Las lecciones del TLCAN para los países de América Latina y el Caribe

El reporte




NAFTA  



Resumen ejecutivo
(153K PDF)
A


Informe completo 
(En inglés)
A
Entrevista - Daniel Lederman: el TLCAN no es suficiente 

Ordena el reporte completo
Un resumen de hallazgos de investigación

Washington, a 17 de diciembre de 2003 – El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha estimulado el desarrollo económico en México, pero no basta para lograr la convergencia económica con Canadá y los Estados Unidos, incluso en el largo plazo, si no hay instituciones adecuadas e inversión en innovación e infraestructura, dice un nuevo estudio del Banco Mundial.

El informe Las lecciones del TLCAN para los países de América Latina y el Caribe: un resumen de hallazgos de investigación (Lessons from NAFTA for Latin America and the Caribbean Countries: A Summary of Research Findings en su título original), fue preparado por los economistas del Banco Mundial Daniel Lederman, William F. Maloney y Luis Servén. Dado a conocer hoy de manera previa al décimo aniversario de la entrada en vigor del acuerdo, el 1 de enero de 2004, el informe busca contribuir a que los países de la región se familiaricen con los posibles efectos del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que negocian los países del continente americano.

"El Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha tenido efectos positivos en México pero éstos podrían haber sido mejores", dijo David de Ferranti, Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. "El libre comercio definitivamente ofrece nuevas oportunidades económicas, pero las lecciones del TLC para otros países que negocian con Estados Unidos apuntan a que el libre comercio por sí solo no es suficiente sin una reforma significativa de las políticas e instituciones".

En la preparación del informe, los autores reconocieron la dificultad en separar el impacto del tratado de la crisis del peso experimentada por México en 1994-95 -- también conocida como la "crisis del tequila" -- del dramático proceso de liberalización de las barreras comerciales que se inició en la década de los ochenta. Pero a través del uso de varios métodos estadísticos fueron capaces de identificar con éxito los efectos específicos del acuerdo.

El informe de 346 páginas calcula que sin el TLCAN, las exportaciones globales habrían bajado aproximadamente en un 25 por ciento; la inversión extranjera directa (IED), la cual fue excepcionalmente alta en 1994-95, habría sido inferior en un 40 por ciento, y el ingreso per cápita mexicano de US$5.920 en el año 2002 habría sido alrededor de un 4 por ciento inferior.

Sin embargo, el estudio sostiene que el TLCAN no basta. Las esperanzas de que México daría pasos agigantados para alcanzar a Estados Unidos se vieron reducidas por la insuficiente inversión en educación, innovación e infraestructura, así como la baja calidad institucional, un término que abarca la rendición de cuentas, la eficacia regulatoria, el control de la corrupción y temas afines.

Más aún, el informe subraya que los beneficios del TLCAN y del comercio, en general, han sido desiguales entre las regiones y sectores.

"El tratado definitivamente conectó aún más a México con la economía más dinámica del mundo, pero el desarrollo del país en el transcurso de la década de los noventa, incluyendo el periodo del TLCAN, fue disparejo" dijo Guillermo Perry, Economista Jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. "Las regiones y los sectores más desarrollados y competitivos se han beneficiado claramente de la liberalización comercial, mientras que aquellos rezagados no lo han hecho. El desafío sigue siendo ampliar los beneficios de una mayor integración a toda la sociedad".

Algunos de los efectos desiguales consignados en el informe son los siguientes:
  • El aumento de los salarios de los trabajadores con niveles más altos de educación en relación con aquellos con niveles más bajos, que comenzó con la liberalización unilateral de la década de los ochenta, en gran parte se mantuvo con el TLCAN.
  • Los estados del norte y del centro crecieron con más rapidez en los años noventa, reduciendo modestamente la brecha de ingresos con los del Distrito Federal, pero los estados más pobres del sur crecieron menos debido a los bajos niveles de educación, infraestructura y calidad de las instituciones locales.
  • Las grandes firmas mexicanas aumentaron su acceso a los mercados de capital del norte ante la restricción del financiamiento interno tras la crisis del tequila, mientras que el crédito se mantuvo restringido para las pequeñas y medianas empresas.
  • En el campo aumentó la productividad de las tierras irrigadas, pero no se benefició la agricultura no exportadora, sin sistema de regadío.


Trabajadores, salarios y empleos
El informe concluye que existen escasas pruebas de los impactos adversos del TLCAN sobre los trabajadores. El mercado laboral se recuperó relativamente rápido tras los trágicos ajustes de la "crisis del tequila" de 1994-95, y el desempleo y los salarios reales volvieron a los niveles de 1994. Los salarios y el desempleo tienden a ser más altos en los estados con niveles superiores de comercio e inversión extranjera directa y la emigración de esos estados es más baja. Los salarios también son más altos en aquellos sectores con más exposición a las importaciones o exportaciones.

"Existen pocas pruebas de que la creciente liberalización comercial haya provocado mayores riesgos para los trabajadores o un aumento en el tamaño del sector informal," dijo William Maloney, coautor del informe y economista principal de la Oficina del Economista Jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. "En términos más generales, el libre comercio ha aumentado la demanda por una mano de obra mexicana más calificada, un desafío ante el cual sistema educacional debe estar preparado."

Crecimiento de la productividad
Debido al TLCAN, el crecimiento de la productividad dio un salto, mientras el tiempo en adoptar tecnologías extranjeras se acortó a la mitad con respecto al periodo previo al acuerdo. Además, el esfuerzo de innovación nacional también aumentó en términos modestos tras el TLCAN, posiblemente debido al fortalecimiento de los derechos de propiedad intelectual.

Agricultura
La mayor sorpresa para los investigadores fue la capacidad de resistencia del sector agrícola ante los cambios, que incluyeron el TLCAN, la eliminación de algunos subsidios de precios en la década de los ochenta, el severo impacto de la crisis de 1995 y la baja a largo plazo de los precios relativos en la agricultura. Aunque no motivados necesariamente por el TLCAN, la producción interna y el comercio de bienes agrícolas aumentó hacia fines de la década de los noventa, creció la productividad de las tierras con regadío, y el subsidio y apoyo a los ingresos provenientes de la agricultura tradicional se hicieron más eficientes.

El informe dice que los agricultures mexicanos, incluyendo aquellos en niveles de subsistencia, no sufrieron un impacto adverso del TLCAN como era el temor general, pero que se requieren mejores políticas para la agricultura no exportadora, sin regadío, particularmente en los estados del sur.

"El tratado ha sido bastante positivo para la agricultura exportadora, pero probablemente ha tenido poco impacto entre los pequeños agricultures de los estados del sur, quienes han sufrido una larga historia de abandono social, político y económico", dijo Daniel Lederman, coautor del informe y economista senior de la oficina del Economista Jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. "Debe haber mejoras en la educación rural, infraestructura, instituciones y políticas de desarrollo rural en general."

El estudio concluye que en general las deficiencias de México en educación e investigación y desarrollo limitan la capacidad del TLCAN en cuanto a posibilitar que el país alcance el nivel de avance tecnológico de los Estados Unidos o, incluso, de países como Corea.

La lección se aplica al resto de la region. "La evidencia internacional sugiere que los esfuerzos de la región en investigación y desarrollo debieran al menos duplicarse", dijo Luis Servén, coautor del informe y especialista principal del Departamento de Reducción de la Pobreza y Gestión Económica del Banco Mundial en América Latina y el Caribe. "La región necesita mejorar la eficiencia de su esfuerzo innovador."

Por lo tanto, los expertos recomiendan reformas que promuvan la estabilidad macroeconómica, mejoren las instituciones y el ambiente para inversiones, y que se construyan sistemas educativos y de innovación que alienten el crecimiento de la tecnología y la productividad. Finalmente, el informe sostiene que el TLCAN sería más efectivo con ciertas modificaciones -permitidas por el mismo acuerdo- en las áreas de reglas de origen para permitir que ciertas industrias mexicanas, como las de textiles y confecciones, entren a Estados Unidos con más facilidad, así como con ciertos cambios en prácticas comerciales injustas relacionadas con antidumping y los aranceles compensatorios.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/86GRYT8H10