Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Países necesitan mejor logística comercial para competir, dice nuevo estudio del Banco Mundial

Disponible en: 中文, Français, русский, العربية, English
Comunicado de prensa Nº:2008/110/PREM

Enlace con la prensa:
En Washington: Alejandra Viveros (202) 473-4306
Aviveros@worldbank.org

 

WASHINGTON, 5 de noviembre de 2007. La logística del comercio internacional, o la capacidad de conectarse con mercados internacionales para transportar bienes, es crucial para que los países en desarrollo aumenten su competitividad, se beneficien de la globalización y logren reducir la pobreza en un mundo cada vez más integrado, dice un nuevo estudio del Grupo del Banco Mundial dado a conocer hoy aquí.

 

El estudio, titulado Connecting to Compete: Trade Logistics in the Global Economy (Vincularse para competir: la logística del comercio internacional en la economía mundial), se basa en una encuesta mundial de agentes de carga internacional y compañías de transporte expreso. En el documento se indica que, en un mundo en el que la previsibilidad y la confiabilidad cobran aún más importancia que los costos, es crucial facilitar la capacidad de vincular empresas, proveedores y consumidores.

 

“La posibilidad de vincularse con los mercados del mundo está convirtiéndose rápidamente en un aspecto clave de la capacidad de los países de competir, crecer, atraer inversiones, crear empleos y reducir la pobreza”, dijo Danny Leipziger, vicepresidente del sector de Reducción de la Pobreza y Gestión Económica del Banco Mundial. “Pero para aquéllos que no pueden conectarse, los costos de la exclusión son cada vez mayores”.

 

De acuerdo con el estudio —que incluye un índice de desempeño logístico[1]—, Singapur, un gran centro mundial de transporte y logística, está a la cabeza de la lista. En el otro extremo están los países de ingreso bajo, en especial aquéllos sin salida al mar en África y Asia central.

 

Todos los países desarrollados resultaron los de mejor desempeño: de las siete naciones más industrializadas, Alemania obtuvo el tercer lugar; Japón, el sexto; el Reino Unido, el noveno; Canadá, el décimo; Estados Unidos, el decimocuarto; Francia, el decimoctavo, e Italia, el vigésimo segundo, de un total de 150 países. También existen diferencias importantes entre los países en desarrollo de ingreso similar. China y Chile, por ejemplo, obtuvieron el trigésimo y el trigésimo segundo puesto respectivamente, mientras que los países de ingreso más alto, como los productores de petróleo, tuvieron en general un desempeño inferior a su potencial.

 

“Puesto que es un factor importante para la competitividad, en el mundo globalizado de hoy, la logística puede hacer triunfar o fracasar a los países”, dijo Uri Dadush, director del Departamento de Comercio del Banco Mundial. “Uno puede tener una aduana muy buena, pero un desempeño deficiente en apenas una o dos áreas de la cadena de distribución tiene repercusiones graves en el desempeño económico del país, ya que genera una percepción de falta de confiabilidad”.

 

En el estudio titulado Connecting to Compete: Trade Logistics in the Global Economy, dirigido por los economistas del Banco Mundial Jean François Arvis y Monica Alina Mustra, se brindan ejemplos concretos. Un país distante como Chile puede vender pescado fresco y fruta perecedera a consumidores en Asia, Europa y América del Norte gracias al buen funcionamiento de sus cadenas de distribución. En el otro extremo, para importar un contenedor de seis metros de Shanghai a Nyamena, la capital del Chad, un país sin salida al mar, se necesitan unas diez semanas con un costo de US$6.500, mientras que, para hacer el mismo envío desde un país sin salida al mar de Europa oriental o central, hacen falta cuatro semanas y menos de US$3.000.

 

Otra conclusión del estudio es que los países en desarrollo en cuyas economías el comercio internacional ocupa una posición central tienen un mejor desempeño que otras naciones de ingreso similar. Algunos ejemplos son los de Sudáfrica (24) (el país africano de mejor desempeño), Malasia (27), Chile (32) y Turquía (34) entre los países de ingreso mediano alto; China (30) y Tailandia (31) entre los países de ingreso mediano bajo, e India (39) y Viet Nam (53) entre los países de ingreso más bajo.

 

En cuanto al desempeño por región de los países en desarrollo, Corea (25) ocupa la mejor posición en Asia oriental; Chile (32) es el mejor de América Latina, seguido por Argentina (45) y México (56); India (39) es el de Asia meridional; Omán (48) es el de Oriente Medio, y Turquía (34), el de Europa oriental.

 

Según el documento Connecting to Compete, la mejora del desempeño logístico dependerá también de la gestión de gobierno y del contexto institucional en general. Aunque la solicitud de pagos informales (por ejemplo, sobornos) es inusual en los 30 primeros países del índice de desempeño logístico, resultó frecuente entre los de desempeño más bajo (aproximadamente el 50% de los encuestados).

 

Asimismo, en el estudio se señala la necesidad de combinar reformas individuales, como la modernización de la aduana, con mejoras en todos los aspectos de la cadena de distribución. “Los países deben coordinar más sus procedimientos de frontera con otros organismos, mejorar las telecomunicaciones, la tecnología de información, la infraestructura física, y facilitar el funcionamiento de servicios privados competitivos, como el transporte por carretera, los servicios de agentes aduaneros y los de almacén aduanero”, dijo Arvis.

 

“Es esencial una reforma exhaustiva de la facilitación del comercio internacional y la logística para cerrar la brecha en esta área”, añadió Mustra. “Deben efectuarse mejoras en los mercados de servicios logísticos a fin de reducir las fallas en la coordinación, en especial las que se atribuyen a los organismos públicos que actúan en las fronteras, y de generar un fuerte apoyo para los cambios futuros y el desarrollo económico”.

 




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/96F0W4SVB0