Caribe: Lograr que el ‘crecimiento’ sea algo más que una palabra de moda

Disponible en: English
Twitter Facebook Delicious
  • Iniciativa para el crecimiento caribeño busca impulsar la creación de empleo y mejores oportunidades económicas para la región
  • Foro regional intenta crear una plataforma para el intercambio de conocimiento y discusiones orientadas a la búsqueda de soluciones para el crecimiento sostenible
  • La juventud caribeña tendrá un papel crucial en la iniciativa para el crecimiento y lograr cambios en la región

KINGSTON, Jamaica - 15 de junio de 2012 — El ‘crecimiento’, uno de los bienes más buscados en el actual escenario económico mundial, será el faro de una iniciativa pionera en el Caribe que busca impulsar las economías estancadas de la región.

El Banco Mundial, el Banco Caribeño de Desarrollo y el Banco Interamericano de Desarrollo, se unen para crear el Foro para el Crecimiento Caribeño (CGF), que reunirá a actores clave de la región —sector privado, juventud, sociedad civil así como a la diáspora caribeña. El objetivo: inspirar una discusión colectiva e inclusiva enfocada en la búsqueda de soluciones en torno al futuro de la región y su potencial de crecimiento.

Tras varias décadas de crecimiento por debajo del promedio —excluyendo a la República Dominicana, el crecimiento medio de la región se mantuvo debajo del 3 por ciento— queda claro que el telón de fondo de la primera reunión del CGF el 18 de junio está lleno de desafíos. Sin embargo, la región —que en los últimos años viene registrando un desempleo elevado, criminalidad y un acceso desigual a los servicios y la educación— rebosa de potencial, indican los expertos.

“El catalizador es una sensación colectiva de que algo diferente puede suceder,” explica la Directora del Banco MundialFrançoise Clottes. “No es un foro para deprimirse y hablar de antiguos temas no resueltos,” agregó.

Los desafíos del Caribe son significativos, al igual que sus oporunidades. Estratégicamente ubicada, con una fuerte marca regional y una población educada, cuenta con el potencial necesario.

Asimismo, el deseo de cambio en la región es palpable. “Aquí y allá uno encuentra escepticismo, ya se han probado muchas cosas, pero hay una energía en el Caribe para hablar sobre qué puede hacerse diferente para obtener resultados diferentes,&rdquo explica Clottes.

Definir crecimiento sostenible

Los expertos concuerdan que el crecimiento por el crecimiento en sí no es lo adecuado, sino que se necesitan decisiones estratégicas, que tomen en cuenta las diferentes realidades económicas.

“Debemos asegurarnos que las oportunidades para la creatividad se vean respaldadas y cuidadas, pero también que sean adecuadas para la economía; en lugar de publicitar cientos de puestos de trabajo para los cuales hay pocos postulantes calificados porque capacitaron para sectores que ya no tienen demanda”, dice Juliette Wedderburn, directora de Friedrich Ebert Stiftung para Jamaica y el Caribe oriental.

Cualquier mejora en las perspectivas de crecimiento también debe ajustarse a la situación de la región. Como apunta la emprendedora social Georgia Love, el Caribe, formado por pequeños estados insulares en desarrollo, no es como sus vecinos norteamericanos. Lo que se necesita es un modelo nuevo, uno que respete tanto el reciente pasado colonial de la región como su presente económico.

“Queremos ser desarrollados, pero nuestro desarrollo no tiene por qué parecerse al de otros,” explica. “Por ejemplo, una espina que siempre llevo en el costado se refiere a cuánta agua estamos embotellando. Sí, es un gran negocio, que crea puestos de trabajo, pero en una isla pequeña, ¿estamos considerando las consecuencias a largo plazo?

La pregunta que formula Love es crucial. Dando inicio en la misma semana que Río+20, la CGF comparte una visión con la conferencia de la ONU —identificar una forma de crecimiento que mejore la igualdad y sostenibilidad, al mismo tiempo que garantice el futuro de la gran población juvenil caribeña.

Sin embargo, la búsqueda de un mayor crecimiento, en un ambiente mundial de riesgo, puede parecer —a los ojos de los responsables de la toma de decisiones— tan difícil como la búsqueda del Santo Grial. Los obstáculos estructurales deben abordarse de manera sistemática, balanceando tanto los objetivos estratégicos como las decisiones prácticas. En el Caribe, por ejemplo, esto significa mejorar la conectividad, bajar el costo de la logística y abordar los desafíos para la actividad empresarial ampliando el acceso al crédito entre las pequeñas y medianas empresas y actualizando la oferta de capacidades.

Los jóvenes son clave

En Jamaica, el desempleo juvenil es el doble que la tasa nacional. Por lo tanto, es vital que cualquier crecimiento económico incluya la creación de puestos de trabajo apropiados y sostenibles que trasciendan las divisiones sociales. Sin dudas esto representa un desafío, pero uno que la joven empresaria Michelle Harris piensa puede ofrecer algunas de las mejores oportunidades.

“En otros países, donde uno tiene sectores más desarrollados, más servicios, más productos, lo tienes todo. Aquí, todavía tenemos la oportunidad de brindar cosas que son importantes para que la gente viva de manera más cómoda. Allí donde hay un problema, puede haber una oportunidad de negocio —y hay muchos problemas, muchas brechas.”

Y aquí reside el mayor activo de la región: la profundidad del talento y la creatividad de la población joven, particularmente en sectores en crecimiento como las TIC, que serán el tema central del Digital Jam 2.0 en Kingston a fin de mes.

“Buena parte de los jóvenes poseen Blackberries y cuentas de Facebook. La tecnología está en sus manos y saben cómo utilizarla,” dice el periodista dominiqués Nester Phillips.

Enfocado en lograr cambios, el Foro para el Crecimiento Caribeño busca tender una mano a estos innovadores, una coalición de optimistas y aquellos que buscan un cambio. Como dice Clottes, solo porque “las cosas no se hayan resuelto en el pasado no significa que no puedan resolverse en el futuro. El mundo está cambiando y el Caribe también está en proceso de cambio.”




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/ZPSIMVYZE0