Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Situaciones de fragilidad y conflicto

Disponible en: English, العربية, Français, русский
Países afectados por conflictos
-- Enlaces relacionados --
ib-youthSeis temas estratégicos: Estados frágiles y en situación posterior a un conflicto
ib-youthLa AIF en acción: Posconflicto y estados frágiles
ib-youthProyectos relacionados con prevención de conflictos y reconstrucción post-conflictos
ib-youthDocumentos e informes relacionados con conflicto y desarrollo
ib-youthNoticias sobre conflicto y desarrollo
ib-youthSitio web: Países frágiles y afectados por conflictos i
Experta del Banco Mundial: i
Sarah F. Cliffe

PANORAMA GENERAL

  • Más de 1500 millones de personas viven en países afectados por actos de violencia y conflictos.
  • En dichas naciones, las tasas de pobreza son 20 % más altas y, cada año, la violencia organizada frena la reducción de la pobreza en casi 1 punto porcentual.
  • Para 2030, se estima que el 40 % de los pobres del mundo vivirá en Estados frágiles y afectados por conflictos.
  • Las situaciones de fragilidad y los conflictos son responsables de:
    • un tercio de las muertes por VIH/sida en los países pobres;
    • un tercio de la población total que carece de acceso a agua potable;
    • un tercio de los niños que no completan la escuela primaria, y
    • la mitad de las muertes infantiles.
  • A pesar de los enormes desafíos en este ámbito, se han logrado avances importantes: 20 Estados frágiles y afectados por conflictos han cumplido con uno o dos objetivos de desarrollo del milenio (ODM) y otras seis naciones están en vías de lograr alguno  antes del plazo de 2015.
  • Desde 2000, la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los países más pobres, ha entregado más de US$25 000 millones en asistencia para estos países, además de US$4000 millones en concepto de alivio de la deuda.

Apoyo al nuevo acuerdo y a los países frágiles del Grupo de los Siete+ (g-7+)

Abordar la pobreza y el desarrollo en los Estados frágiles y afectados por conflictos es fundamental para cumplir con la meta del Grupo del Banco Mundial de terminar con la pobreza extrema a más tardar en 2030. En el Informe sobre el desarrollo mundial 2011: Conflicto, seguridad y desarrollo (i) se instó a un cambio en el enfoque que la comunidad del desarrollo tiene respecto de las situaciones de fragilidad y conflicto, sobre la base de la premisa de que la violencia y otras dificultades no se pueden resolver con soluciones parciales o a corto plazo cuando no existen instituciones que garanticen la seguridad, la justicia y el trabajo.

Ahora, después de más de dos años del Nuevo Acuerdo de Busan de 2011, que enunció una nueva visión para apoyar los objetivos de consolidación de la paz y del Estado, 34 países y seis organizaciones internacionales han respaldado el marco hasta abril de 2014. El Nuevo Acuerdo establece que la consolidación de la paz y del Estado son prerrequisitos para el logro de los ODM y hace que  los firmantes se comprometan con la transparencia, la participación en el riesgo, el uso de los sistemas nacionales, el fortalecimiento de las capacidades y la ayuda oportuna y predecible. Entre los países que han apoyado este enfoque se encuentran donantes industrializados y Estados frágiles y afectados por conflictos, algunos de los cuales registran enfrentamientos en la actualidad. Los países frágiles también se pronuncian en forma colectiva a través del g-7+.

El presidente del Grupo del Banco Mundial se reúne regularmente con el g-7 + para abordar temas como la formación de capacidades, lograr que las industrias extractivas beneficien a los pobres y apoyar de la mejor manera a los Estados cuando entran en crisis, como es el caso de la República Centroafricana y Sudán del Sur. En ambas situaciones, el Grupo del Banco se comprometió a continuar colaborando con esos países, como un reflejo del importante principio del Nuevo Acuerdo referido al establecimiento de  flujos de ayuda previsibles y participación sistemática.

La mayor promoción para atraer más atención sobre este tema también ha dado lugar a un compromiso por parte de la AIF de aumentar en cerca de 50 % su proporción de recursos destinados a los países frágiles durante los próximos tres años, ayudándolos a avanzar hacia una situación de estabilidad y medios de vida equitativos para sus ciudadanos. La unidad del Banco especializada en conflictos —el Centro de Conflicto, Seguridad y Desarrollo (CCSD)—, que próximamente será denominada Unidad de Fragilidad, Conflicto y Violencia (FCV, por sus siglas en inglés), también está intensificando su labor en áreas de especial interés para estos países, como el uso equitativo de las ganancias de las industrias extractivas, en especial dado que al menos el 80 % de los países considerados frágiles son ricos en minerales y carbono. Igual de importante es el desafío de crear empleos, ya que muchas de estas naciones tienen una elevada población juvenil y un fondo fiduciario apoyado por la Unión Europea ayudará a que el Grupo del Banco Mundial amplíe sus esfuerzos en este ámbito. Otra área es el apoyo a la formación institucional para que el buen gobierno se convierta en una piedra angular de las estructuras estatales emergentes y los ciudadanos empiecen a confiar en el Estado.

Como parte de su apoyo a la estrategia de los países que enfrentan situaciones de conflicto, el CCSD trabajó recientemente en la Región de los Grandes Lagos, el Sahel y el Cuerno de África, así como en países fuera de la región de África al sur del Sahara, como Yemen, Siria, las Islas del Pacífico y Myanmar. Hay investigaciones en curso sobre la función del conflicto en regiones como el Sahara, África occidental y el Cuerno de África cuyo propósito es ayudar al Grupo del Banco Mundial a comprender mejor los contextos regionales de fragilidad, conflicto y violencia.

Centro de Conflicto, Seguridad y Desarrollo

Para ratificar su compromiso con estas naciones, en febrero de 2012 el Grupo del Bando Mundial inauguró el Centro de Conflicto, Seguridad y Desarrollo (CCSD), que tiene como objetivo  fortalecer el trabajo que realiza la institución en los Estados frágiles y afectados por conflictos y aprovechar años de experiencia obtenida en estas situaciones tan complejas. El CCSD está conformado por personal que tiene vasta experiencia en el tema y en diferentes sectores básicos, como conflicto y violencia, buen gobierno, protección social, género, desarrollo del sector privado, gestión financiera, y seguimiento y evaluación. El Centro tiene sedes en Nairobi y en la ciudad de Washington, lo cual permite que su personal se desempeñe en dos zonas horarias de modo de facilitar el apoyo oportuno a los países que enfrentan situaciones de fragilidad y conflicto. Esta entidad también funciona como un punto global para conectar a quienes trabajan en esta área en todo el mundo, difundir conocimientos y compartir recursos con clientes y profesionales de este campo y ayudar a mejorar el desarrollo en estos países. A partir de julio de 2014, el CCSD será una de las cinco “áreas de soluciones transversales” prioritarias, lo cual refleja la nueva estrategia del Grupo del Banco Mundial diseñada para lograr una mayor eficacia e impacto en temas considerados esenciales para el desarrollo y la lucha contra la pobreza. La Unidad de Fragilidad, Conflicto y Violencia se basará en la labor del CCSD y profundizará los conocimientos técnicos de la institución en evaluaciones sobre la fragilidad, lo que servirá para armonizar las estrategias de desarrollo de los países con el conocimiento de las causas de los conflictos en las sociedades y la forma en que las iniciativas de desarrollo son diseñadas para abordar estos “factores generadores del conflicto”.

Para saber más acerca de la labor del Banco Mundial en los Estados frágiles y afectados por conflictos, visite: www.worldbank.org/FCS. (i)
Para saber más sobre la función de la AIF en los Estados frágiles y afectados por conflictos, visite: http://www.worldbank.org/ida/papers/ABCs/ABC-IDA-FCS-Es.pdf

Contacto:
Ciudad de Washington
Dale Lautenbach
(202) 473-3405
dlautenbach@worldbank.org

Actualizado en marzo de 2014




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/4RID3HUNW0