Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Informe de 2007 sobre las tendencias y perspectivas económicas de Oriente Medio y Norte de África: mayor crecimiento y más empleo, pero las reformas siguen revistiendo prioridad

Disponible en: العربية, English, Français

Personas de contacto:
En la ciudad de Washington: Dina El Naggar (202) 473-3245
Delnaggar@worldbank.org

Ciudad de Washington, 14 de abril de 2007 — En años recientes, las elevadas tasas de crecimiento económico han traído aparejadas una sólida generación de puestos de trabajo y una reducción del desempleo. Pero para que estos resultados sean sostenibles deben estar respaldados por  reformas estructurales más profundas en los países de Oriente Medio y Norte de África. La Oficina Regional de Oriente Medio y Norte de África (MENA, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial  ha publicado un nuevo informe  en el que se examinan las tendencias  y perspectivas económicas de esa región. Se trata del tercero de una serie de informes anuales.  El tema de la publicación de este año son los mercados de trabajo y el empleo, que revisten importancia fundamental en la región, como resultado del marcado aumento de la fuerza de trabajo y de la gran proporción de población joven en esos países.

Según el informe, en 2006 el crecimiento del PIB  llegó al 6,3% en la región – en comparación con un promedio de 3.6% anual en la década de 1990. Este es el cuarto año consecutivo en que se registra un sólido crecimiento económico, impulsado por los elevados precios del petróleo, la reactivación de la economía en Europa y la introducción de reformas que, en general, están bien encaminadas. Como resultado, se han generado muchos puestos de trabajo, principalmente en el sector privado al tiempo que disminuye el empleo en el sector público. "Para mantener el ritmo de crecimiento, aumentar la inversión privada  y crear más empleo, los países de la región deben eliminar los obstáculos que todavía entorpecen el clima para los negocios", expresó Daniela Gressani, vicepresidenta de la Oficina Regional de Oriente Medio y Norte de África del Banco Mundial.

Los indicadores muestran que el empleo creció a una tasa anual de 4,5% en el período de 2000-05, la más alta de todas las regiones en desarrollo. Sin embargo, en el informe se señala que la productividad sigue siendo un motivo de preocupación  y que las mujeres continúan teniendo más problemas que los hombres para encontrar trabajo. "Se siguen creando demasiados empleos en sectores donde la productividad es baja o está disminuyendo", dijo Carlos Silva-Jáuregui, economista principal y autor principal del informe.

"Se observan  avances en las reformas relativas al comercio, el clima para los negocios y el buen gobierno en la región. Sin embargo, en general, el clima para los negocios sigue siendo poco propicio. Urge emprender difíciles reformas estructurales para lograr un equilibrio entre el crecimiento y la productividad de la mano de obra y la creación de empleo", manifestó Mustapha K. Nabli, economista jefe de MENA.

Para obtener más información, véase: http://www.worldbank.org/mna i




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/6YG3UZA5M0