Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Hacia una educación de calidad en Perú

Disponible en: 中文, русский, العربية, Français, English

6 de julio, 2006—En una sala de clases en Lima, Perú, un alumno de segundo grado sostiene un libro e intenta leer. Su voz es dubitativa y vacilante. Retuerce nerviosamente sus manos mientras tropieza con las letras y trata de juntarlas para formar palabras completas.

A mucha distancia, en las montañas de Cuso, una niña de siete años lee con mucha seguridad el mismo texto en su idioma nativo, el quechua. Luego, lo lee por segunda vez en español.

Aquí, en el aislado poblado de Ccochapata, no influyó que la niña tuviera que recorrer mucho para llegar a la escuela o que la escuela tuviera un único maestro para instruir a cuatro grados.

Dominio de la lectura
Grado 2: 60 palabras/min
Grado 3: 90 palabras /min
Grado 4: 110 palabras /min

La niña, alumna de segundo grado, no tuvo dificultad alguna para batir la norma de 60 palabras por minuto establecida por quienes propician la alfabetización infantil en todo el mundo.

Su dominio de la lectura en dos idiomas –y la falta de fluidez del niño limeño en uno– se muestra en un vídeo producido como parte de un proyecto financiado por el Banco Mundial y el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DfID).

El vídeo y su mensaje, que la calidad de la educación es tan importante como la cantidad, formó parte de los esfuerzos realizados por el equipo de trabajo del Banco Mundial en Perú para poner en el tapete el problema de la alfabetización durante la campaña presidencial del país, señala Daniel Cotlear, jefe sectorial del Banco Mundial para el departamento geográfico de Perú.

“Principalmente buscábamos que los candidatos incluyeran el tema en su programa”, explica.

Los esfuerzos del equipo fueron bastante fructíferos, ya que consiguieron que tres de los cuatro candidatos convirtieran la educación en un tema electoral durante la campaña que terminó con la elección del ex Presidente Alan García el pasado 5 de junio, comenta Cotlear.

Calidad versus cantidad

En los últimos años, Perú ha conseguido grandes progresos en cuanto a enviar a los niños a la escuela y, de hecho, más niños peruanos asisten a la escuela en comparación con las tasas de muchos países de niveles similares de ingreso, afirma Cotlear.

Sin embargo, el objetivo de aumentar el acceso a la educación se cumplió en parte “a costa de reducir los estándares de calidad; finalmente, se lograron altos niveles de cobertura, pero con muy baja calidad”, explica.

“Principalmente buscábamos que los candidatos incluyeran el tema en su programa”, dice Daniel Cotlear, jefe sectorial del Banco Mundial para el departamento geográfico de Perú.

En el marco de un proyecto financiado conjuntamente por el Banco y el DfID, denominado RECURSO (y también Proyecto de Gobernabilidad y Responsabilidad en los Sectores Sociales Descentralizados de Perú), el tema se analizó como parte de un estudio más general sobre cobertura y calidad que no sólo incluía educación, si no también salud y asistencia social.

De los 136 niños de segundo grado seleccionados aleatoriamente para el vídeo, el 35% no fue capaz de leer ni una sola palabra.

No obstante, 80% de los padres encuestados dijeron estar muy satisfechos con la calidad de la escuela de sus niños, señala Cotlear.

“El problema radica en que nadie realmente podía medir la calidad de la educación”, dice. “Para que los padres y los electores sean capaces de exigir educación de mayor calidad, tiene que haber un medio para medir esa calidad”.

Resistencia de parte de los educadores

Según Cotlear, el equipo del Banco estuvo todo un año “procurando que los educadores generaran una norma, algo fácil de medir y de entender por parte de los padres y los electores”.

Sin embargo, fue una labor complicada que tampoco resultó más fácil en otros países andinos, afirma. “Habitualmente encontramos mucha resistencia de parte de los educadores para generar normas claras, transparentes y factibles de medir”.

Según Cotlear, el sistema peruano de educación, lo que incluye al sindicato de maestros, se opone a la fijación de una norma sobre la lectura ya que sostiene que “la educación engloba muchos aspectos, no sólo la lectura” y que más importante que la rapidez a la hora e leer es que los niños entiendan.

“También decían que la lectura no es lo único importante: queremos que sean emprendedores”, agrega. “Otros sostenían que se trata de un país muy diverso, así que no se puede esperar que un niño urbano y otro de origen indígena y rural sean medidos y respondan a la misma norma”.

El vídeo

Los argumentos que objetaban las normas instaron al equipo a producir el vídeo, explica Cotlear. “Algo que realmente parte el corazón es ver a niños tratando de leer y no poder; uno siente cuánto desean complacerte y cuán desilusionados y nerviosos se ponen porque no lo logran”.

“Eso indica que estos niños deberían obtener más del sistema de educación que se supone debe ayudarlos a aprender a leer”.

“Para entender, se requiere un nivel mínimo de dominio de la lectura”, agrega Cotlear. “Y también es evidente que no puedes ser emprendedor o conseguir otras cualidades educacionales a menos que sepas leer”.

El vídeo muestra que un buen maestro “que comprende claramente qué debe hacer, logra que niños bilingües de ocho años pertenecientes a minorías y con padres sin educación formal, lean y comprendan 60 palabras por minuto”, afirma.

Campaña en los medios de información

El Banco comenzó a difundir el problema de la calidad de la educación en enero, cuando los candidatos presidenciales iniciaron sus campañas políticas.

Entre el 19 de enero y el 30 de abril, el Banco Mundial y el estudio RECURSO fueron mencionados en 76 artículos de prensa y programas informativos.

Por otra parte, el equipo del Banco se reunió de manera privada con cuatro partidos políticos y realizó diversas reuniones, la primera con representantes del gobierno, el mundo académico y las organizaciones no gubernamentales, luego dos reuniones públicas en las barriadas al sur de Lima y una reunión regional fuera de la zona limeña.

El equipo “seleccionó muy cuidadosamente la cobertura de prensa”, dice Cotlear y dio entrevistas a revistas y a programas de televisión y de radio de gran influencia a fin de lograr la mayor publicidad posible antes de las reuniones.

Las repercusiones fueron “enormes”, comenta Cotlear.

“Nos han invitado para que expliquemos este tema en mayor detalle a la prensa, al Congreso de maestros, al sector privado”.

La ayuda del equipo del Banco también ha sido requerida para especificar las normas de nutrición y protección social. Según Cotlear, es probable que los hallazgos del equipo sobre educación, atención de salud y medidas de protección social de Perú influyan en la próxima estrategia de asistencia al país del Banco Mundial.

Premio a maestros

Un factor crucial para aplicar estándares en la educación es que los padres tengan conciencia sobre el éxito o el fracaso de su escuela y que demanden educación de mejor calidad, sostiene Cotlear.

El equipo del Banco piensa realizar más reuniones en todo Perú, y con más publicidad, a fin de despertar conciencia en torno al tema de la calidad en educación.

Por otra parte, dice Cotlear, el proyecto RECURSO ha conversado con el sector privado con el objetivo de crear un premio anual para 100 maestros “que puedan mostrar los mejores resultados en el ámbito de la lectura en estas escuelas indígenas, rurales y de enseñanza simultánea de varios grados”.

“Queremos que sean famosos, que los padres de los niños que asisten a tales escuelas sepan lo buenos que son y que sean reconocidos por lo que valen.

“Y también deseamos que otros maestros y otros padres sepan que se está entregando este reconocimiento y que aspiren a conseguirlo”.

 

 




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/CX5G5TAA80