Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Conferencia se centra en el empleo y en los desafíos que enfrenta el desarrollo

Disponible en: Français, 中文, English
  • Crecimiento económico actual no alcanza para crear empleos suficientes.
  • En países en desarrollo, muchos jóvenes no saben leer ni escribir.
  • Banco Mundial aumenta progresivamente sus iniciativas para apoyar la creación de buenos empleos.

6 de mayo de 2008—¿Cómo pueden los países en desarrollo aprovechar todo el potencial de sus 1.300 millones de jóvenes para producir un crecimiento económico sostenido y reducir más drásticamente la pobreza?

¿De qué manera deberían estos países combatir la alta tasa de desempleo, las malas condiciones laborales, los bajos salarios y la creciente desigualdad y exclusión?

Éstas son algunas de las problemáticas que se analizarán durante los días 5 y 6 de mayo en Rabat, Marruecos, en la tercera  Conferencia sobre empleo y desarrollo i, auspiciada por el Banco Mundial y el Institut zur Zukunt der Arbeit (IZA, por sus siglas en alemán). IZA es el instituto alemán para el estudio del trabajo con sede en Bonn.

Cerca de 170 líderes expertos en trabajo y empleo se encargarán de analizar diferentes temas que abarcan desde trabajo infantil y migración laboral hasta trabajo informal “bajo cuerda”, discriminación de la mujer y capacitación laboral.

Foro sobre políticas después de la conferencia

El 7 de mayo se realizará un foro sobre políticas públicas para la creación de más y mejores empleos. En él participarán autoridades responsables de la formulación de políticas provenientes de Sudáfrica, Marruecos, México, India e Indonesia, además de representantes del Banco Mundial, el IZA, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos, la Organización Internacional del Trabajo, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Universidad de Harvard y Mujeres en la economía informal: globalización y organización (WIEGO, por sus siglas en inglés).

“El empleo y los buenos trabajos son fundamentales para el crecimiento y la lucha contra la pobreza”, dijo Robert Holzmann, organizador de la conferencia y director del Departamento de trabajo y protección social de la Red del Banco Mundial para el desarrollo humano.

No obstante, un crecimiento elevado no siempre se ha traducido en una mayor cantidad o mejores empleos, o de empleos mejor remunerados, dijo Ana Revenga, directora de la Red sobre reducción de la pobreza y gestión económica del Banco Mundial. Muchos empleos nuevos en la agricultura de subsistencia o en el sector informal requieren pocos conocimientos y ofrecen bajos salarios, dijo.

El crecimiento tampoco ha sido suficiente para crear los empleos necesarios para la gran cantidad de jóvenes que ingresa al mercado laboral en los países en desarrollo, dijo Holzmann.

Muchos jóvenes en desventaja en el mercado laboral

Sólo en Oriente Medio y Norte de África se requiere crear 100 millones de empleos antes de 2020 para estabilizar la situación laboral de la región, según el Informe sobre el desarrollo mundial 2007 del Banco Mundial.

Muchos jóvenes se encuentran en una situación de desventaja en el mercado laboral, en particular en los países en desarrollo. Representan prácticamente la mitad de los desempleados del mundo, y 130 millones de jóvenes entre 15 y 24 años no saben leer ni escribir.

El objetivo de la conferencia y el foro sobre políticas, dijo Holzmann, es formar el tipo de conocimientos necesarios para poner en marcha políticas que funcionen en los países en desarrollo, y ayudar a los responsables de la toma de decisiones para que analicen en conjunto las opciones que podrían resolver problemáticas como la creación de empleos, la capacitación laboral y la educación, además de otros temas relacionados.

En la conferencia se anunciarán dos donaciones de US$500.000, una de ellas destinada a investigaciones adicionales sobre migración laboral y desempeño del mercado laboral en los países en desarrollo y la otra al estudio del funcionamiento de los mercados laborales en países con grandes sectores informales no regulados. Un fideicomiso de múltiples donantes financia las donaciones que servirán para realizar investigaciones a mayor escala, ayudar a los países a formar capacidades para la formulación de políticas públicas sobre el mercado laboral y aplicar en forma experimental las estrategias que resulten más prometedoras.

Hemos recibido más de 180 estudios en respuesta a la invitación de la conferencia a presentar propuestas, dijo Jean Fares, economista principal de la Red de desarrollo humano. El comité de científicos de la conferencia aceptó 90 estudios de investigadores de todo el mundo que trabajan en temas relacionados con el empleo en países en desarrollo. La conferencia incluirá también grupos de expertos invitados conformados por destacados académicos y autoridades responsables de la formulación de políticas.

‘Los países que recurren a nuestros servicios piden soluciones’

El interés en las problemáticas relacionadas con el mercado laboral ha aumentado, tanto en el Banco Mundial como en los países solicitantes, dijo Fares. “Los países que recurren a nuestros servicios piden soluciones”, dijo. Por ejemplo, el empleo es un tema prioritario en el programa del país anfitrión, Marruecos, dijo Fares, y se reflejará en la presencia de un numeroso grupo de delegados marroquíes en la conferencia, incluido dos ministros.

Por otra parte, el Banco Mundial incrementa sus propias iniciativas para apoyar a los países estimulándolos a crear buenos empleos, dijo Holzmann. El programa proyectado se conoce como MILES (por sus siglas en inglés) y se centra en áreas como macroeconomía, clima propicio para las inversiones, instituciones dedicadas al mercado laboral, educación y conocimientos especializados y protección social. Su objetivo es encontrar formas innovadoras de evaluar y abordar las áreas más importantes que limitan la creación de empleos y probar estos métodos en terreno.

“En este preciso momento no comprendemos muy bien cómo opera el mercado laboral en los países de ingreso bajo y mediano y si no disponemos de un buen modelo, es difícil preparar buenas políticas”, dijo Holzmann.