Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Enviar remesas a casa

Disponible en: English, العربية, русский, 中文, Français
Recursos
Información relacionada
Artículo: Perspectivas para la Economía Mundial
Artículo: Enviar remesas a casa
Comunicado de prensa: La migración puede aumentar el bienestar y reducir la pobreza, según Perspectivas para la Economía Mundial 2006
Informe: Perspectivas para la Economía Mundial 2006
Resumen de las perspectivas mundiales  (PDF)

Entrevistas en Audio
Dilip Ratha, coautor del informe habla sobre la migración y  las remesas  (mp3) i
Hans Timmer, coautor del informe habla sobre el panorama económico (mp3)  i
16 de noviembre, 2005-- Este año, los emigrantes enviaron oficialmente más de US$167.000 millones a sus familias en los países en desarrollo - una cifra que duplica con creces el nivel de la ayuda internacional.

Esta es una de las conclusiones del informe anual Perspectivas para la Economía Mundial 2006, titulado Las consecuencias económicas de las remesas y la migración

Pero en el informe se señala que la cifra de US$167.000 millones - el doble que hace cinco años - no revela el verdadero alcance de las remesas enviadas al mundo en desarrollo ya que muchos emigrantes envían dinero a través de canales no oficiales.

El informe dice que las remesas a través de canales informales podrían agregar al menos un 50% al cálculo oficial, lo cual convertiría a las remesas en la mayor fuente de capital externo en muchos países en desarrollo.

En general, tanto los países desarrollados como en los países en desarrollo, las remesas a nivel mundial superaron los US$232.000 millones este año.

"En términos de dólares, los documentos oficiales indican que la India recibió la mayor cantidad en remesas, seguida por China, México, Francia y Filipinas", dice Dilip Ratha, uno de los coautores del informe.

"Pero en términos de porcentaje del producto interno bruto (PIB), son los países más pequeños, como Tonga, Moldova y Lesotho, los mayores receptores de remesas."

Una fuerza poderosa

Francois Bourguignon,el Primer Vicepresidente y Primer Economista, Economía del Desarrollo, del Banco, señala que dado que el número de emigrantes a nivel global está llegando ahora a casi 200 millones, "su productividad y sus ganancias constituyen una fuerza poderosa para la reducción de la pobreza."

“Las remesas, en particular, es un medio importante para salir de la pobreza extrema para mucha gente", comenta.

Ratha dice que el informe muestra que las remesas han contribuido a reducir los niveles de pobreza en países de ingreso bajo, según datos de las encuestas por hogares. 

"El análisis revela que las remesas pueden haber reducido la pobreza en unos 11 puntos porcentuales en Lesotho; en cinco puntos porcentuales en Ghana y en seis puntos porcentuales en Bangladesh", agrega.

Beneficios de la migración

El informe indica que una mayor emigración de trabajadores no calificados de los países en desarrollo a los países desarrollados podría aportar una "contribución significativa" a la reducción de la pobreza.

Señala que un aumento de emigrantes que incremente en un tres por ciento la fuerza laboral en los países de ingreso alto en el año 2025, podrían elevar los ingresos reales a nivel global en un 0,6% o US$356.000 millones.

El informe agrega que los países en desarrollo tendrían grandes beneficios - a tal punto que rivalizarían con los beneficios potenciales de la reforma global del comercio de mercancías.

El informe sostiene que la forma más factible de aumentar dicha emigración sería a través de programas de migración administrada entre los países desarrollados y aquellos en vías de desarrollo, en los que se combinara la migración temporal de trabajadores no calificados con incentivos para su regreso.

"Los programas de migración administrada, entre ellos, las visas de trabajo temporal para emigrante no calificados en países industrializados, podrían ayudar a aliviar los problemas vinculados con las grandes corrientes de emigrantes irregulares, y permitir un mayor movimiento de trabajadores temporales", dice Uri Dadush, director del Grupo de análisis de las perspectivas de desarrollo del Banco, encargado de preparar el informe Flujos mundiales de financiamiento para el desarrollo.

"Esto contribuiría a una importante reducción de la pobreza en los países de los cuales proceden los emigrantes, entre los mismos emigrantes y sus familias y, a medida que aumentan las remesas, en la comunidad en general".

En el informe se señala que los programas de migración temporal tienen varias ventajas, entre ellas, aliviar las tensiones sociales al restringir el asentamiento permanente, así como limitar la posible carga que esto supone para el erario público, ya que los emigrantes tienen un trabajo garantizado.

A su vez, el informe propugna estrategias destinadas a que algunos países eviten la fuga de cerebros - la pérdida de una gran cantidad de profesionales altamente calificados que emigran a los países ricos.

Señala que los países pueden ayudar a contener el éxodo de profesionales clave si mejoran las condiciones laborales en los trabajos públicos e invierten en investigación y desarrollo. Para alentar el regreso de emigrantes calificados, el informe destaca que los países deben identificar las oportunidades de trabajo para ellos, permitir la doble nacionalidad y asegurar que las prestaciones del seguro social sean transferibles.
 
Reducción de costos

Dada la considerable cantidad de emigrantes que envían dinero a sus hogares en el mundo en desarrollo, el informe pide que se reduzcan los costos relacionados con el envío de remesas. Las comisiones que cobran los proveedores de servicios de remesas varían a menudo entre el 10% y el 15% para las remesas pequeñas que realizan, por lo general, los emigrantes pobres.

"Estas elevadas comisiones consumen una gran parte de los ahorros de los emigrantes, al igual que los fondos que envían a gente esencialmente pobre", dice Ratha.

"Una reducción en los costos de las remesas puede traducirse en un aumento de los ahorros de los emigrantes, y resultar en mayores flujos de dinero a los países en desarrollo - a la gente pobre".

El informe sostiene que al bajar los costos de las remesas, se reducirá concomitantemente el número de personas que recurren a medios no oficiales para enviar dinero a sus hogares, siendo ésta una forma más eficaz que tratar de regular los así llamados “servicios informales”.

Mientras que las regulaciones son necesarias para frenar el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, dichas regulaciones se deben ejecutar de tal modo que no interfieran con el objetivo de reducir los costos de las remesas, agrega el informe.

El informe se opone a la intención que han manifestado los gobiernos de gravar las remesas y recomienda, en su lugar, que traten las remesas como cualquier otro ingreso privado.

“Las remesas son salarios que los emigrantes han ganado con el sudor de su frente que, en la mayoría de los casos, ya han sido gravados", dice Bourguignon. "No deberían ser gravados otra vez y los gobiernos no deberían tratar de contarlas como ayuda para el desarrollo."

 




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/M8Y4I1R5Q0