Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Conferencia de prensa del Informe sobre seguimiento mundial 2007, 13 de abril de 2007

Disponible en: Ø§Ù„عربية, Français, English
Video (i)
+ VIDEO: Conferencia de prensa
Audio (i)
  Mark Sundberg, autor principal (MP3)
Fotografías


Tuck: Buenos días. Comenzaremos ahora con la conferencia de prensa sobre el Informe sobre seguimiento mundial. Esta mañana tenemos en el panel a François Bourguignon, Mark Sundberg, Mark Plant y a mí, Merrell Tuck.

Además, al igual que en otras conferencias de prensa, tenemos interpretación en francés y español, pero deben usar los auriculares.

La difusión pública de esta información está prohibida hasta las 12:30, y encontrarán copias del informe y otros materiales relacionados fuera del salón de la sesión informativa.

Así que, sin más, permítanme darle la palabra al señor Bourguignon.

Bourguignon: Muchas gracias, Merrell, y buenos días a todos ustedes. Éste es el cuarto Informe sobre seguimiento mundial desde que se inició esta serie después de las reuniones de Monterrey en 2002. Se preparó de manera conjunta con el FMI y con aportes sustantivos de otros bancos multilaterales de desarrollo, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) y este año con el aporte del Banco Islámico de Desarrollo.

El objetivo del Informe sobre seguimiento mundial es evaluar dónde nos encontramos respecto de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) e identificar las cuestiones urgentes que requieren mayor atención de la comunidad internacional. [El informe] examina cómo están desempeñándose las distintas partes del programa de los ODM. [Éstas] intentan fomentar la causa del desarrollo y la reducción de la pobreza: los países ricos, los donantes, las instituciones financieras internacionales, incluidos, por supuesto, el Fondo y el Banco; y los países en desarrollo. En términos más generales, es una evaluación anual sobre el estado de desarrollo percibido a través de la óptica del progreso hacia los ODM.

El Informe sobre seguimiento mundial también se centra en cuestiones temáticas, pero lo hace de una manera muy diferente de la de otros informes del Banco. No intenta realizar o presentar nuevas investigaciones sino plantear una amplia gama de preguntas en áreas particulares pertinentes a los esfuerzos de la comunidad internacional por fomentar los objetivos de desarrollo que aún estamos luchando por alcanzar. Con la orientación del Comité para el Desarrollo y en consulta con la administración y el Directorio, el Informe sobre seguimiento mundial de 2007 se centra en la igualdad de género y la autonomía de la mujer, y en los Estados frágiles.

En cuanto a la igualdad de género y la autonomía de la mujer, que es el tercer objetivo de desarrollo del milenio (tercer ODM), consideramos que es esencial por motivos de equidad y justicia social. Este objetivo también es importante porque la igualdad de género y la autonomía de la mujer contribuyen al desempeño económico en general y a la capacidad de los países individuales de alcanzar los otros ODM. Elevar la condición de las mujeres y las niñas es fundamental para mejorar la nutrición, para la reducción de la mortalidad infantil, para una mejor educación y para el acceso a la infraestructura, la salud reproductiva y el acceso a los métodos anticonceptivos modernos, que son un aspecto importante de la igualdad entre los géneros y la autonomía. El acceso a la planificación familiar permite que las mujeres controlen su fecundidad, participen de la fuerza laboral y se involucren en la vida política, si eligen hacerlo.

Uno de los mensajes de los ODM es que todos debemos hacer un mejor trabajo en cuanto al seguimiento de la igualdad de género y la autonomía de la mujer, y debemos usar lo que aprendemos para informar políticas y encauzar la igualdad de género en programas y proyectos de donantes bilaterales y organismos de desarrollo multilaterales.

El foco trasversal del informe sobre los Estados frágiles es un segundo desafío clave que enfrenta la comunidad internacional. El mayor déficit de los ODM que es la brecha más grande en la consecución de estos objetivos de desarrollo del milenio se encuentra en estos Estados frágiles, caracterizados por una capacidad institucional y gestión de gobierno deficientes. Aunque constituyen el 10% de la población del mundo en desarrollo, representan más de un cuarto de la pobreza extrema en el mundo.

Sin embargo, también presentan el mayor desafío para la comunidad internacional en cuanto a la proporción de apoyo e intensificación de los servicios para alcanzar los ODM. Justamente por este motivo, es fundamental prestar más atención al apoyo de los Estados frágiles y a los esfuerzos para lograr que la asistencia sea más efectiva, rápida, mejor dirigida y sostenible, a fin de apoyar los posibles casos de cambio profundo.

Ambas cuestiones presentan desafíos oportunos e importantes para la comunidad internacional, y esperamos que surja un debate productivo de las reuniones de ministros del Comité para el Desarrollo el domingo.

Ahora permítanme recurrir a mi colega, Mark Plant, para que comente un poco la perspectiva del Fondo sobre estas cuestiones.

Plant: Gracias, François.
Es un placer para mí estar aquí en nombre del Fondo Monetario Internacional el día de hoy para analizar con ustedes el Informe sobre seguimiento mundial de este año. Mark Sundberg les dará un resumen sobre la mayoría de los resultados detallados en el informe, pero primero quisiera hablar sobre tres temas del informe de este año que son particularmente importantes para el FMI: el crecimiento, el comercio y los Estados frágiles, y luego haré dos comentarios rápidos sobre la ayuda y las cuestiones de género.

Primero, con respecto al crecimiento. Algunos de los principales mensajes sobre el informe de las cuestiones del crecimiento y la reducción de la pobreza son clave para el desarrollo duradero. La economía mundial, en conjunto, está creciendo a un ritmo que no se veía desde la década de 1970, y los indicadores macroeconómicos clave son favorables. La inflación se mantuvo moderada en 2006, y los saldos fiscales medios en los países de ingreso bajo se convirtieron en superávit. Algo aún más alentador es que el crecimiento en África al sur del Sahara es alto, ya que el Informe sobre seguimiento mundial contiene nuevas pruebas de que el crecimiento podría ayudar a reducir la pobreza, especialmente en los países de ingreso bajo.

Si bien el panorama de crecimiento general es favorable, existen variaciones importantes entre las regiones. Además del desempeño muy positivo en África al sur del Sahara, existe una clara tendencia favorable en los países de ingreso bajo y mediano de Asia oriental, Asia meridional, Europa oriental y Asia central. El crecimiento de los países de ingreso bajo y mediano de América Latina y Oriente Medio y Norte de África es más moderado.

Y existen algunos riesgos: el aumento de las presiones de los precios globales, las perturbaciones en la oferta o los mercados volátiles podrían desviar a la buena economía mundial de su curso, pero nosotros, en el Fondo, percibimos que estos riesgos son menores que hace seis meses. Y el crecimiento más rápido en los países de ingreso bajo será necesario si se quieren alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio, especialmente en África al sur del Sahara. Aunque el porcentaje de personas que viven en África al sur del Sahara ha disminuido, ésta sigue siendo la única región que no se encuentra encaminada para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio de reducir la pobreza en un 50% para 2015.

En segundo lugar, con respecto al comercio, el informe señala que las restricciones sobre el comercio disminuyeron en los últimos años y que el comercio mundial continúa expandiéndose. El crecimiento de las exportaciones en los países en desarrollo es particularmente sólido. Todas éstas son señales alentadoras. Si bien el progreso de las reformas unilaterales del comercio efectivamente puede ser útil en las circunstancias adecuadas, debemos avanzar en las negociaciones comerciales multilaterales, y allí es donde podrían obtenerse los logros sustanciales para los países en desarrollo. Por desgracia, el progreso en el contexto de la Ronda de Doha sigue siendo esquivo, por lo que instamos a los países a trabajar para lograr que la Ronda de Doha sea un éxito.

Una buena noticia sobre esta situación es que en 2006 se progresó en la movilización de la llamada " Ayuda para el comercio". Ésta ayuda permite que los países en desarrollo hagan los ajustes necesarios para cosechar los beneficios de la participación en los mercados mundiales y será un agregado importante al éxito en las negociaciones comerciales.

Permítanme hablar brevemente sobre los Estados frágiles, uno de los focos del informe de este año. François señaló que todos debemos asegurarnos de que estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo para asegurar que estamos ayudando a los Estados frágiles de manera efectiva, reconociendo las circunstancias únicas que enfrenta cada uno de ellos. El FMI continúa apoyando a los Estados frágiles, y particularmente para aquellos que están saliendo de un conflicto, tenemos una facilidad especial para brindarles asistencia financiera y técnica con rapidez. Pero notamos que podría hacerse más. Así que, de manera coherente con las prioridades identificadas en la estrategia de término medio del Director Gerente, estamos en proceso de revisar el apoyo y la experiencia del Fondo en cuanto a los Estados frágiles, y estamos evaluando la suficiencia de los instrumentos existentes del Fondo para cumplir con los requisitos específicos de los Estados frágiles.

Sería negligente respecto de mis obligaciones si no mencionara brevemente las otras dos áreas antes de entregarle la palabra nuevamente a Mark.

Primero, con respecto a la ayuda. El Informe sobre seguimiento mundial deja en claro que la expansión de la ayuda mundial se estancó durante 2006. A pesar de las promesas realizadas en Gleneagles y en otros lugares, los desembolsos de hecho disminuyeron. Estos acontecimientos, o bien la falta de acontecimientos, son desalentadores. En el Fondo, estamos preparados para aconsejar a los países de ingreso bajo sobre cómo administrar mejor sus políticas monetarias, fiscales y de tipo de cambio para asegurar que el aumento de la asistencia pueda utilizarse de manera efectiva, pero primero debe llegar la ayuda.

Por último, permítanme decir algunas palabras sobre la igualdad de género. El Fondo aprecia mucho el mensaje sumamente sólido que transmite este informe, y la importancia de la igualdad de género para acelerar el avance hacia la consecución de los ODM. Si bien el informe encuentra pruebas de progreso en áreas tales como la inscripción escolar de las niñas, aún es claro que tanto los países en desarrollo como los donantes deben ampliar los esfuerzos en este respecto.
Gracias.

Permítanme entregarle la palabra nuevamente a Mark Sundberg.

Sundberg: Bueno. Muchas gracias, y gracias por esta oportunidad para destacar los mensajes fundamentales del informe.

Este informe es sobre cómo podemos, y de hecho debemos, trabajar juntos para cambiar la realidad. Existen 10 millones de niños que mueren todos los años a causa de enfermedades que pueden prevenirse de manera fácil y económica. El 30% de todas las personas del mundo en desarrollo carecen de nutrición adecuada. Casi la mitad de los hogares carecen de acceso a los servicios sanitarios. Este informe, como señalaron François y Mark, supervisa el progreso en estos esfuerzos, pero también supervisa la forma en que estamos cumpliendo con nuestras responsabilidades para fomentar los objetivos de desarrollo, como donantes, como países en desarrollo, como instituciones de desarrollo.

Permítanme destacar brevemente los mensajes fundamentales del informe. En primer lugar, entre 1999 y 2004, el nivel de extrema pobreza, de personas que viven con menos de US$1 al día, se redujo en 135 millones de personas, y se calcula que llega a menos de 1.000 millones. Éste es un desempeño extraordinario. En el plano global, estamos encaminados para cumplir con el primer objetivo de desarrollo del milenio de reducir la extrema pobreza a la mitad. El sólido crecimiento es una de las principales razones, como enfatizó Mark. En el plano global fue sólido, pero también en África al sur del Sahara, en los últimos cinco años, vimos el mayor crecimiento sostenido de las últimas tres décadas.

Pero en el plano regional, el desempeño presenta diferencias drásticas. El gráfico muestra el contraste entre Asia oriental y África al sur del Sahara. Mientras que Asia oriental ya supera la meta para 2015, África al sur del Sahara se ha desviado seriamente del rumbo. Allí, 300 millones de personas viven en extrema pobreza. Pero aquí también existen pruebas alentadoras de que la región podría estar superando la crisis. Desde 1999, el porcentaje de personas que viven en la pobreza disminuyó alrededor del 5% en toda la región.

El informe también señala que existen pruebas de que el crecimiento, por sí solo, no es suficiente. El crecimiento que genera buenos empleos que llegan a los pobres es fundamental. A algunos países les fue bien en esto. En China, Burkina Faso y Brasil, la pobreza superó el ritmo del crecimiento, pero a otros países les está yendo mucho peor. Es importante prestar atención a la distribución y la calidad del crecimiento.

La segunda serie de cuestiones es sobre las dimensiones del desempeño y el desarrollo humano de los objetivos de desarrollo del milenio. Desde 2000, más de 34 millones de niños recibieron educación primaria, y existen más pruebas alentadoras de progreso en estos objetivos. También 550 millones de niños fueron vacunados contra el sarampión. La incidencia de la muerte por sarampión disminuyó un 75% en África al sur del Sahara. Los países individuales también muestran un progreso considerable. Por ejemplo, en Timor Leste, la mortalidad en la niñez, que en 2000 era de más de uno de cada 10 niños, se redujo a la mitad. En Eritrea, se logró el mismo progreso desde 1990. Esto se debe, en parte, a la duplicación de la ayuda externa y los gastos para la salud y la educación.

Pero aún tenemos un largo camino por recorrer para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio en el área de desarrollo humano. Todas las regiones siguen atrasadas para alcanzar la meta relativa a la mortalidad en la niñez, y como dije, 10 millones de niños mueren cada año a causa de enfermedades que pueden prevenirse de manera rápida y económica. Un tercio de todos los niños del mundo en desarrollo tienen un peso o una talla inferior a la normal. Casi la mitad de los hogares no tienen acceso a servicios de saneamiento adecuados.

Este gráfico de aquí muestra un área que se destaca en el informe con respecto a la calidad de los resultados. El progreso en la inscripción y la terminación del ciclo de educación primaria a menudo no se traslada a las capacidades y habilidades requeridas que los niños necesitan para triunfar. En muchos países de África al sur del Sahara, menos de la mitad de los niños que terminan sexto grado, como se señala aquí, tienen competencias lectoras mínimas. No existe una compensación inherente entre estos [dos factores]. De hecho, históricamente, la calidad y la cantidad en estas áreas han ido de la mano, pero el informe recomienda que debe haber una intensificación del seguimiento y una mayor atención a la calidad, un desarrollo de parámetros internacionales o parámetros nacionales para utilizar una referencia y seguir el desempeño, y mayores esfuerzos para tratar los incentivos para una mejor prestación de servicios.

La brecha más grande en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo del milenio se encuentra en los Estados frágiles, aquellos países que tienen las instituciones más débiles, deficiencias concretas en materia de buen gobierno, y que a menudo se encuentran en conflicto. Éste es un problema enorme. Casi 500 millones de personas viven en estos países. Representan el 9% de la población del mundo en desarrollo, pero alrededor de un cuarto de la extrema pobreza, y la pobreza y los problemas de desarrollo se concentran cada vez más en estos países.

Casi un tercio de las muertes de niños suceden en estos países, y casi un tercio de los niños que no terminan la educación primaria se encuentran en los Estados frágiles. A menudo existen costosos problemas transfronterizos que surgen a través de las enfermedades, los movimientos de refugiados y los conflictos que traspasan las fronteras.

Los Estados frágiles presentan un dilema para la comunidad internacional. Éstos son los países con la menor capacidad, pero también las mayores necesidades. El informe sostiene que necesitamos nuevos enfoques e instrumentos para ayudar rápidamente y aprovechar las oportunidades de cambios profundos para estabilizar y reducir los conflictos. Nosotros, los donantes y las instituciones internacionales, debemos implementar reformas recientemente aprobadas en la organización, la contratación de personal y los procedimientos de rápida respuesta. También es necesario fortalecer las sociedades de otras instituciones.
Yendo al foco temático del informe de este año sobre la igualdad de género y la potenciación de las mujeres, que es el tercer objetivo de desarrollo del milenio, debemos trabajar para cambiar las desventajas y derechos, los recursos y la voz que enfrentan las mujeres. ¿Por qué es importante esto? Como señaló François, no es sólo una cuestión de justicia, sino también de economía acertada. La igualdad de género genera una fuerza laboral más capacitada, genera una mayor productividad y un mejor crecimiento. Y lo que es igualmente importante, fomenta los otros objetivos de desarrollo del milenio. La educación de las mujeres genera niños más saludables. Un mayor control sobre los recursos por parte de las mujeres genera un mayor gasto en salud y educación.

¿Cómo nos está yendo? El informe analiza el progreso en distintos países y regiones. En algunos casos, nos está yendo muy bien, como destaca este gráfico de la parte superior. Las flechas en rojo muestran los progresos en pos de la consecución de los objetivos de la igualdad de género en la educación. Aquí se muestra la educación secundaria; 83 de los 106 países para los cuales tenemos información ya alcanzaron la meta para 2005, y esto demuestra que donde existe una acción coordinada y un esfuerzo concertado, puede lograrse un verdadero progreso.

Por otro lado, en muchas dimensiones, el progreso hacia la igualdad de género y la autonomía de la mujer está retrazado. El gráfico de la parte inferior muestra la representación en los parlamentos nacionales. En ninguna región supera el 25%, y apenas se modificó en los últimos 15 años.

El informe sugiere diversas maneras de mejorar el seguimiento de la igualdad de género usando indicadores suplementarios para profundizar y hacer más relevante la cobertura. También analiza la introducción de indicadores que fortalecerán el seguimiento de la igualdad de género para informar las políticas. El mensaje para los donantes y las instituciones de desarrollo es que tenemos que hacer un mejor trabajo en lo que se refiere a integrar la igualdad de género en las operaciones y el trabajo que llevamos a cabo. Tienen que existir objetivos realistas e identificables, un fuerte liderazgo para incorporar esto en las instituciones y un mejor financiamiento.

Permítanme pasar a las responsabilidades y el desempeño de los donantes. Todos los informes sobre seguimiento analizan la ayuda y el comercio en el alivio de la deuda. Como enfatizaron tanto François como Mark, las recientes tendencias de ayuda no son alentadoras. El gráfico muestra que en 2006 la ayuda real disminuyó y que se están atenuando las posibilidades de alcanzar las metas para duplicar la ayuda, los compromisos asumidos en Gleneagles en 2005. Esto es a pesar del hecho de que, para la mayoría de los países en desarrollo, están mejorando las posibilidades de usar la ayuda bien y de manera efectiva. El desempeño macroeconómico está mejorando, como mencionó Mark. Existen pruebas de que la gestión de gobierno está mejorando, y el clima para la inversión muestra señales de mejoras.

También existen serios problemas con la calidad de la ayuda. Existe una baja proporción de ayuda flexible, la ayuda que se requiere para contratar a los maestros y contratar a los trabajadores del servicio de salud que se necesitan para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio. Existe una falta de previsibilidad de la ayuda. Pocos donantes pueden comprometerse a brindar más de uno o dos años de ayuda, y es muy difícil ampliar los servicios en esas circunstancias. La fragmentación de la ayuda, la proliferación de canales, la mala coordinación y destinación están reduciendo la efectividad de la ayuda.

La buena noticia es que también existe una mayor conciencia de estos problemas, y el proceso de París está dando algunos resultados, pero el problema es que intensificar la ayuda es demasiado lento. Siete años después de la Cumbre del Milenio, cinco años después del Consenso de Monterrey, aún no hay casos de países donde se haya ampliado la ayuda para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio. Existe una responsabilidad colectiva para mejorar en esto. Se necesita una ayuda mayor y de mejor calidad; se necesitan programas bien concebidos, secuenciados y de mediano plazo para ampliar la ayuda; y también se necesita una mejor asistencia técnica de nuestras dos instituciones para preparar esos programas.

No voy a hablar de la reforma comercial. Mark ya habló de eso antes, pero podemos volver al tema si hay más preguntas.

Por último, permítanme agregar un comentario sobre las responsabilidades cambiantes y las preocupaciones de financiamiento de las instituciones financieras internacionales. Este gráfico analiza las tendencias de préstamo de los bancos multilaterales de desarrollo, y muestra que la demanda de préstamos de los países de ingreso mediano aumentó en 2006, mientras que la oferta de asistencia concesional no se modificó o incluso disminuyó en los últimos años.

En términos más amplios, existe una tendencia hacia el descenso de la participación de los bancos multilaterales de desarrollo en la ayuda en general desde comienzos de la década de 1990. Esto plantea una pregunta clave sobre su capacidad futura de dar una mayor coherencia y liderazgo a la arquitectura de la ayuda internacional y lleva a que sea particularmente importante la renovación del financiamiento para la decimoquinta reposición de los recursos de la AIF este año.

Permítanme terminar con un comentario optimista. Existen pruebas claras de áreas con grandes mejoras y problemas que se están resolviendo. La extrema pobreza está disminuyendo. La incidencia del sarampión está descendiendo, la paridad de género en la educación es más sólida, la expansión del acceso a los tratamientos antirretrovíricos para las personas con VIH/SIDA está aumentando. El esfuerzo concertado puede dar resultados, y también sabemos que los países en desarrollo están mejor preparados para utilizar esta ayuda. Ahora el desafío es duplicar nuestros esfuerzos y acelerar el progreso para resolver esos desafíos restantes.
Gracias.

Tuck: Gracias, Mark, y gracias, François y Mark Plant.
Quiero abrir este tema a las preguntas. Les pido que identifiquen a su organización de noticias, y trataremos de mantener la mayoría de las preguntas dentro del tema del Informe sobre seguimiento mundial, pero hagan todas las preguntas que quieran.

Pregunta: Teresa Bouza, de la agencia de noticias de España.
Para el señor Bourguignon, me pregunto si podría hablar sobre cuáles son los principales desafíos que está enfrentando América Latina, y también, en el informe, usted mencionó la importancia del acceso a los servicios de calidad. Quisiera saber si usted podría decirme cómo es la situación en la región.
Gracias.

Bourguignon: Muchas gracias.
Ésta es una pregunta muy difícil, y me gustaría mucho poder decirle “éste es el problema que está enfrentando América Latina, y éstas son las soluciones”. Quizá Mark Plant pueda ayudarme en esto. Pero simplemente permítanme decir algunas palabras al respecto.

Lo que realmente es bastante llamativo es el hecho de que América Latina, a pesar de [tener] ventajas considerables en diversas áreas, en particular en capital humano, en recursos naturales, y en otras, no está creciendo tan rápidamente como otros países de ingreso mediano, en particular como los países de Asia.
Así que el problema es saber de dónde viene esto, dónde existe una falta de dinámica. Una explicación posible es el hecho de que América Latina quizá tenga una menor ventaja comparativa en las manufacturas, en las manufacturas masivas que los países de Asia, y éste es realmente el sector que ha estado en auge en las últimas décadas.

La ventaja comparativa de América Latina bien podría ser mayor en algunos recursos naturales, pero puede que haya que reflexionar sobre la forma en que esos recursos deben explotarse. Chile, por ejemplo, es un muy buen ejemplo de un país en el cual los recursos naturales, que son el buen clima, se han explotado para producir sectores prósperos en el vino, por supuesto, pero también en el pescado. La piscicultura, pero no la piscicultura artificial. Disculpen, no sé la palabra en inglés. La sé en francés. Cultivar, quiero decir acuicultura.

Así que éste, creo, sería un buen ejemplo que debería inspirar a otros países.
Y luego, por supuesto, existe la sólida hipótesis de que uno de los problemas que está enfrentando América Latina es el problema de una sociedad muy desigual donde muchas iniciativas no pueden materializarse, donde las personas no pueden desarrollar todo su potencial económico simplemente debido a la falta de oportunidades. Esto es cierto en la parte final de la distribución de recursos para las personas pobres, pero también es cierto para, muy a menudo, para la clase media, que no puede acceder a sectores ni puede realizar inversiones que son redituables privada y socialmente, y creo que existe más y más énfasis en el análisis que hacemos de los factores que están desacelerando el progreso de América Latina en esta área.
Pero quizá Mark quiere agregar algo sobre el aspecto más macroeconómico.

Plant: Gracias, François.
Simplemente les diría que consulten, justo antes de esta conferencia de prensa, se publicó el panorama económico regional de América Latina que tiene el Fondo que creo que describe, si se quiere, las visiones de nuestros expertos en América Latina sobre el aspecto macroeconómico de esto. Así que les diría que consulten eso en vez de tratar de opinar por mi mismo.
Gracias.

Tuck: Mark, no sé si querías agregar algo sobre América Latina.

Sundberg: No.

Tuck: También recomendaría a los periodistas, en el camino de salida, hemos preparado resúmenes regionales para cada una de las cinco regiones en desarrollo que evalúan dónde se encuentra cada región con respecto a los objetivos de desarrollo del milenio, y creo que eso les dará un lindo panorama de las cuestiones específicas relacionadas con América Latina y los ocho objetivos de desarrollo del milenio, y que estarán justo a la salida.
También tendría que haber mencionado al comienzo de esta [conferencia] que tenemos el panorama general en español y francés de los Informes sobre seguimiento mundial.
Sí. Deanna.

Pregunta: Sí, soy Diana Gregg de DNA.
Cuando dice que en 2006 la ayuda aumentó pero se debió principalmente a un mayor alivio de la deuda y, disculpe, en 2005 aumentó, pero se debió al alivio de la deuda, y el año pasado de hecho disminuyó.
¿El descenso fue más bien global, o algunos países fueron más responsables del descenso que otros? ¿El descenso de la asistencia oficial para el desarrollo (AOD) el año pasado?

Sundberg: Puedo tratar de responder a eso. Aunque no tengo las estadísticas aquí, definitivamente existe un desempeño diferencial entre los donantes principales. Creo que los descensos se dieron más en Japón y Estados Unidos, y que el mejor desempeño, quizás uno de los miembros de mi personal o colegas en el público puedan ayudarme, si no es correcto, pero los donantes del norte de Europa y Gran Bretaña fueron los líderes en la intensificación de la ayuda y tuvieron un mejor desempeño, y creo que en 2006 fueron más Estados Unidos y Japón los que tuvieron un menor crecimiento, pero estoy seguro de que también existen otros países que estuvieron de ambos lados.

Tuck: No sé si los demás tienen algo para agregar. También les señalaría a las personas que y quizá François quiera agregar algo. El Comité de Asistencia para el Desarrollo de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (CAD-OCDE) publicó nuevas cifras sobre los diversos flujos de los distintos países y el desglose del alivio de la deuda bilateral.
Pero disculpa, François, continúa.

Bourguignon: No, es decir, quería decir que una explicación del descenso del alivio de la deuda entre 2005 y 2006 es el vínculo con la identidad de los países que se beneficiaron del alivio de la deuda, que fueron Irak y Nigeria, y una enorme cantidad de deuda se canceló en 2005, y un poco menos en 2006. Notamos que aún habrá cierta cancelación de la misma deuda en 2007, pero una vez más, será mucho menor.

Así que lo que observamos en términos del descenso de la deuda en general tiene más que ver con la ayuda en general, y el alivio de la deuda es más bien una cuestión de secuenciación y coordinación, y del hecho de que en 2005 hubo este tipo de operaciones excepcionales en Irak y Nigeria.

Plant: Solo permítanme señalar otra cosa, que es que si analizamos la ayuda no relacionada con el alivio de la deuda, por ejemplo, para África, podemos ver que hace algunos años que está bastante estancada, que no está pasando mucho más en África.

Sundberg: ¿Puedo agregar algo más?

Tuck: Sí, por favor.

Sundberg: Un punto que señalé en la presentación es sobre la calidad de la ayuda; y si analizáramos el nivel de la ayuda que es lo que llamamos ayuda flexible para los programas y proyectos, la ayuda que efectivamente puede usarse para construir escuelas o ampliar la prestación de servicios de salud, etc., que es la ayuda que no se da en forma de alivio de la deuda o asistencia de emergencia o asistencia técnica, sino esta ayuda flexible. Ésa también estuvo estancada. La ayuda flexible no estuvo aumentando, y eso es lo que realmente creo que debemos analizar para medir los compromisos a la ayuda que pueden incrementarse para alcanzar estos objetivos de desarrollo.
Gracias.

Tuck: ¿Otras preguntas?
Sí, hacia el fondo, allí.

Pregunta: De Reuters News Agency.
Su informe menciona que China emergió ya que la ayuda de China estuvo aumentando, en particular hacia África. Simplemente me estaba preguntando, ¿cómo evalúa la calidad de esta ayuda? Existe la percepción de que, a menudo, no hay ninguna condicionalidad relacionada con esto. Así que ésa es mi pregunta.
Gracias.

Sundberg: Voy a responder eso ahora, Merrell.

Tuck: Bueno, adelante.

Sundberg: No evaluamos la calidad de la ayuda de China y de otros donantes emergentes en gran medida porque los datos necesarios para hacer una evaluación simplemente no existen. Es difícil monitorear de la misma manera en que analizamos los datos del Comité de Asistencia para el Desarrollo de la OCDE sobre la ayuda que cubren a los donantes principales; que los donantes emergentes simplemente no están informando a través, la mayoría de ellos no están informando a través de estos canales… y no tenemos información detallada.
Sí tenemos cierta noción de que una mayor parte de esta ayuda está yendo a la infraestructura y una menor parte a los sectores sociales, y puede que eso se reciba con bastante agrado en muchos países y que sea bastante importante. Al mismo tiempo, también existe cierta preocupación respecto de si esta ayuda es parcialmente en préstamos, [si] es en préstamos concecionales y si es coherente con la necesidad de mantener niveles estables y sostenibles de deuda de cara al futuro. Éste es otro tema sobre la calidad del cual esperamos saber más a medida que dispongamos de mejor información.

Bourguignon: Quizá un punto adicional sobre esto, que no es realmente sobre la ayuda proporcionada por China, sino sobre el papel de China en África. Creo que esto es algo que es extremadamente importante. La presencia de China en África aumentó enormemente y está presentando algunas posibilidades a África que antes no existían. China está creciendo muy rápidamente, y existe una enorme demanda de diversos productos, en particular, por supuesto, los recursos naturales que pueden encontrarse en África, y ésta es una nueva oportunidad para África.
Así que, a la hora de evaluar, si se quiere, el papel de China en el desarrollo africano, creo que no debería subestimarse esta parte.

Tuck: Gracias.
Sí, Barry.

Pregunta: Llegué tarde, así que si alguno de estos temas ya se expresó, disculpen.
Cuando usted habla sobre la calidad de la ayuda en África, ¿podría referirse a algunas de las críticas que recibió el Banco en particular de, por ejemplo, el señor Easterly, en términos de toda esta ayuda que se consideró, a lo largo del último cuarto de siglo, que no era particularmente útil?
Y cuando analizamos los flujos de asistencia a África, ¿cómo se corresponde eso con esta reducción de 4,7% que mencionó en la pobreza en África? Y el desempeño económico, que estuvo mejorando de manera tan significativa en los últimos cinco años, ¿por qué está mejorando? ¿Por qué disminuyó la pobreza? ¿Es simplemente por las buenas políticas o es por la ayuda?

Tuck: François, ¿quieres empezar?

Bourguignon: Permítanme empezar.
¿Cómo reaccionamos o cuál es nuestra visión sobre los misterios, las críticas de la ayuda que dicen que toda la ayuda ha sido completamente ineficaz porque la pobreza en África no disminuyó?
Creo que ésta es una declaración que es demasiado fuerte en el sentido de que es muy difícil saber, imaginar qué habría pasado sin esta ayuda.

Así que, en primer lugar, quizás en muchos países la situación hoy en día sería mucho peor de lo que se observa porque la ayuda ha permitido compensar diversas perturbaciones o diversas evoluciones que fueron negativas en esos países. Así que esto es algo sobre lo cual creo que nunca vamos a poder tener ningún tipo de prueba porque simplemente no existe el caso hipotético.

Otro punto que creo que tenemos que tener en cuenta es que la ayuda, a menudo, no se dirige únicamente al desarrollo económico. La ayuda también se dirige al desarrollo social; y lo que observamos en África, como en muchas otras regiones, observamos en las últimas tres décadas un progreso fantástico en el frente del desarrollo humano. Tenemos un progreso muy sustancial en la educación. Tenemos un progreso muy sustancial en la salud, aunque incluso hoy en día estamos muy lejos de los objetivos que nos propusimos para 2015.

Entonces, a causa de eso, no creo que sea posible concluir de manera tan directa que la ayuda ha sido completamente ineficaz. Sabemos que tenemos ejemplos de ayuda que se dirigió de manera totalmente incorrecta en el pasado. Todos tienen en mente la enorme cantidad de ayuda que se otorgó al Zaire de Mobutu en la década de 1970, que sabemos que se desperdició por completo. También sabemos por qué se otorgó ayuda a estos países en aquel entonces, y sabemos que esto se debió a razones geopolíticas.

Ahora, creo que el gran progreso que observamos hoy en el mundo es que una parte mucho menor de la ayuda total, en efecto, se asigna por razones geopolíticas, y el móvil “pobreza” definitivamente se está convirtiendo en el más importante.

En cuanto a la segunda pregunta, por qué está bien que a África parezca estar yéndole mejor en los últimos años de cómo le iba antes ¿Es por la ayuda o por otra cosa?
El primer punto es que no a todos los países les está yendo mejor en África. Mark antes dio una cifra. Sabemos que cuando analizamos los últimos 10 años, hay 17 países de 53 que pudieron crecer más que el 4% por año en los últimos 10 años. Y hay 11 países que pudieron crecer más que el 5% en el último año, en los últimos 10 años.

Así que éstos son buenos logros. Sabemos que algunos de estos países se vieron beneficiados por los flujos de asistencia de mediados de año. En los 11 países que acabo de mencionar, el nivel de ayuda era, en promedio, algo como el 15%, o el 12% --perdón--, del PBI.
Pero también sabemos que, entre los países que no tuvieron un desempeño tan bueno, algunos de ellos también estaban recibiendo ayuda.

Pero lo que tenemos que entender es el hecho de que la ayuda puede otorgarse por distintos motivos. Puede otorgarse de maneras muy constructivas a los países a los que les está yendo bastante bien con una gestión e instituciones bastante satisfactorias, y la ayuda puede otorgarse por el motivo adecuado, debido a un desempeño malo o negativo en el ámbito económico a causa de la gestión de gobierno, y no podemos esperar que esta ayuda que se otorga a los Estados frágiles que se están tratando en el Informe sobre seguimiento mundial genere un progreso muy sustancial en el crecimiento.

Así que todo esto es lo que debemos tener en cuenta para entender cuál es el papel de la ayuda, pero creo que es muy, muy importante recordar que existen buenos ejemplos de países en África a los que les fue bien al mismo tiempo que recibían un flujo muy importante de ayuda.

Tuck: Gracias.
Mark, rápido, por favor, porque creo que tenemos un par de preguntas más.

Sundberg: Quería decir que creo que las críticas de Easterly son un poco una persecución de fantasmas. Como señaló François, es claro que mucha de la ayuda en el pasado se dirigió a objetivos no relacionados con el desarrollo. Pero si se analizan las tendencias de cómo esto cambió a lo largo del tiempo: la calidad de la ayuda y la conciencia entre los donantes, y el reconocimiento de la necesidad de armonizar y alinear la ayuda mejor con las estrategias de los países, la calidad de la gestión de gobierno interna y las políticas macroeconómicas, etc., claramente está mejorando. El trabajo de las instituciones financieras internacionales en los esfuerzos para evaluar los resultados de sus proyectos también revela una tendencia creciente, y creo que esto indica algo que se registra en el informe y que está incrementando la selectividad de la ayuda; esta ayuda está fluyendo más a los países con un buen entorno de políticas y a los países que tienen mayores necesidades. La selectividad en estas dos dimensiones es mayor y es particularmente mayor entre los bancos multilaterales, y menor entre los bilaterales, pero la tendencia es hacia la mejora que habla bien del incremento de la eficacia de la ayuda.

Tuck: Gracias.
Señor.

Pregunta: Buenos días. David de AFP.
Señor Bourguignon, ¿cree que el Banco Mundial puede continuar con su política en África con todas las críticas que está recibiendo en contra de su Presidente, incluidas las de la ONG esta mañana?

Bourguignon: Sí. No creo que éste sea un tema que debamos analizar aquí.
Creo que lo que realmente es muy importante es el hecho de que el Banco es una institución, tiene reputación, ha demostrado que es capaz de hacer un buen trabajo y proporcionar, como acabamos de decir, ayuda de una manera muy efectiva en los países de África. Y hasta donde yo sé, lo que se está analizando estos días en los medios y en todas partes y aquí en el Banco no hace ninguna diferencia en la eficacia de esa misión.
Es decir, creo que la institución tiene una reputación que va más allá de lo que pueda sucederle a un miembro de la institución; y por el momento, esto no es algo sobre lo cual podamos hacer comentarios simplemente porque no sabemos cuál será el resultado de los debates que están teniendo lugar estos días en diversas instancias.

Pregunta: Gracias. Roberto González de "La Hora", de México.
¿Podría hacer algún comentario específico sobre México? ¿Está encaminado México para alcanzar los objetivos de desarrollo? ¿Y cuáles son, en su opinión, las causas de la desigualdad en la sociedad mexicana?
Gracias.

Bourguignon: Respecto de si México está encaminado para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio, no tengo en mente exactamente el desempeño de México en cada uno de los objetivos. Lo único que sé es que con respecto al objetivo de la mortalidad infantil, aparentemente está atrasado. Usted sabe que el objetivo es la reducción de dos tercios de la mortalidad infantil, y lo que sabemos, sabemos que es más difícil alcanzar este tipo de objetivo cuando ya existe un nivel bajo desde el principio.

Es decir, la mortalidad infantil es este tipo de objetivo cuyo costo se vuelve más y más alto a medida que uno se aproxima al objetivo.

Así que sé eso. Sé que México definitivamente alcanzará la educación de los objetivos de desarrollo del milenio con la matrícula primaria universal para 2015; y con respecto a la pobreza, el problema es la forma en que se ha definido a la pobreza. Si se la define con el límite internacional de un dólar por día; por encima de eso, se define usando la línea de la pobreza de México. Y con el límite de un dólar por día, existen pocas dudas de que alcanzarán el objetivo. No recuerdo exactamente qué sucede con el límite de la pobreza de México. Ahora, con respecto a cuáles son las causas de la desigualdad en México, existen muchas. Es decir, durante mucho tiempo, el simple hecho de que muchas personas pobres no tuvieran acceso a las instalaciones de desarrollo humano, no tuvieran acceso a la infraestructura que les permitiría, como estaba diciendo antes, expresar su potencial económico ha producido a lo largo del tiempo no sólo la desigualdad en la distribución del ingreso, sino que ha producido a lo largo del tiempo un crecimiento más lento del que habría sido posible.

Pero otra dimensión de la desigualdad en México, que se analiza mucho estos días, es la desigualdad que está teniendo lugar en el otro extremo de la distribución básicamente por la existencia de posiciones de monopolio de algunas personas o algunos grupos de personas, de algunas corporaciones, y sabemos que estas competencias de monopolios están contribuyendo nuevamente a desacelerar el proceso de crecimiento y a generar desigualdad.

Y tuvimos una conferencia en noviembre pasado organizada por el Banco Mundial y por la Universidad de Harvard con el gobierno de México, y esta [conferencia] fue sobre el papel de los monopolios en la desaceleración del crecimiento en México. Ésta fue una conferencia muy exitosa en la cual los mexicanos presentaron sus artículos que explicaban el papel de los monopolios, y estoy muy contento de ver que la nueva administración está tomando esto muy en serio, ya que el señor Calderón anunció hace algunas semanas que tratar de regular los monopolios de una manera más efectiva e introducir la competencia en los sectores que se encuentran bajo monopolios sería una de las prioridades de su administración.

Tuck: Gracias.
¿Tenemos alguna otra pregunta? Podemos seguir si tenemos otra pregunta; si no, podríamos dar por terminada la conferencia de prensa.
¿No?

Y quisiera recordarles que hay resúmenes regionales al final del salón, y que hay uno sobre América Latina, y habrá algo de información allí sobre México que puede resultarles útil, y por favor recuerden que está prohibida la difusión de esta información hasta las 12:30.

Y sería negligente no mencionar el Plan de acción del Grupo del Banco Mundial sobre cuestiones de género, que es uno de los programas que se diseñaron para cubrir algunas de las diferencias en razón de género que existen y que se identificaron en el Informe sobre seguimiento mundial, y tengo a uno de los expertos, a algunos colegas expertos en [el tema del] género aquí, así que si alguien tiene preguntas de seguimiento puede hacerlas, y también hay copias de esto fuera de la conferencia de prensa, así que muchas gracias.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/O1WXQU34Q0