Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

El Grupo del Banco Mundial lanza iniciativas multimillonarias sobre infraestructura para ayudar a países en desarrollo a capear la crisis

Disponible en: Français, English, ภาษาไทย, 中文, العربية
Comunicado de prensa Nº:2009/324/SDN/IFC

Contactos:
En la ciudad de Washington:
Roger Morier (202) 473 5675
rmorier@worldbank.org
Hannfried von Hindenburg (202) 458 1653
hvonhindenburg@ifc.org

CIUDAD DE WASHINGTON, 25 de abril de 2009. El presidente del Grupo del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, puso en marcha hoy dos iniciativas de inversión en infraestructura por un monto varias veces millonario para ayudar a países en desarrollo a resistir la crisis financiera y económica mundial.

La Plataforma para la recuperación de infraestructura y la protección de activos (INFRA), organizada por el Banco Mundial, y el Mecanismo de financiamiento de la infraestructura afectada por la crisis (ICF), creado por la IFC, institución del Grupo del Banco Mundial dedicada a fomentar las inversiones del sector privado, movilizarán en conjunto más de US$55.000 millones, en los próximos tres años, para proyectos de infraestructura en países en desarrollo. De ese total, US$45.000 millones estarán disponibles por intermedio del Banco Mundial y US$10.000 millones, a través de la IFC. Las dos iniciativas contribuirán a crear puestos de trabajo y sentarán las bases para el crecimiento económico y la reducción de la pobreza.

Como fundadores del ICF, los Gobiernos alemán y francés fueron hoy los primeros en suscribir el memorando de acuerdo con el Grupo del Banco Mundial, con la intención de aportar €500 millones (unos US$660 millones), por medio del banco alemán de desarrollo KfW, y €1.000 millones (alrededor de US$1.300 millones), a través de Proparco, banco francés de desarrollo.

“En momentos en que los países en desarrollo sufren los embates de la crisis económica mundial, es de vital importancia acompañar los paquetes de estímulo económico en el mundo desarrollado con medidas de apoyo a quienes no pueden permitirse rescates de varios miles de millones”, dijo Zoellick al poner en marcha las nuevas iniciativas. “Un retroceso en el sector de la infraestructura deja bases menos sólidas para el crecimiento económico a largo plazo, y ello afecta más a los más pobres. Tenemos la oportunidad de evitar los errores del pasado, aumentar el financiamiento y ayudar a los países a identificar inversiones cruciales”.

La Plataforma INFRA está encaminada a ayudar a los Gobiernos de los países asociados a actuar ante los efectos negativos de la crisis financiera mundial en sus servicios y programas de inversión en el área de la infraestructura. Se prevé que el financiamiento y la asistencia técnica del Banco Mundial para los países en desarrollo ascenderá a los US$45.000 millones en los próximos tres años, y superará esta cifra a medida que más interesados en el desarrollo se sumen y presten su apoyo a la plataforma. Se proporcionará asistencia a todo el mundo, pero se espera que África reciba un gran porcentaje de las inversiones, dadas las acuciantes necesidades detectadas en el continente.

Según las previsiones, el ICF atraerá más de US$10.000 millones para ayudar a cubrir el déficit de financiamiento para proyectos de infraestructura viables, con financiación privada o de asociaciones público-privadas en mercados emergentes. La IFC aportará hasta US$300 millones en capital y es posible que suministre hasta US$2.000 millones en cofinanciamiento de préstamos.

Heidemarie Wieczorek-Zeul, ministra de Desarrollo de Alemania, dijo: “A medida que se agotaban las fuentes de financiamiento, los proyectos de infraestructura en los países en desarrollo fueron quedando abandonados. Y, sin embargo, son necesarios, ya que son elementos esenciales para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio. Los servicios tales como el abastecimiento de agua y saneamiento, energía, transporte y telecomunicaciones son de vital importancia en la lucha contra la pobreza. Por esta razón nuestro Gobierno ha incluido el financiamiento para proyectos de infraestructura destinado a países en desarrollo durante nuestro segundo conjunto de medidas de estímulo económico”.

La ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, señaló: “Estas asociaciones público-privadas del sector de la infraestructura son un componente clave, no sólo de la respuesta inmediata a la crisis, sino también del crecimiento económico a largo plazo. Mediante la firma de este acuerdo, Francia está tomando parte activa en este esfuerzo, al que aporta una contribución de €1.000 millones y su larga experiencia en el sector”.

La crisis financiera mundial ha reducido las inversiones en proyectos de infraestructura, particularmente en países en desarrollo, donde el déficit total anual de financiamiento para inversiones en infraestructura (incluido el mantenimiento) podría oscilar entre US$140.000 y US$270.000 millones, según las distintas hipótesis de crecimiento del PIB.

Los proyectos de infraestructura son ampliamente reconocidos como esenciales a la hora de generar empleo y sentar las bases para la productividad y el crecimiento. Por su uso intensivo de mano de obra, son elementos importantes en la mayoría de los paquetes de medidas de estímulo de los Gobiernos del mundo entero. La función de agente catalizador que cumple la infraestructura en la reducción de la pobreza también se ha reconocido en los objetivos de desarrollo del milenio, entre los que figura el acceso a los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento como meta que se debe alcanzar a más tardar en 2015.

La plataforma INFRA y el ICF se dedicarán, en particular, a las inversiones ecológicas y apoyarán a los Gobiernos que deseen usar las inversiones en infraestructura para promover los “programas verdes” y procuren no perder el buen ritmo de los logros ambientales obtenidos en los países en desarrollo. Este propósito se llevará a la práctica movilizando, para las inversiones en preparación, financiamiento proveniente de nuevos mecanismos, tales como el Fondo para reducir las emisiones de carbono, el Fondo para una tecnología limpia, los bonos verdes y programas similares administrados por otros donantes.

Acerca del Banco Mundial

El Banco Mundial es una institución multilateral de desarrollo y una de las principales fuentes de asistencia financiera y técnica para los países en desarrollo del mundo entero. Está integrado por 185 países miembros y su principal objetivo consiste en asistir a las personas y los países más pobres del mundo. Utiliza sus recursos financieros, su personal y su vasta experiencia para ayudar a los países en desarrollo a reducir la pobreza, promover el crecimiento económico y mejorar la calidad de vida. Para más información, sírvase visitar www.bancomundial.org. Para mayor información sobre la respuesta del Banco Mundial a la crisis, visite http://www.bancomundial.org/temas/crisisfinanciera. Para obtener más información sobre INFRA, véase www.worldbank.orf/infra i

Acerca de la IFC

La IFC, institución que integra el Grupo del Banco Mundial, crea oportunidades para que la gente pueda salir de la pobreza y mejorar sus condiciones de vida. Promueve el crecimiento económico sostenible en los países en desarrollo mediante el respaldo al desarrollo del sector privado, la movilización de capital privado y la prestación de servicios de asesoría y mitigación de riesgos a empresas y Gobiernos. En el ejercicio de 2008, las nuevas inversiones de la IFC ascendieron a un total de US$16.200 millones, lo que representa un aumento del 34% respecto del ejercicio anterior. Para más información, sírvase visitar www.ifc.org. Para obtener mayor información sobre la respuesta de la IFC a la crisis, visite www.ifc.org/financialcrisis. i 




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/ATJHWJ2ZL0