Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

El Grupo del Banco Mundial dinamiza los mercados

Disponible en: 中文, العربية, English, русский, Français
  • Gemloc, del Grupo del Banco Mundial, entra en acción para crear bonos en moneda local en mercados emergentes.
  • Nuevo fondo tendrá un índice de 'inversionabilidad'.
  • Inversiones estables es uno de los objetivos del proyecto destinado a 40 países de ingreso bajo y mediano.

19 de noviembre de 2007— Un nuevo fondo de bonos en moneda local para mercados emergentes, que llevará la etiqueta conjunta del BIRF y un asociado privado, proyecta acumular US$5.000 millones a principios de 2008 para invertirlos en 40 mercados de bonos emergentes.

Gemloc i (nombre abreviado en inglés del Fondo mundial de bonos en moneda local para mercados emergentes) es una solución “sistémica” para un déficit del mercado, señaló Michael Klein, vicepresidente y economista principal de la IFC en una conferencia de prensa i celebrada el 21 de octubre. Aunque 70% de la deuda total de los mercados emergentes ya está denominada en moneda local, sólo 10% de las divisas que se convierten en bonos emitidos por los mercados emergentes está en moneda local. Además, sólo 2% de la deuda en moneda local de los mercados emergentes se referencia según los índices actuales.

Michael Klein habla sobre Gemloc

Michael Klein habla sobre Gemloc en la conferencia de prensa de octubre.

Según Klein, los inversionistas necesitan un fondo específico de deuda en moneda local en los mercados emergentes cuya diversificación sea amplia. Y aunque cerca de una decena de economías emergentes ya ha desarrollado mercados de bonos en moneda local líquidos, muchas otras buscan mejorar la liquidez, crear infraestructura de mercado, desarrollar sistemas tributarios eficaces y reducir la burocracia.

El Banco Mundial está en busca de un administrador de fondos privados para Gemloc con el fin de recaudar fondos en mercados internacionales, unos US$5.000 millones según los cálculos, y manejar una cartera de inversiones en bonos en moneda local en por lo menos 40 mercados emergentes. También se podría invertir hasta 30% de activos en bonos subnacionales y de empresas.

El círculo virtuoso

El fondo no es autónomo sino uno de los componentes de un programa de tres partes que también incluye un índice (el Índice de bonos en mercados emergentes mundiales - Gemx) patrocinado por la IFC y ponderado no sólo por el tamaño del mercado sino también por su “inversionabilidad”, lo que se ajusta a variables como sistemas tributarios y reguladores y reglas de acceso al mercado. La IFC no es nueva en el negocio, pues hace 20 años lanzó el primer índice accionario en mercados emergentes.

El objetivo no es sólo proveer un punto de referencia para los inversionistas, sino también crear incentivos para que los países asociados del Banco Mundial aumenten su atractivo en este tipo de activos. La tercera parte del programa consiste en asistencia técnica del Banco a los países para ayudarlos a desarrollar mercados de bonos locales con mayor atractivo para la inversión.

De qué forma ayudan los bonos a países que crecen

Los bonos son una forma atractiva de financiar la costosa infraestructura que necesitan los países en desarrollo para mantener el crecimiento económico y ampliar los beneficios relacionados.

Los bonos son una forma de deuda a bajo costo para los países prestatarios y los prestamistas los prefieren porque los intereses están exentos de impuestos.

Esta asistencia técnica será financiada a través de un “derecho para el desarrollo” proveniente del administrador del fondo. No existen compromisos de capital ni del BIRF ni de la IFC en el proyecto en general y después de 10 años entrará en vigencia la disposición de expiración, lo que significa el retiro del nombre “Banco Mundial” y el relevo por parte del sector privado.

Gemloc forma parte de la estrategia del Banco para desarrollar productos financieros innovadores diseñados específicamente según las necesidades especiales de los países sobre la base del conocimiento combinado del BIRF y de la IFC para multiplicar el impacto de pequeñas inversiones financieras.

El Grupo del Banco Mundial está apostando al gran potencial sin aprovechar de estos mercados. Debido al desempeño histórico de los mercados en moneda local en los últimos 10 años, Klein señaló: “Si hubiese habido una mejor forma de invertir en ellos frente a los índices, estas inversiones habrían superado incluso a las inversiones en capital accionario en mercados emergentes, a las cuales les ha ido bastante bien si las miramos en perspectiva”.

En sus inicios, el fondo invertirá en 15 a 20 mercados emergentes, entre los que se cuenta Brasil, Chile, China, Colombia, República Checa, Egipto, Hungría, India, Indonesia, Malasia, México, Perú, Filipinas, Polonia, Rumania, Rusia, Eslovaquia, Sudáfrica, Tailandia y Turquía. El plan es llegar a 40 mercados en menos de cinco años.

El programa es modelo de innovación y cooperación entre el BIRF y la IFC

Para el Grupo del Banco Mundial, el fondo representa la oportunidad de ayudar a abrir los mercados emergentes en moneda local al tiempo que se mejora la profundidad y la calidad de los mercados de la deuda, señaló Klein. Además de mayor estabilidad financiera, la prolongación de los vencimientos y los instrumentos en moneda local permiten invertir en infraestructura y mejorar la estructura del financiamiento.

A pesar del éxito de los mercados de capitales en mercados emergentes, en muchos países los mercados de bonos se han desarrollado con lentitud. Son varias las explicaciones para este fenómeno, afirma Oliver Fratzscher, gerente de programas de Gemloc, pero una de ellas es la percepción de que el capital accionario es más útil para el desarrollo. Además, siguen existiendo obstáculos en cuanto a infraestructura del mercado financiero, los impuestos llegan a ser prohibitivos en ocasiones y el “papeleo” impide acceder a un grupo más amplio de inversionistas.
Gemloc tiene una función única que cumplir en países de ingreso bajo y mediano

Gemloc tiene una función única que cumplir en países de ingreso bajo y mediano.

“Ahora, es perfectamente posible que los administradores de reservas y los fondos de pensiones de mercados emergentes inviertan en un nuevo vehículo, a saber, en una cartera diversificada de bonos en moneda local en mercados emergentes, situación que ampliaría drásticamente la base de inversionistas y crearía oportunidades de inversión entre los países del hemisferio sur”, indicó Fratzscher.

“Hoy, estos mercados atraen muchos capitales itinerantes, dinero derivado durante tres a seis meses de centros extraterritoriales que ingresan y salen del país y no hacen ningún aporte al desarrollo”, explicó Fratzscher. “Y lo que queremos es aportar para que estos flujos de capitales itinerantes a corto plazo se conviertan en inversiones nacionales estables de más largo plazo y de inversionistas institucionales, tanto privados como oficiales”.

Gemloc responde además a un plan de acción del G8 para el desarrollo de mercados de bonos locales anunciado en mayo por los ministros de finanzas congregados en Potsdam. En esa reunión, los ministros identificaron el desarrollo de mercados de bonos locales como una de las estructuras de mercado nacionales fundamentales para dar estabilidad financiera permanente a los mercados emergentes y solicitaron al FMI y al Banco que sugirieran otros mecanismos.

Directorio alaba cooperación BIRF-IFC para lograr un producto innovador

El Directorio aprobó el programa Gemloc el 4 de octubre y varios directores ejecutivos lo alabaron por su carácter innovador y su capacidad de demostrar el potencial de la cooperación entre el BIRF y la IFC.

El director ejecutivo del Banco Central para América Central, México, España y Venezuela, Jorge Familiar, también habló ante los periodistas en el lanzamiento de las Reuniones anuales, donde dijo: “Felicito a Gemloc por su ingenioso enfoque destinado a incentivar el desarrollo financiero a través de iniciativas de mercado”.

“Este proyecto demuestra que el Grupo del Banco Mundial tiene una función única que cumplir en cuanto a abordar los déficit de mercado, unir al sector público y privado a fin de satisfacer las demandas de ambos así como las demandas de los países de ingreso mediano y los países pobres”.

La solución multidimensional propuesta por el Banco era necesaria para vencer los obstáculos del mercado, señaló Familiar. “Suele ser difícil atraer a inversionistas sin liquidez en un mercado, y es difícil tener liquidez sin contar con inversionistas”, agregó.

El director terminó describiendo a Gemloc como un ejemplo de cooperación entre países del hemisferio sur toda vez que pone en contacto a mercados con diferentes niveles de desarrollo y permite que los mercados más pequeños aprovechen los beneficios de integrar un fondo con mercados más desarrollados.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/N1Z89J2MN0