Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

El Banco Mundial mantiene su compromiso con el mejoramiento de la gestión de los bosques congoleños

Disponible en: Français, العربية, English, 中文
Comunicado de prensa Nº:2008/188/AFR

Contactos
En Washington: Sarwat Hussain (202) 473 5690
shussain@worldbank.org
Herbert Yusimbom Boh (202) 473 3548
hboh@worldbank.org
En Kinshasa: Louise M. Engulu (243)09 9830 2914
lengulu@worldbank.org
Panel de Inspección: Luis Schunk (202) 458-5200
lschunk@worldbank.org

WASHINGTON , 15 de enero de 2008 — La entidad de investigación independiente del Banco Mundial, el Panel de Inspección, agradeció las gestiones realizadas por el Grupo del Banco Mundial para abordar los graves problemas que han ocurrido en medio de circunstancias difíciles en el sector forestal de la República Democrática del Congo. A la vez que señalaba una serie de fallas en el cumplimiento de las políticas en varias reformas al sector forestal que cuentan con apoyo del Banco, el Panel destacó la opinión que comparten muchas de las partes involucradas, incluso críticos del actuar del Banco, a saber, que el Banco debería seguir involucrado en el sector forestal del país y fortalecer las gestiones destinadas a abordar problemas y corregir fallas en el cumplimiento de las políticas.

El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial se reunió el 10 de enero para analizar el Informe del Panel de Inspección, la Réplica de la Administración y el Plan de Acción. Las comunidades pigmeas del país señalaron al Panel de Inspección que las actuales reformas al sector forestal, que cuentan con apoyo del Banco Mundial, se están ejecutando sin previa consulta, lo que podría resultar en la vulneración de sus derechos a habitar tierras ancestrales y manejar y hacer uso de los bosques en conformidad con sus costumbres tradicionales.

El Panel concluyó que el Banco no cumplió algunas de sus propias políticas, como la de Evaluación Ambiental y la de Pueblos Indígenas. Werne Kiene, presidente del Panel, declaró: “El Panel valora los esfuerzos realizados por el Banco en este sector tan crucial y destaca la importancia de su sostenido compromiso. Sin embargo, el Panel concluye que hubo una falla en la etapa de diseño del proyecto, que no incluyó el análisis inicial necesario para identificar posibles riesgos y activar las políticas de salvaguarda pertinentes de manera que se tomaran las medidas para abordar las necesidades de las comunidades pigmeas y de otros residentes locales".

La directora gerente del Grupo del Banco Mundial, Ngozi N. Okonjo-Iweala, agradeció el informe del Panel de Inspección y respaldó las medidas que establece el Plan de Acción del Banco. Señaló que son aportes significativos para promover una mejor gestión de los bosques congoleños y proteger los derechos de las comunidades que dependen de ellos, como los pigmeos.

“El Banco Mundial ha trabajado bastante, pero todavía puede hacer mucho más para proteger los bosques, reducir la pobreza, proteger los derechos de los pueblos indígenas y promover la estabilidad ambiental del planeta por medio de su trabajo en la República Democrática del Congo. Aceptamos las conclusiones del Panel y aplicaremos las lecciones que hemos aprendido, a la vez que mantenemos nuestro compromiso de cooperación con nuestros asociados en la tarea del desarrollo y el gobierno congoleño, que lidera esta importante tarea", agregó Okonjo-Iweala.

El Plan de Acción que aprobó el Banco pone énfasis en seguir participando en el sector forestal de la República Democrática del Congo; mantener el control de la prohibición de otorgar concesiones para la tala de árboles; y fortalecer la fiscalización de la normativa forestal. El Plan tiene como objetivo aumentar la integración de las comunidades que dependen de los bosques, como los pigmeos, en las actividades del Banco en el país y respaldar actividades de crucial importancia, como la formación de capacidades, la zonificación participativa, la protección de los derechos consuetudinarios y la fiscalización y supervisión independiente de futuras operaciones forestales.

“Estamos prestos a aprender de esta experiencia”, agregó Obiageli Ezekwesili, vicepresidente del Banco Mundial para la Región de África. “Seguiremos trabajando en estrecha colaboración con el gobierno congoleño y los asociados en el desarrollo para ayudar a que las comunidades pobres que viven de los bosques, como los pigmeos, puedan participar plenamente en la toma de decisiones que les afectan directamente”.

El Banco además seguirá promoviendo el debate público sobre modelos alternativos e innovadores de gestión forestal. En el marco del Plan de Acción, el Banco trabaja en la preparación de tres operaciones complementarias que ascienden a un total estimado de US$64 millones.

El Panel concluyó asimismo que al diseñar los proyectos, el Banco subestimó el uso y el valor no material que los bosques suponen para los medios de subsistencia de las comunidades que viven de ellos y una población rural de unos 40 millones de personas. Respecto del Plan de Acción propuesto, Kiene señaló que “contiene elementos importantes, pero se requiere una mayor especificidad, en particular en las medidas que tienen que ver con las políticas del Banco destinadas a abordar la tenencia de tierras y otros derechos de las comunidades pigmeas en los bosques congoleños; en cómo abordar problemas que surjan en el proceso de revisión de las concesiones para la tala de árboles, incluida la violación de la prohibición de otorgar nuevas concesiones".

En la reunión del Directorio, hubo amplio acuerdo en torno a las conclusiones del Panel, las medidas delineadas en el Plan de Acción y la importancia de emprender y desarrollar medidas específicas para corregir los errores identificados y aplicar las enseñanzas recogidas. En 12 meses más, la Administración deberá entregar al Directorio un informe de avance de la ejecución del Plan de Acción.

En la reunión se destacó que, desde 2002, el Gobierno de la República Democrática del Congo ha iniciado un programa fundamental y ambicioso de reforma forestal que rompe con el legado del pasado y prepara el camino para establecer modelos de gestión forestal más sostenibles y equitativos. Se reconoció que luego de los grandes conflictos internos, los desafíos que enfrenta el país son inmensos y tienen riesgos considerables, pero que la inactividad supone amenazas aún mayores para los bosques.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/34RHSWB280