Reunión general de las OSC con Robert B. Zoellick y Christine Lagarde

Disponible en: English, Français, العربية

CSO Townhall_1

La reunión general contó con la asistencia de unos 250 representantes de OSC acreditados para las Reuniones Anuales. Participaron Christine Lagarde, (directora gerente del FMI) y Robert B. Zoellick (presidente del GBM). La sesión fue presidida por Ingrid Srinath (secretaria general de CIVICUS) y dos líderes de OSC formularon comentarios de apertura con el fin de enmarcar la discusión: Laila Iskandar (directora gerente de Community and Institutional Development Group de Egipto) y Milwida M. Guevara (presidenta de la Fundación Synergia de Filipinas).

Lagarde hizo una alocución inicial dado que la reunión general se realizó en el FMI y era la primera vez que se reunía con las OSC como directora gerente del organismo. Dio la bienvenida a los representantes de la sociedad civil y destacó el importante papel que esta puede desempeñar en la tarea del desarrollo. Citó el ejemplo de Letonia, donde el Gobierno realizó amplias consultas con las OSC durante la ejecución de su exitoso plan de recuperación económica. La directora expresó su compromiso de aumentar la transparencia del FMI y de continuar el diálogo con estas organizaciones. Por último, la máxima autoridad del FMI dijo a los asistentes que “podían sentirse en casa”.

CSO Townhall _2

Respecto de las políticas del GBM, Laila Iskandar comenzó su intervención señalando que el crecimiento con desigualdad, tal como se practica en Egipto, no conduce a sociedades sostenibles o estables. También afirmó que había llegado el momento de explorar nuevos paradigmas que incluyan cualidades distributivas y prosperidad para todos. Además, planteó la cuestión de las inversiones en combustibles fósiles que generalmente reciben la oposición de las OSC y dijo que estas pueden apoyar al Banco en materia de energía si se financian fuentes de energía renovables y se garantiza que proporcionan beneficios directos para los pobres. Con respecto a las políticas de salvaguardias, Iskandar instó a que las mismas incluyan temas de discapacidad y planteó la preocupación de que el propuesto Programa por Resultados pueda llevar al debilitamiento de tales políticas.

Sobre las políticas del FMI, Milwida M. Guevara felicitó al Fondo por haber terminado con una cultura de confidencialidad. Se necesitan reformas autóctonas para promover modelos de crecimiento incluyentes, que requieren una relación de confianza entre el FMI y las OSC. Con el fin de mejorar estos vínculos es necesario abordar tres aspectos: las expectativas, las limitaciones y las frustraciones. También señaló una serie de frustraciones, como cuando el Fondo debe tratar y negociar con gobiernos corruptos y / o incompetentes. El Fondo debe utilizar su influencia para hacer que los Gobiernos sean más transparentes y participativos y las OSC deben comprometerse a hacer lo mismo donde sea posible.

Lagarde expresó su acuerdo con la mayoría de los planteamientos formulados sobre las políticas del FMI. Destacó que el diseño de programas del organismo está cambiando –para garantizar una mayor dimensión social en el análisis– y que se asegurará de que esto siga de esta manera.

Zoellick recalcó que tanto el GBM como el Fondo tienen como accionistas a 187 Gobiernos, lo cual implica que las dos instituciones tienen que trabajar con y a través de dichos Gobiernos. Si bien esto representa un desafío no excluye poder interactuar con las OSC. De hecho, un reciente estudio del Fondo Japonés de Desarrollo Social determinó que el Banco ha sido capaz de proporcionar US$60 millones directamente a las OSC a través de 26 mecanismos diferentes.

 

CSO Townhall_3

Zoellick describió a la audiencia su plan con el fin de proporcionar capital inicial para la creación de un fondo de apoyo a las OSC y los esfuerzos para atraer a otros donantes (incluidas las fundaciones privadas). Señaló que el Grupo del Banco Mundial creó la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) en 1956 para trabajar con el sector privado y que tal vez era hora de establecer un mecanismo que pueda apoyar a la sociedad civil. Se prevén consultas con las OSC para ayudar a delinear la estructura de gestión del fondo, criterios de elegibilidad, metas y objetivos y políticas operacionales. Estas consultas se iniciarán poco después de las Reuniones Anuales.

Por último, Zoellick también habló sobre el contexto más amplio de todas las actividades que el Banco está llevando a cabo para "democratizar el desarrollo", las que incluyen la iniciativa Datos de libre acceso, la nueva Política de acceso a la información y la preparación de mapas geográficos de todos los proyectos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) para apoyar un examen más estrecho de los proyectos por parte de las OSC y obtener mejores resultados en términos de desarrollo.

CSO Townhall_4

Los participantes de las OSC plantearon una serie de cuestiones durante el debate, entre ellas los impuestos sobre las transacciones financieras, la necesidad de conseguir la opinión de la sociedad civil para la macroevaluación y el análisis social, las políticas sobre cuestiones de género del Banco y el porcentaje de mujeres que ocupan altos cargos en el Fondo y el Banco, el proyecto propuesto para el carbón de Kosovo y la participación del Banco en proyectos de combustibles fósiles, la política del Banco sobre las personas con discapacidad y la necesidad de que el Banco evite el apoyo a las políticas de crecimiento sin empleo.

Para una información completa del debate, vea la transcripción y el video.


Este resumen fue preparado por John Garrison y Nneka Okereke del Equipo de Sociedad Civil del Banco Mundial. Si tiene comentarios o preguntas al respecto, envíe un mensaje a:  civilsociety@worldbank.org.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/FGJJRK6QU0