Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Caída del comercio podría retrasar varios años a países en desarrollo

Disponible en: English, العربية, Français, 日本語, 中文
  • Descenso de actividad comercial podría erosionar recientes logros en el desarrollo.
  • Falta de financiamiento para el sector está restringiendo el comercio a nivel mundial.
  • Programas del Banco en esta área pueden ayudar a los países a mejorar sus perspectivas económicas.

24 de noviembre de 2008 — La inminente disminución del comercio mundial podría “retrasar muchos años a los países en desarrollo” y borrar los logros alcanzados recientemente en materia de desarrollo, advirtió un funcionario superior del Banco Mundial antes de una conferencia internacional de las Naciones Unidas (ONU) en Qatar.

Danny Leipziger, vicepresidente de la Red de Reducción de la Pobreza y Gestión Económica del Banco, dijo que la crisis financiera ya ha afectado al comercio y podría minar el progreso alcanzado en África y en otros lugares en los últimos seis años.

Los países de ingreso bajo, debilitados por los altos precios de los alimentos y del combustible registrados el año pasado, “tienen muy pocos recursos para proteger a sus poblaciones vulnerables. No cabe duda de que se va a producir una recesión mundial y vamos a atravesar un período turbulento”, agregó Leipziger.

El Grupo del Banco Mundial anunció durante sus Reuniones Anuales de octubre que está preparado para intensificar su asistencia a los países en desarrollo. Las medidas incluyen el aumento del financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) a US$100.000 millones en los próximos tres años y la duplicación del programa de financiamiento para el comercio de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) a US$3.000 millones.

Además, la institución trabaja para acelerar las donaciones y los préstamos a largo plazo y sin interés a los 78 países más pobres del mundo, 39 de los cuales están en África. Se encuentran disponibles alrededor de US$42.000 millones a través de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial destinado a estos países, durante un período de tres años.

Comercio: motor para el desarrollo

De hecho, el comercio mundial ha sido un motor de la economía mundial. Los países en desarrollo registraron un crecimiento de casi el 8% y atrajeron la cifra histórica de US$1 billón en flujos de capitales privados netos en 2007. Esta actividad es algo más que el mero intercambio de bienes y servicios, e incluye el intercambio de conocimientos e ideas en general y conocimientos técnicos, señaló Leipziger.

Sin embargo, en 2009 el comercio mundial podría caer por primera vez desde 1982. Se pronostica que la economía global va a crecer sólo el 1%, al tiempo que se espera que el crecimiento de los países en desarrollo baje a 4,5%, por debajo del 6,5% proyectado previamente. El Banco Mundial estima que esa caída del 1% podría sumir en la pobreza a otros 20 millones de personas.

Mientras crece la amenaza de recesión, los jefes de Estado se reunirán en la Conferencia Internacional sobre Financiamiento para el Desarrollo i en Doha, Qatar, del 29 de noviembre al 2 de diciembre. Este encuentro es un seguimiento de la reunión de Monterrey, México, celebrada en 2002, a la que a menudo se considera un momento crucial en la cooperación para el desarrollo por parte de la comunidad internacional.

El presidente del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, enviará al economista jefe Justin Lin para representarlo a él y a la institución y ser la voz de los países en desarrollo. Lin, quien es originario de China, liderará una delegación de alto nivel, integrada también por el primer vicepresidente Marwan Muasher de Jordania.

La cita será precedida por una cumbre especial de la ONU sobre la crisis financiera en Qatar el 28 de noviembre, a la que se espera que asistan los líderes del Grupo de los Veinte (G-20) y países que no pertenecen a este grupo.

Falta de financiamiento para el comercio

“En este momento, lo que está restringiendo el comercio mundial no es sólo la disminución de la demanda global, sino la falta de financiamiento para este sector”, dijo Leipziger. “La gente no puede conseguir suficiente financiamiento para despachar sus mercancías. Por lo tanto, es necesario resolver este problema cuanto antes mejor”.

“Lo más importante es tratar de que esta recesión sea lo más corta posible”, agregó.

Se prevé que la mayoría de los países desarrollados va a ser víctima de la depresión económica, y eso provoca el temor de que algunos aumenten sus barreras comerciales.

“No hay duda de que se está poniendo a prueba el sistema de comercio multilateral”, dijo Leipziger. Un ejemplo claro son los subsidios y otras formas de apoyo nacional a las diferentes industrias que están contemplando los países industrializados.

Según Leipziger, es clave mantener los mercados abiertos. Los gobiernos deberían esforzarse para utilizar esta crisis como una oportunidad de invertir en infraestructura relacionada con el comercio, implementar medidas para facilitar las actividades económicas y mantener líneas de crédito y garantías de financiamiento comercial, en particular, a través de sus organismos de crédito a la exportación, agregó.

El Grupo del Banco Mundial acoge con beneplácito el compromiso con el comercio que asumieron los participantes del G-20 el 15 de noviembre en la cumbre de Washington. En su comunicado expresaron: “nos abstendremos de levantar nuevas barreras a la inversión o al comercio de bienes y servicios, de imponer nuevas restricciones a las exportaciones o implementar medidas incoherentes con la Organización Mundial del Comercio (OMC) para estimular las exportaciones”.

Ayudar a los países a mejorar sus perspectivas económicas

Leipziger dijo que los programas de comercio del Banco Mundial también permiten que los países mejoren sus perspectivas económicas.

Por ejemplo, uno de dichos programas se concentra en la expansión de la logística y facilitación del comercio de la institución y busca que las exportaciones lleguen a los puertos en forma más eficiente, así como ayuda a los países en desarrollo a reducir los costos de participación en el comercio internacional y aprovechar mejor las oportunidades que les brinda el comercio mundial -incluso cumplir con las normas de importación de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Otro programa contribuye a crear nuevas oportunidades comerciales y ampliar la iniciativa de Ayuda para el comercio mediante el apoyo a programas nacionales sobre el comercio y la competitividad, al igual que infraestructura y otras cuestiones vinculadas con este sector.

“Debemos asegurarnos de que los países en desarrollo tengan acceso al crédito y a los mercados internacionales. Pienso que es allí donde el mantenimiento de un sistema de comercio abierto es muy importante”, dijo Leipziger. “Aunque los países de la OCDE estén en recesión, eso no significa que debemos recurrir al proteccionismo, que provocará un retraso de muchos años en las naciones en desarrollo”.

“En realidad, les corresponde a todos los países mantener el comercio internacional y el flujo del financiamiento, ya que de esa manera se puede limitar el daño de la recesión mundial; todos nos beneficiaremos al máximo con esto, en especial, los países en desarrollo”.


Este artículo ha sido revisado para reflejar la siguiente corrección:

Corrección: 25 de noviembre de 2008
Fue añadido el párrafo sobre la delegación del Banco Mundial que asistirá a la Conferencia Internacional sobre Financiamiento para el Desarrollo.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/OKC3DLFV10