Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Inclusión financiera, microfinanciamiento y financiamiento de las pymes

Disponible en: Français, English, العربية, 中文, русский
Microfinanciamiento
-- Enlaces relacionados --
microfinance-pic

Grupo Consultivo de Ayuda a la Población más Pobre (CGAP) (i)

microfinance-pic

Banco Mundial: Inclusión financiera (i)

microfinance-pic

IFC: Acceso a servicios de asesoría financiera (i)

Panorama general:

Según cálculos, cerca de 2500 millones de adultos hoy en día se encuentran excluidos del sistema financiero, mientras que 80 % de quienes viven con menos de US$2 al día no tienen cuentas en ninguna institución financiera . Esto retrasa el cumplimiento de los objetivos del Grupo del Banco Mundial de poner fin a la pobreza extrema a más tardar en 2030 y aumentar los ingresos del 40 % más pobre de la población.

La base de datos sobre inclusión financiera en el mundo (Global Findex) (i) del Banco Mundial señala que tres cuartas partes de los pobres del mundo no tienen cuenta bancaria debido a la pobreza, los costos, las distancias de viaje y, a menudo, los difíciles requisitos que se necesitan cumplir para abrir una cuenta. Solo el 25 % de los adultos que ganan menos de US$2 al día ha ahorrado alguna vez en una institución financiera formal. La falta de servicios bancarios está vinculada con la desigualdad de ingresos: el 20 % de los adultos más ricos de los países en desarrollo tiene el doble de probabilidades de tener una cuenta formal.

El aumento del acceso al financiamiento responsable (i) incide de manera positiva en:

  • El acceso de los hogares, puesto que permite a las familias construir una base de activos, gestionar riesgos y normalizar el consumo. Cada vez más pruebas demuestran que cuando las necesidades de los clientes pobres coinciden con los servicios adecuados, estos pueden aumentar los ingresos y mejorar los resultados en salud y educación, permitiendo que los niños puedan asistir a la escuela y que las familias puedan tener alimentos regularmente.
  • Las micro y pequeñas y medianas empresas (pymes), que en conjunto son la principal fuente de empleo en muchos países de ingreso bajo. Sin embargo, su crecimiento suele verse obstaculizado por la falta de servicios crediticios y de ahorro que les permitiría a ellas invertir en capital fijo, mejorar su volumen de negocios y dar empleo a más personas. Estas empresas también requieren servicios de ahorro, seguros y pagos para manejar mejor los riesgos y hacer nuevas inversiones. Cerca de 200 millones de negocios formales e informales en los países en desarrollo no cuentan con el financiamiento que necesitan para crecer, con una brecha que bordea entre US$2,1 billones y $2,6 billones en el caso de las pymes en las economías en desarrollo. Esa suma es cercana a un tercio del actual crédito pendiente de las pymes.
  • En el fortalecimiento del crecimiento y la reducción de la desigualdad, gracias a la ayuda de sistemas financieros más universales e integrados. La inclusión financiera es una de las prioridades permanentes del Grupo de los Veinte (G-20) en materia de políticas públicas por lo cual ha ayudado a establecer la Alianza Mundial para la Inclusión Financiera (i) (GPFI, por sus siglas en inglés). Los asociados ejecutores de esta iniciativa son el Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Grupo Consultivo de Ayuda a los Pobres (CGAP). La Alianza Mundial para la Inclusión Financiera y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) fueron designados como los asociados a cargo de la ejecución.

En las últimas décadas, han surgido diversos tipos de proveedores de estos servicios para los pobres que ofrecen nuevas oportunidades: organizaciones no gubernamentales (ONG), cooperativas, instituciones de desarrollo comunitarias (como grupos de autoayuda y cooperativas de ahorro y crédito), bancos comerciales y estatales, empresas de seguros y emisores de tarjetas de crédito, servicios de telecomunicaciones y remesas, oficinas de correo y otros puntos de venta.

Los sistemas financieros pueden mejorar la eficiencia y reducir los costos de las intervenciones mediante políticas públicas. Por ejemplo, el programa Bolsa Familia de Brasil empezó a pagar los beneficios entregados por el Gobierno mediante una tarjeta electrónica. Como resultado, el costo de las transacciones bajó en 12,1 % y generó un ahorro de miles de millones de dólares. El dinero móvil –es decir, servicios de pagos y ahorros a través de teléfonos celulares– es un medio particularmente prometedor para disminuir drásticamente los costos. Además, permite llegar a más personas que viven en zonas alejadas y es más seguro y conveniente.

La labor del Grupo del Banco Mundial

Dentro del Grupo del Banco Mundial, diferentes instituciones trabajan de manera conjunta a favor de la inclusión financiera responsable:
En concordancia con la visión del presidente Jim Yong Kim de lograr el acceso universal antes de 2020, el Banco Mundial (i) trabaja con Gobiernos y organismos reguladores para ofrecer asesoría sobre políticas, datos y diagnósticos, asistencia técnica para emprender reformas legales y regulatorias, desarrollo institucional, distribución de riesgos y financiamiento.

El Banco Mundial mantiene una cartera activa de financiamiento para la inclusión financiera de US$4300 millones, con unos US$2900 millones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y US$1400 millones en recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), en 117 proyectos de financiamiento en al menos 70 países. Además, tiene proyectos de asistencia técnica en más de 100 naciones, los que incluyen asistencia técnica y asesoría para reformas, formación de capacidades e instituciones, desarrollo de sistemas, datos e informes analíticos e intercambio de conocimientos.

Con el liderazgo del grupo de prácticas mundiales sobre inclusión financiera e infraestructura y su red internacional de más de 170 expertos, la institución adopta un enfoque global en su trabajo en esta materia con Gobiernos y reguladores.

La institución apoya el acceso mejorado a una serie de productos y servicios financieros mediante: i) reformas normativas y regulatorias para las finanzas de las microempresas y pymes; ii) creación de una infraestructura financiera sólida y eficiente para pagos, financiamiento de las cadenas de suministro, información sobre créditos y marcos de garantía; iii) innovaciones para llegar a los hogares más pobres, por ejemplo, vinculando a cuentas financieras los pagos del Gobierno a las personas, y iv) finanzas responsables a través de capacitación financiera y protección del consumidor. Además, el Banco se asocia con los países para respaldar las estrategias nacionales en materia de inclusión financiera y proporciona datos, asistencia técnica, financiamiento y formación de capacidades para colaborar en la ejecución y sostenibilidad de las iniciativas.

Otro ámbito de asistencia es la aplicación de reformas de políticas y regulaciones, el desarrollo de infraestructura financiera y otras medidas que catalicen financiamiento, conocimientos técnicos e innovación del sector privado, y el uso de mecanismos digitales para la prestación de servicios, lo que redunda en que una amplia variedad de servicios financieros –como pagos, ahorros, seguros y créditos– queden a disposición de hogares de ingreso bajo y pymes que no usan o utilizan muy poco los servicios bancarios. El objetivo es acelerar la inclusión financiera con compromisos favorables con los países según el nuevo marco de apoyo a la inclusión financiera (FISF, por sus siglas en inglés), que fue anunciado por la directora gerente, Sri Mulyani Indrawati, en el evento del Banco Mundial, IFC y el G-20 “Mujer y Finanzas”, durante las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y del FMI.

Las encuestas generales del Banco aportan datos y conocimientos sobre inclusión financiera. Entre ellas destacan la base datos sobre inclusión financiera en el mundo (Global Findex), (i) un estudio de la Fundación Bill y Melinda Gates, ejecutado en conjunto con Gallup, en el que participaron cerca de 150 000 personas de 148 países, y la Encuesta mundial sobre sistemas de pago, que abarca infraestructura financiera vinculada con pagos y dinero móvil existente en 142 países. Con apoyo del Banco, se realizan en todo el mundo diagnósticos y encuestas sobre el desarrollo del sector financiero, financiamiento de las pymes y protección de los consumidores a nivel de los países.

IFC

El objetivo de IFC en cuanto al microfinanciamiento es ampliar el acceso a varios servicios financieros de alta calidad para poblaciones sin cobertura, aprovechando al máximo su impacto en el desarrollo y garantizando la sostenibilidad institucional. IFC logra este objetivo combinando con eficacia inversión y servicios de asesoría para diversos intermediarios financieros. La Corporación es el principal inversionista del Grupo del Banco Mundial en microfinanciamiento y trabaja con 314 instituciones de microfinanciamiento y financieras orientadas a las pequeñas y medianas empresas (pymes), que otorgan préstamos en 90 países. Además, es uno de los líderes mundiales en inversiones en términos de volumen. En el ejercicio de 2013, comprometió US$402 millones en 51 proyectos con instituciones de microfinanciamiento. La cartera de inversiones acumulativa de IFC en microfinanciamiento superó los US$3000 millones, con compromisos pendientes por US$1450 millones. En el ejercicio de 2013, los servicios de asesoría de IFC alcanzaron una suma de US$66,2 millones y se destinaron a 73 proyectos.

El alcance de IFC en el ámbito del desarrollo fue notable en el año calendario de 2013. La Corporación llegó a 41 millones de clientes de microfinanciamiento y a más de 1 millón de clientes de las pymes. Sus servicios de inversión y asesoría facilitaron una cifra estimada de 11,6 millones de préstamos en microfinanciamiento; 210 000 préstamos para financiamiento de la vivienda, y 2,7 millones de préstamos para las pymes, por un total de US$11 400 millones, US$7300 millones y US$91 300 millones pendientes, respectivamente.

IFC ayuda, además, a aumentar la inclusión financiera mejorando la infraestructura relacionada. Cumple una función activa en la entrega de asesoría a instituciones de microfinanciamiento y en la creación o fortalecimiento de sistemas sólidos y completos de información crediticia, como las oficinas de crédito, que son fundamentales para evitar el sobreendeudamiento y respaldar las prácticas crediticias responsables. A través de su Programa Mundial de Información Crediticia, IFC creó sistemas de información crediticia o mejoró los ya existentes en más de 30 países y promovió leyes pertinentes en 33 naciones.

La atención de IFC está en crear y respaldar instituciones de microfinanciamiento comercialmente viables que puedan atraer el capital privado necesario para ampliar y responder a la demanda no satisfecha. En ese sentido, juega un rol importante al demostrar la importancia del microfinanciamiento comercial y promoverlo como tipo de activo para los inversionistas institucionales privados. Desde sus iniciativas pioneras en este ámbito a principios de la década de 1990, IFC sigue siendo líder en innovación en microfinanciamiento, usando los avances tecnológicos, los productos financieros y las políticas para ayudar a las instituciones financieras a llegar a un mayor número de personas de una manera más eficaz en función de los costos.

El trabajo del Grupo Consultivo de Ayuda a los Pobres (CGAP) (i) está enfocado en lograr un mundo donde todos dispongan de los servicios financieros que necesitan para mejorar su vida. El CGAP desarrolla soluciones innovadoras para la inclusión financiera a través de investigación práctica y un compromiso activo con proveedores de servicios financieros, autoridades a cargo de la formulación de políticas y fuentes de financiamiento. Creado en 1995 y con sede en el Banco Mundial, el CGAP combina un enfoque pragmático frente al desarrollo del mercado con una plataforma basada en pruebas para promover el acceso de la población pobre al financiamiento y así mejorar sus condiciones de vida. Su red mundial de miembros incluye a más de 30 organismos de desarrollo, fundaciones privadas y Gobiernos que comparten la visión común de mejorar la vida de los pobres a través de un mejor acceso a servicios financieros.

El CGAP es ampliamente reconocido como una fuente líder de conocimientos sobre inclusión financiera, que ofrece información crucial mediante publicaciones (i) emblemáticas y recursos en línea, como el Portal de Microfinanzas y el Blog de CGAP. (i)

Los proyectos de CGAP abarcan temas que van desde la creación de nuevos modelos empresariales para la banca móvil hasta la promoción de marcos de políticas eficaces para bancos sin sucursales. El Grupo también dirige un novedoso programa mundial para tratar de entender cómo sincronizar las redes de protección social, los medios de sustento y el microfinanciamiento para generar vías que permitan salir de la pobreza extrema a los más pobres.

Contactos:
Nicole Frost
Banco Mundial
(202) 458-0511
nfrost@worldbank.org

John McNally
Servicios de inversión de IFC
(202) 458-0723
jmcnally@ifc.org

Sona Panajyan
Servicios de asesoría de IFC
(202) 473-9751
spanajyan@ifc.org

Sue Pleming
CGAP
(202) 473-3136
spleming@worldbank.org

Actualizado en marzo de 2014




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/U1I49BKFS0