Honduras: Empleos y educación al alcance de jóvenes menos favorecidos

Disponible en: English
  • Sri Mulyani Indrawati se reúne con presidente Porfirio Lobo para discutir respaldo a su agenda de desarrollo
  • Programas del Banco han preparado a miles de jóvenes hondureños para conseguir su primer trabajo
  • Los juzgados móviles proporcionan servicios legales gratuitos y han resuelto más de 20,000 casos civiles

Twitter Facebook Delicious

TEGUCIGALPA, 25 de mayo de 2011- A Juan de Dios Vásquez no le importaba caminar dos horas todos los días bajo el implacable sol de Honduras o ir por el camino de tierra que hacía aún más difícil su trayecto diario para llegar al centro de capacitación. Pero los cinco meses que duraron estas difíciles circunstancias le parecieron un precio bajo que pagar para cumplir su meta de ser camarero profesional y, de paso, romper el círculo de pobreza y abusos que sufría en su hogar.

Vásquez, de 17 años y miembro de la comunidad indígena lenca, es uno de los miles de adolescentes hondureños que aprovecharon el programa "Mi primer empleo" que busca nivelar las condiciones de los jóvenes desfavorecidos, preparándolos para incorporarse al competitivo mercado laboral del país.

Hasta el momento, más de 4.000 jóvenes como Juan de Dios han sido capacitados gratuitamente con respaldo del Banco Mundial. Además, reciben subvenciones para asistir a clases sin tener que desviar horas de estudio para ganarse la vida, una situación habitual que enfrentan muchos chicos pobres.


Mi Primer Empleo prepara a jóvenes hondureños para ingresar al mercado laboral.
(Clic en foto para ampliarla)

"Esta experiencia literalmente cambió mi vida. Solo Dios sabe qué habría sido de mí de no ser por Mi primer empleo", dijo Vásquez a una delegación visitante del Banco Mundial compuesta por la directora gerente Sri Mulyani Indrawati y el director para el país, Carlos Felipe Jaramillo. Indrawati está recorriendo la región centroamericana para observar de primera mano el trabajo del Banco allí y evaluar los proyectos en curso.

Vásquez no estaba exagerando en sus declaraciones. Los jóvenes indígenas forman parte de la población más vulnerable del país y el programa ha permitido a muchos de ellos conseguir empleo o estudiar una carrera.

Juan de Dios piensa que el programa ha sido tan eficaz en ayudar a personas como él a romper el círculo de la pobreza, que instó al Banco y a los funcionarios hondureños a ampliar su alcance e incluir micropréstamos para quienes desean convertirse en pequeños emprendedores.

Mi primer empleo, componente clave del Proyecto de Nutrición y Protección Social, capacita a jóvenes pobres para asumir empleos básicos en la industria de servicios, como hotelería, salud y administración. En muchísimos casos, estos trabajos han permitido a los aprendices seguir adelante a un nivel de educación superior.

"La educación y la capacitación figuran entre las mejores inversiones que pueden hacer los gobiernos para mejorar las oportunidades de todos los miembros de la sociedad. Me alegra constatar que "Mi primer empleo" es un mecanismo eficaz para enfrentar los problemas de la educación y el desempleo en Honduras", opinó Sri Mulyani Indrawati en un encuentro con un grupo de beneficiarios.


Sri Mulyani Indrawati visitó un juzgado móvil, proyecto que ofrece servicios legales gratuitos en todo el país.
(Clic en foto para ampliarla)

Como parte de su primera misión en la región, que incluye escalas en Honduras, Costa Rica y Panamá, Indrawati prestó especial atención a los programas sociales del Banco.

La alta funcionaria del Banco Mundial visitó un juzgado civil itinerante, iniciativa que ofrece servicios legales gratuitos a ciudadanos pobres de Honduras como parte de la proyectada reorganización del sistema judicial del país. Las cortes móviles, que funcionan desde 2008, ya han atendido más de 21.000 casos en todo el país. Literalmente, llevan un tribunal completo, instalado en buses especialmente acondicionados para ese fin, a personas pobres de ciudades y zonas rurales.

Además, Indrawati se reunió con el presidente Porfirio Lobo y miembros de su gabinete para revisar los programas del Banco en Honduras y analizar problemas que pueden afectar el desarrollo, como los altos niveles de delincuencia y violencia.

Según un reciente informe del Banco Mundial, las tasas de criminalidad en El Salvador, Guatemala y Honduras están entre las más elevadas de América Latina. Aparte de los daños y el trauma que sufren las víctimas, la violencia puede significar la pérdida de hasta el 8% del PIB en la región si se consideran los costos de aplicación de la Ley, seguridad ciudadana y servicios de salud, se indica en el informe.


Sri Mulyani Indrawati discute con el presidente Porfirio Lobo el apoyo del Banco a su agenda social y económica.
(Clic en foto para ampliarla)

Sri Mulyani Indrawati señaló que Honduras enfrenta desafíos particulares en su desarrollo derivados no sólo de la imparable ola de violencia y delincuencia, sino también de la fuerte alza en los precios internacionales de los alimentos y el combustible. "Esta situación está afectando la capacidad del gobierno de reducir la pobreza y mejorar la equidad", comentó. Según la Alerta sobre precios de los alimentos del Banco Mundial, hasta 44 millones de pobres podrían caer en la pobreza extrema debido a la actual crisis.

Indrawati reiteró que el Banco se compromete a ayudar a Honduras en su intento por reducir la pobreza e igualar las oportunidades de todos sus ciudadanos. "En este momento, un eje importante de su asistencia es el apoyo presupuestario, para ayudar al gobierno a cubrir su déficit fiscal", comentó.

Según una evaluación realizada por la institución, la situación fiscal del país está mejorando, ya que el déficit presupuestario sigue disminuyendo. En 2010, representó el -2,9% del PIB, bastante menos que el -4,5% del PIB registrado en 2009.


Respaldo a agenda 'verde' de Costa Rica


Sri Mulyani Indrawati (i) conversa con agricultores en Puriscal, Costa Rica, donde iniciativas de reforestación han dado buenos resultados.
(Clic en foto para ampliarla)

En Costa Rica, Indrawati fue testigo del dramático avance experimentado por la nación centroamericana en torno a la protección del medio ambiente. De contar con uno de los índices de deforestación más altos del mundo en la década pasada, Costa Rica es ahora un modelo de "iniciativas verdes" gracias a programas como Pagos por Servicios Ambientales (PSA) -otorgados a individuos y empresas para que preserven el medioambiente.

Con recursos del Banco Mundial y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, en inglés), los programas PSA han respaldado en la última década las conservación de los bosques en tierra privadas localizadas en áreas claves dentro del corredor biológico mesoamericano costarricense.

Indrawati pudo observar de primera mano los frutos de esta iniciativa. Más de 179 hectáreas de tierras están actualmente consideradas como "áreas protegidas" con más de 35,000 árboles plantados como resultado de iniciativas de reforestación. El proyecto ha alcanzado o excedido todos los indicadores de desempeño, que incluyen la incorporación en el programa de 130,900 hectáreas públicas, además de 70,000 hectáreas en terrenos privados.

Indrawati elogió a la presidenta Laura Chinchilla por su innovador liderazgo en temas ecológicos y reiteró el apoyo del Banco Mundial a su agenda de desarrollo.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/E4F7TMLVD0