Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

El Banco Mundial incrementa a US$2.000 millones su respuesta para hacer frente a la crisis del precio de los alimentos

Disponible en: Ø§Ù„عربية, Français, English, 中文
  • El Banco incrementa a US$2.000 millones su línea de crédito destinada a brindar alivio inmediato a los países gravemente perjudicados por los precios de los alimentos.
  • Desde mayo del año pasado, a través de este mecanismo se han aprobado proyectos por un valor de US$916 millones en 31 países. Aproximadamente la mitad de los fondos se destinaron a proyectos en África.
  • Se estima que la cantidad de personas que sufren desnutrición actualmente supera los 1.000 millones.

21 de abril de 2009 — Cuando a principios de año se corrió el rumor de que podía ganarse dinero removiendo la basura, labrando o desmalezando campos cerca de Banga, en el condado de Bong (Liberia), se produjo una estampida de personas desesperadas.

“La gente venía con apremio, y nosotros no podíamos contratarlos a todos”, manifestó Rene Gibson, supervisor de proyecto de una organización no gubernamental local llamada RICE.

“Muchos estaban en situación vulnerable, pero nosotros no podíamos aceptar a más de 500, así que nos resultó muy difícil tener que dejar personas afuera”.

La abrumadora respuesta al programa “dinero a cambio de trabajo” en el noreste de Liberia es sólo un indicio de que la crisis de los alimentos no ha terminado.

Con la cantidad de personas que sufren de desnutrición en todo el mundo cercana a los 1.000 millones, el Grupo del Banco Mundial anunció el 16 de abril que aumentará sus fondos para hacer frente a la crisis de los alimentos de US$1.200 millones a US$2.000 millones, a fin de seguir ayudando a los países a enfrentar la volatilidad del precio de los alimentos, aún en curso.

"La persistencia del entorno económico riesgoso combinada con la persistencia de la volatilidad de los precios de los alimentos implica que, para los pobres, la crisis de los alimentos está lejos de terminar", dijo la directora gerente del Grupo del Banco Mundial, Ngozi Okonjo-Iweala.

“La realidad es que la tendencia descendente registrada a nivel internacional no ha tenido un efecto en términos de menores precios de los alimentos en muchos países pobres… por lo que tenemos que seguir ayudando”.

El Banco aprueba más de US$900 millones en proyectos en 31 países

Desde su constitución, en mayo del año pasado, el mecanismo ha aprobado proyectos por un valor total de US$916 millones en 31 países, con casi la mitad de los fondos destinados a respaldar proyectos en África. El remanente de los US$1.200 millones está asignado a proyectos en 11 países.

Antes de la crisis del precio de los alimentos, 923 millones de personas sufrían desnutrición. Las estimaciones más recientes revelaron que esta cifra se modificó a 963 millones de personas, a causa del marcado aumento registrado en los precios de los alimentos en la primera mitad de 2008, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Actualmente, se estima que la cantidad de personas que sufren de desnutrición supera los 1.000 millones.

Aunque el precio ha bajado respecto del nivel máximo que alcanzó en 2008, el de los principales granos sigue estando por encima de la media, y la elevada volatilidad del precio de los alimentos, combinada con el efecto de la crisis financiera, amenaza con un mayor aumento en la inseguridad alimentaria y agrava las dificultades que enfrentan los más pobres, quienes en la actualidad gastan más de la mitad de sus ingresos en alimentos.

El mecanismo brindó alivio inmediato

El mecanismo de financiamiento rápido para hacer frente a la crisis de los alimentos ha brindado alivio inmediato a los países gravemente perjudicados por los precios de los alimentos.

Los proyectos ejecutados por el Banco Mundial y sus asociados en el sistema de las Naciones Unidas han respaldado programas de protección social tales como programas de trabajo, suministro de micronutrientes y raciones complementarias a madres e hijos y comedores escolares para los sectores más vulnerables.

Por ejemplo, en Sierra Leona, se han aprobado 119 proyectos de dinero por trabajo, que permiten brindar 42.000 días-persona de empleo a más de 5.300 habitantes.

En Liberia, todos los meses desde octubre de 2008 se ha brindado alimentación escolar a 60.000 niños.

Con US$735 millones desembolsados hasta la fecha, el PRCMA también brinda apoyo a la producción de alimentos de pequeños agricultores a través del suministro de semillas y fertilizantes que mejoran los sistemas de riego y mediante el respaldo a las actividades ganaderas. Se espera que esta ayuda alcance a un total de 5,5 millones de agricultores. El PRCMA también brinda apoyo presupuestario para políticas gubernamentales, como las destinadas a compensar las reducciones arancelarias para los alimentos y otros costos inesperados.

Intervenciones contempladas a mediano y a largo plazo

Además de las operaciones de emergencia, el Banco Mundial también está trabajando en intervenciones a mediano y a largo plazo. En 2008, el Banco Mundial reafirmó la importancia fundamental de la agricultura cuando publicó el Informe sobre el desarrollo mundial 2008, Agricultura para el desarrollo.

“Dado que el 75% de los pobres del mundo viven en áreas rurales y, en su mayoría, obtienen su sustento a partir de la agricultura, debemos enfatizar la posición de la actividad agrícola como el principal sector para la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental”, señaló Juergen Voegele, director del departamento de Agricultura y Desarrollo Rural del Banco Mundial.

Hasta el momento, el Banco Mundial ha movilizado casi US$200 millones en fondos externos de Australia, la Comisión Europea y Rusia para ampliar las actividades del PRCMA. El Grupo del Banco Mundial está comprometido a incrementar su financiamiento anual relacionado con la agricultura y los alimentos, de US$4.000 millones a US$6.000 millones, antes de 2010.

El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó un nuevo tope de US$2.000 millones o una fecha límite (30 de junio de 2010) para la utilización de los fondos, según qué ocurra primero.

Con inclusión del PRCMA, el Banco Mundial espera aprobar más de US$3.000 millones en nuevas operaciones de la AIF y el BIRF en agricultura y aproximadamente US$1.000 millones en nuevos programas de redes de protección social relacionados con la seguridad alimentaria para el ejercicio económico en curso. A través de la Corporación Financiera Internacional se han otorgado otros US$1.500 millones en créditos a empresas agropecuarias del sector privado, lo que incrementará el total anual hasta un monto de US$5.600 millones.

La expansión de la provisión de fondos del PRCMA y el aumento del financiamiento por parte del Banco Mundial a la agricultura y el desarrollo rural promueven las cinco áreas de acción del Agriculture Action Plan (Plan de acción sobre agricultura) del Banco Mundial, de próximo lanzamiento: reducción del riesgo y la vulnerabilidad, aumento de la productividad agrícola, vinculación de agricultores con los mercados y fortalecimiento del proceso de incorporación de valor agregado, facilitación de generación de ingresos rurales no agrícolas y salida de la agricultura, y mejora de la sostenibilidad y los servicios ambientales.





Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/LPIBY2H8J0