hora de que el continente cierre la brecha mucho más rápido”, dijo Arraes.

El Banco Mundial ha señalado que la agricultura y la agri-industria ofrecen un enorme potencial de transformación para Africa, con un impacto mayor en la vida de la gente que el auge de la telefonía móvil.  

“Si me preguntan cuál será el próximo gran advenimiento en África, les diría sin lugar a dudas que la agricultura y la agri-industria," dijo recientemente la vicepresidenta del Banco Mundial para África Obiageli K. Ezekwesili, a un grupo de inversionistas reunidos en Washington, DC.  La agricultura representa un 40 por ciento del PBI del continente y es fuente de ingresos para más de 70 por ciento de los africanos. 

Adoptando un enfoque común a todo el continente, en lugar de hacerlo país por país, la Feria de la Innovación África-Brasil también se coloca a la vanguardia en términos de cooperación Sur-Sur.

“Debido a múltiples razones, principalmente de índole práctica, hasta ahora la mayoría de estas alianzas se establecían entre países individuales. Se ha logrado y se puede lograr mucho de esta manera, pero el conocimiento para el desarrollo implica escala –y tanto África como Brasil son grandes, además de similares. Iniciativas como ésta potencian enormemente los resultados e impactos”, dijo el Director del Banco Mundial para Brasil, Makhtar Diop.

Según Diop, ex ministro de finanzas de Senegal, la agricultura es clave para el desarrollo social y económico de África, y el respaldo de Brasil en áreas como biocombustibles, cooperativas agrícolas, manejo de tierras, sistemas de investigación nacionales y agricultura comercial y familiar podría apuntalar los esfuerzos de los países africanos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Demanda de conocimiento brasileño

Esta alianza surge tras los diálogos entablados por FARA (Foro para la Investigación Agrícola en África), Embrapa, el Grupo del Banco Mundial y el DFID británico, dentro del contexto de la Cumbre Brasil-África de mayo de 2010. También cuenta con el respaldo del FIDA (Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola) y la ABC (Agencia Brasileña de Cooperación).

“Es un gran logro poder estar acá”, dijo el subdirector ejecutivo de FARA, Ramadjita Tabo, mientras recalcaba que África necesita entablar alianzas operativas y estratégicas de alto nivel. Agregó que la capacitación de investigadores africanos a través del Mercado contribuirá al desarrollo de la agricultura en el continente.

Según Tobo, África tiene el potencial de convertirse en uno de los proveedores mundiales de alimentos pero las carencias tecnológicas y la poca adopción de la innovación son limitantes. La situación mejoraría notablemente con un mejor intercambio de ciencia y conocimiento tecnológico, acotó.

Pero el continente africano parece ya estar avanzando en la dirección correcta.

Investigadores agrícolas de 14 países africanos y Brasil intercambian experiencias durante la Feria de la Innovación Agrícola en Brasilia.

“En cualquier país, la agricultura es la base para alcanzar mejoras económicas y sociales.  Esto algo es particularmente importante en los países africanos, que se encuentran en el medio de un fuerte proceso de modernización y se están organizando para sobresalir en este sector”, indicó el Ministro de Agricultura de Brasil, Wagner Rossi.

La Feria de la Innovación proporciona una plataforma imprescindible para que los participantes (investigadores en innovación agrícola) y los socios institucionales consoliden y potencien el presente diálogo entre África y Brasil.

También representa una oportunidad para que el Grupo del Banco Mundial perfeccione su papel como facilitador – una institución que está en una posición única para hacer coincidir la demanda de un país (o continente) con la oferta de experiencia de otro país.

“El Banco Mundial tiene un papel clave como agente y facilitador, pero también como depósito de conocimientos e intercambios como este, para preservar y diseminar las innovaciones y las lecciones aprendidas”, dijo el agrónomo en jefe del Banco Mundial Willem Janssen, responsable también de la alianza con FARA y Embrapa.

Esta es la primera gran iniciativa que surge tras la Cumbre Brasil-África 2010 que llevó a más de 20 ministros de agricultura africanos a Brasil.

 




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/A7DK881TP0