Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

El Grupo del Banco Mundial promete US$3.500 millones para los países más pobres

Contactos:
En Washington: Alexander Ferguson, (202) 458 4953
aferguson@worldbank.org;

De la CFI: Corrie Shanahan, (202) 294-4697

cshanahan@ifc.org

 

CIUDAD DE WASHINGTON, 27 de septiembre de 2007. El Grupo del Banco Mundial procurará aportar un monto sin precedentes de US$3.500 millones, con cargo a sus ingresos, a través de la decimoquinta reposición de recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) para otorgar donaciones y créditos a los países más pobres del mundo. Este monto es de más del doble de los US$1.500 millones prometidos por el Grupo del Banco Mundial para la decimocuarta reposición de recursos de la AIF en 2005.

 

Al aumentar su promesa de fondos para la AIF en más del 100%, el Grupo del Banco Mundial está acompañando sus palabras con acciones concretas", afirmó Robert B. Zoellick, Presidente del Grupo del Banco Mundial. "Esto nos ayudará a cobrar impulso en momentos en que instamos a los países donantes a aumentar sus compromisos para ayudar a los 81 países más pobres, especialmente de África, a través de una decimoquinta reposición de recursos de la AIF de gran escala. Por ejemplo, Sudáfrica ya ha prometido un aumento de más del 30 % en apoyo a la AIF".

 

Zoellick pasó a agradecer a los Directorios Ejecutivos y Juntas de Directores de las instituciones del Grupo del Banco Mundial. "En colaboración, nuestros 24 Directores Ejecutivos, que representan a 185 países, han acordado un conjunto importante de medidas que mejoraría la posición al Grupo del Banco Mundial en anticipación a nuestras Reuniones Anuales".

 

Por primera vez, el monto prometido a la AIF también será financiando en gran parte con los ingresos de la Corporación Financiera Internacional (CFI), una institución afiliada del Grupo del Banco Mundial que se encarga de la promoción del sector privado mediante inversiones y servicios de asesoría. Se prevé que los US$3.500 millones serán aportados en partes iguales por la CFI y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), otra institución afiliada del Grupo del Banco Mundial. Los compromisos de la AIF dependen de los ingresos anuales del BIRF y la CFI, que son distribuidos anualmente por el Directorio Ejecutivo del BIRF y la Junta de Directores de la CFI.

 

El Grupo del Banco Mundial también intensificará las relaciones entre la CFI y la AIF como parte de una estrategia más amplia de crecimiento de la CFI, para aumentar las inversiones del sector privado en los países en desarrollo.

 

La AIF y la CFI pueden realizar inversiones conjuntas en apoyo a asociaciones de los sectores público y privado en los sectores de infraestructura, especialmente los de energía, agua, agricultura, transporte y telecomunicaciones", manifestó Zoellick. "Estas inversiones pueden ser especialmente útiles para promover la integración regional".

 

El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial también dio un segundo paso importante en el día de hoy, a saber: aprobó la mayor simplificación y reducción que se haya registrado en nueve años de los cargos aplicables a los préstamos para 79 países de ingreso bajo y mediano solventes que son clientes y accionistas del BIRF. De esa manera el costo de los préstamos vuelve ser del nivel en vigencia antes del aumento del costo de 1998.

 

"El Grupo del Banco Mundial puede ser un mejor asociado de nuestros países clientes de ingreso mediano, y éste es uno de los varios pasos que intentamos dar para cumplir con ese compromiso", manifestó Zoellick.

 

El Presidente del Banco Mundial agregó que la reducción de los cargos aplicables a los préstamos y la transferencia a la AIF reflejaban la necesidad de reforzar la solidez financiera de todo el Grupo del Banco Mundial para erradicar la pobreza y lograr un crecimiento incluyente y sostenible. "Nos estamos esforzando por hacer el uso más eficaz posible de la sólida posición de capital del Grupo del Banco Mundial para satisfacer las necesidades de nuestros países asociados. Estas decisiones reflejan nuestro compromiso tanto con la AIF, la principal fuente de fondos de donantes para muchos países pobres, como con nuestros países asociados de ingreso mediano, que nos han solicitado atender mejor a sus necesidades a través del BIRF. También revelan nuestra determinación de lograr el crecimiento de la CFI y de encauzar sus conocimientos especializados y recursos a la promoción aún más eficaz del sector privado en los países que pueden recibir financiamiento de la AIF".

 

Información adicional

 

La simplificación y reducción del costo de los préstamos reflejan el cumplimiento de un compromiso asumido en septiembre de 2006 con ocasión de las Reuniones Anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional celebradas en Singapur. En respuesta a la solicitud de los países prestatarios, la administración del Banco había prometido revisar el costo de los préstamos del BIRF. Estos préstamos se otorgan a los países con destino a proyectos, incluso de los sectores social y de infraestructura, cuyo financiamiento comúnmente no despierta el interés del sector privado.

 

Se elimina así la estructura anterior de cargos que era una de las más complicadas de los bancos multilaterales de desarrollo, puesto que comprendía seis componentes para determinar el costo de los préstamos. Dicha estructura ha sido reemplazada por una comisión inicial y un reducido margen de tasas de interés. También se ha reducido el costo de los principales préstamos del BIRF con margen variable variable y fijo en aproximadamente un cuarto de punto porcentual. El nivel exacto del costo de los préstamos del BIRF se determina por el costo de los empréstitos del BIRF y por lo tanto puede variar.

 

Las conversaciones relativas a la decimoquinta reposición de recursos de la AIF se iniciaron en marzo y se prevé que habrán de concluir en diciembre. Unos 39 de los 81 países que pueden recibir asistencia de la AIF se encuentran en África, y el número de pobres en la región se ha duplicado en las dos últimas décadas. La conversaciones relativas a la reposición de recursos de la AIF son las primeras que tienen lugar desde la Cumbre del Grupo de los Ocho celebrada en Gleneagles en 2005, en la que los líderes del mundo prometieron duplicar el monto de la ayuda para África al sur del Sahara entre 2004 y 2010 y cancelar la deuda de los países más pobres. Estas promesas se desprenden del compromiso formulado en la reunión celebrada en Monterrey en 2002 de suministrar asistencia adicional a fin de ayudar a los países en desarrollo a alcanzar los Objetivos de desarrollo del milenio para el año 2015.

 

 




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/S8OBM0SLU0