Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Paludismo (Malaria)

Disponible en: العربية, 中文, Français, English
Mapa de distribución del paludismo endémico

Mapa de distribución del paludismo endémico i

-- Enlaces relacionados --
Programa reforzado de lucha contra el paludismo en África i
Lucha contra el paludismo: Benin | Camerún | Etiopía
Paludismo en África: Galería fotográfica
Alianza mundial para hacer retroceder el paludismo i
Programa mundial contra el paludismo i
Proyectos relacionados con enfermedades transmisibles
Documentos e informes relacionados con paludismo
Noticias sobre salud, nutrición y población
 Expertos del Banco Mundial: i
Olusoji Adeyi
Suprotik Basu

Hoy en día, el paludismo es prevenible y existen tratamientos para combatirlo. Sin embargo, se calcula que cada año muere un millón de personas a causa del mal, en su mayoría niños menores de cinco años y mujeres embarazadas. La enfermedad sigue siendo uno de los mayores obstáculos para alcanzar varios de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) en África.

Cifras básicas

  • Unos 3.000 niños fallecen cada día debido al paludismo.
  • Un 90% de las muertes ocurre en África.
  • Se calcula que la enfermedad hace perder a África unos US$12.000 millones de su producto interno bruto (PIB) y atenúa el crecimiento de éste en hasta un 1,3% cada año.

Temas clave

En momentos en que se debilita el desarrollo de África, es más importante que nunca reducir la carga que impone el paludismo en su expansión económica. Como resultado de la desaceleración en el mundo, los gobiernos pueden verse obligados a destinar menos recursos para sus metas en materia de salud. Las últimas proyecciones para 2009 indican que debido a las menores tasas de crecimiento, unos 90 millones de personas más de lo que se pensaba antes de la crisis quedarán atrapadas en situación de pobreza extrema (PIB per cápita inferior a US$1,25 al día). Además, nuevos estudios muestran que un crecimiento más bajo también ralentizará drásticamente los avances en la reducción de la mortalidad infantil.

La salud y la pobreza están estrechamente ligadas; solucionar el problema del paludismo en este continente puede contribuir a evitar que millones de africanos sean aún más pobres. En estos tiempos difíciles, es indispensable contar con flujos de asistencia y financiamiento seguros para poder ayudar a que los países amplíen significativamente sus esfuerzos destinados a alcanzar los objetivos1 de controlar el paludismo, y finalmente erradicarlo, antes de 20101. En dicho contexto, el Banco Mundial debe seguir dispuesto a otorgar ayuda financiera flexible y segura para cubrir déficits de financiamiento, como lo hizo en Etiopía y Tanzanía y, más recientemente, en Nigeria. La institución seguirá trabajando en estrecha colaboración con sus asociados para armonizar los esfuerzos de los donantes y de los países en tareas destinadas a fortalecer la capacidad en adquisiciones, cadenas de suministro, ejecución y supervisión y evaluación.

El Programa reforzado

El Programa reforzado de la lucha contra el paludismo fue lanzado en 2005 con una duración de 10 años con el objetivo de fortalecer el compromiso del Banco Mundial en la lucha contra el paludismo. Mediante esta iniciativa, se aumenta sustancialmente el apoyo técnico y financiero, se acelera el diseño y la ejecución de programas de control de la enfermedad, se incrementa la cobertura y rápidamente se mejoran los resultados. Durante la Fase I, que terminó en junio de 2008, el Banco comprometió US$455,2 millones mediante asistencia de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y fondos fiduciarios. Esta cifra es nueve veces mayor que el monto total desembolsado en 2000-05.

Este programa contribuyó considerablemente al avance en este ámbito en Benin, República Democrática del Congo, Etiopía, Nigeria y Zambia. Actualmente, un total de 18 países ejecuta programas reforzados de lucha contra el paludismo, entre ellos se cuenta uno por US$13,5 millones aprobado el 16 de abril de 2009 para Mozambique.

La Fase II -diseñada en colaboración con la Alianza para Hacer Retroceder el Paludismo (RBM, por sus siglas en inglés) y los países beneficiarios- se extiende entre el 1 de julio de 2008 y el 30 de junio de 2011. Esta etapa se lanzó oficialmente en diciembre de 2008 con el objetivo de otorgar US$1.125 millones en asistencia de la AIF, según la demanda de cada país, y será más estratégica ya que pondrá énfasis en las ventajas comparativas del Banco y seguirá trabajando sobre la base de los éxitos y las experiencias aprendidas en la fase inicial.

Además, la Fase II tiene cinco pilares fundamentales que reflejan las necesidades los países y el acuerdo de los asociados del Banco sobre cómo capitalizar sus ventajas comparativas para apoyar el control y la erradicación del paludismo. En ella se presta especial atención a Nigeria y la República Democrática del Congo, que en conjunto explican el 40% de la carga del paludismo en África. En junio de 2009, el Directorio Ejecutivo aprobó una ayuda de US$100 millones para Nigeria (país que actualmente ejecuta un proyecto de US$180 millones en el marco de la Fase I del programa).

Finalmente, la segunda etapa conlleva respaldo para un gran proyecto regional destinado a abordar los temas de vigilancia, resistencia a los fármacos y a los insecticidas, control fronterizo de vectores y otras materias estrechamente relacionadas con la erradicación del paludismo en el continente africano.

Asociaciones y actividades de los donantes

El Banco Mundial ya juega un rol fundamental en varias áreas clave de la alianza RBM, la cual apoya los amplios esfuerzos de alcanzar los ODM para 2010.
En ese ámbito, la institución es responsable de liderar la armonización de los esfuerzos de los donantes destinados a respaldar programas nacionales de lucha contra el paludismo en Nigeria y República Democrática del Congo y encabeza la labor técnica de los equipos de trabajo de Economía y Finanzas del Grupo para la erradicación del paludismo. De igual manera, el Banco brinda un sólido apoyo técnico y es miembro del equipo de trabajo de la iniciativa Centro de medicamentos asequibles para el paludismo (AMFm, por sus siglas en inglés), el Grupo de referencia sobre supervisión y evaluación (MERG, por sus siglas en inglés), el Grupo de trabajo sobre armonización, el Grupo de trabajo sobre mosquiteros tratados con insecticida de larga duración (LLIN, por sus siglas en inglés), el Equipo de trabajo sobre financiamiento y el Equipo de trabajo sobre cadenas de suministro de la RBM.

Además, el Banco participa en los procesos de toma de decisiones estratégicas sobre los productos básicos relacionados con el paludismo; capta la atención de nuevos asociados como el sector privado (ExxonMobil), fundaciones y la Federación de Rusia para financiar las actividades de lucha contra el paludismo, y promueve el diálogo para incorporar nuevos socios a esta tarea.

Próximos pasos

Para ejecutar la Fase II del programa será indispensable acumular suficientes fondos en la decimoquinta reposición de recursos de la AIF, dadas las expectativas creadas entre los asociados y los países de que el Banco continuará liderando la lucha actual contra el paludismo.

Contacto:
Herbert Boh
hboh@worldbank.org

Actualizado en septiembre de 2009


[1] Las metas para el año 2010 fijadas por el Secretario General de Naciones Unidas (ONU) instan a la cobertura universal de intervenciones efectivas de control del paludismo para cualquier persona en riesgo de sufrir la enfermedad.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/8RZNTGR9A0