Se agregan al menos otros US$15 mil millones para afrontar la crisis financiera en África

Disponible en: Français, العربية, 中文, English
Comunicado de prensa Nº:2009/347/IFC

Contactos:
Grupo del Banco Africano de Desarrollo:
Onike Nicol-Houra
Tel: +216 2419 1169
Email: o.nicol@afdb.org

Banco Europeo de Inversiones:
Una Clifford / Sabine Parisse
Tel: (352) 4379 83326 / (352) 4379 83340
Email: u.clifford@eib.org / s.parisse@eib.org

Grupo del Banco Mundial:
Houtan Bassiri
Tel: +254-20-275-9000
Email: hbassiri@ifc.org

Dakar, Senegal, 11 de mayo de 2009. Los principales inversores multilaterales e instituciones crediticias de África se comprometieron a proporcionar por lo menos otros US$15.000 millones para promover el comercio, fortalecer el sector financiero, e incrementar los préstamos para infraestructura, agroindustria y pequeñas y medianas empresas en la región afectada por la crisis económica mundial.

El aumento de apoyo forma parte de una respuesta coordinada para impedir que la crisis económica mundial revierta las décadas de progreso, crecimiento e inversiones en África. Las instituciones que participan en la iniciativa son el Grupo del Banco Africano de Desarrollo, el Grupo de la Agence Française de Développement, el Banco de Desarrollo del África Meridional, el Banco Europeo de Inversiones, el Ministerio Federal de Desarrollo Económico y Cooperación de Alemania (BMZ) a través del KfW Bankengruppe, el Grupo del Banco Islámico de Desarrollo y el Grupo del Banco Mundial.

La iniciativa reconoce que la creación de un fondo común de recursos y conocimientos especializados permitirá a los gobiernos e instituciones reducir en forma más eficaz la difícil situación humanitaria que afronta la región, como consecuencia de la crisis económica mundial. Al aunar fuerzas, las instituciones participantes apuntan a aumentar los préstamos e inversiones, promover el diálogo y utilizar una diversa gama de instrumentos para responder eficazmente a la crisis y abordar los temas estructurales de larga data que han obstaculizado el crecimiento económico de África.

El presidente del Banco Africano de Desarrollo (BAfD), Donald Kaberuka, expresó: “Más allá de las medidas adoptadas por las instituciones individuales, resulta vital que aunemos fuerzas y generemos recursos y conocimientos comunes. El alcance y la magnitud de la actual crisis financiera mundial nos obligan a buscar formas innovadoras de trabajar con la máxima colaboración para aumentar nuestro apoyo al sector privado en África. Debemos actuar ahora; mediante esta asociación podemos lograr un cambio. El BAfD está plenamente comprometido con este proceso y no escatimará esfuerzos para lograr que se lleve a cabo con total éxito”.

El director gerente de la Agence Française de Développement (AFD), Jean-Michel Severino agregó: “En lo que a la AFD respecta, estamos plenamente convencidos de que la mera presencia de las empresas privadas en un sector comercial en particular a menudo genera progreso económico e ingresos, por lo cual repercute positivamente desde el punto de vista ambiental y social. Ergo, fomentaremos nuestro compromiso con el sector privado, y el Grupo de la AFD contribuirá en el sector de inversiones y programas, por un monto total que ascenderá a US$3.100 millones, con especial hincapié en la pequeña y mediana empresa, así como en los proyectos de infraestructura de África”.

Por su parte, el presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Philippe Maystadt, anunció: “Hoy aunamos fuerzas para contribuir a que los países africanos respondan a una de las mayores crisis de la historia reciente. Estamos comprometidos con la labor de ampliar nuestro apoyo para los proyectos prioritarios viables en el sector de la infraestructura y acelerar nuestras operaciones para respaldar al sector bancario africano, que resultan esenciales para el crecimiento económico. El fortalecimiento de la cooperación con nuestras instituciones asociadas será vital para el cumplimiento de nuestras metas”.

El presidente del Grupo del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, puntualizó: “En la última década hubo un sólido crecimiento económico y se logró el ansiado progreso para vencer la pobreza en una creciente cantidad de países africanos, y ahora estos importantes logros corren riesgo debido a que estamos ante la crisis más grave en sesenta años. El Grupo del Banco Mundial hará todo lo posible, junto con los asociados que nos acompañan en esta iniciativa, para garantizar que el impacto de la crisis económica mundial, que no es responsabilidad de África, no se transforme en una crisis humana en el continente”.

El plan prevé lo siguiente:

  • El BAfD utilizará un mecanismo de liquidez para situaciones de emergencia, que ascenderá a US$1.500 millones, para proporcionar apoyo financiero a los países que reúnan los requisitos correspondientes y las operaciones que carezcan de liquidez; introducirá una nueva línea de crédito de US$500 millones para financiar el comercio y estudia la posibilidad de destinar US$500 millones a los programas mundiales de liquidez para el financiamiento del comercio, con el fin de brindar apoyo a los bancos comerciales y demás instituciones de financiamiento del comercio. Asimismo, contribuirá con fondos para apuntalar las agroindustrias, las microfinanzas, y coordinar una plataforma para cofinanciar proyectos en África a través de una Asociación para el Financiamiento en África.
  • El Grupo de la AFD contribuirá con inversiones y programas, y aportará un total de US$3.100 millones, con énfasis en la pequeña y mediana empresa y en proyectos de infraestructura en África a través de Proparco, Fonds d’Investissement et de Soutien aux Entreprises en Afrique, y garantías de préstamos. El Fondo de Inversión para la Agricultura en África, que se lanzó con el BAfD, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), la Alianza por una Revolución Verde en África, y la AFD, reunirá 200 millones de euros durante su primera fase y posteriormente 550 millones de euros destinados a las empresas privadas y cooperativas, con el fin de aumentar y diversificar la producción agrícola.
  • El Banco de Desarrollo del África Meridional pulsará el financiamiento para el desarrollo con la inyección de una cifra superior a US$4.000 millones por concepto de financiamiento para desarrollo en éste y otros sectores de desarrollo, un incremento de más del 100% en comparación con el financiamiento de desarrollo que desembolsó en los últimos tres años. También aumentará la asistencia técnica y el otorgamiento de donaciones para fines de capacitación y desarrollo de proyectos a un monto que superará los US$50 millones.
  • El Banco Europeo de Inversiones (BEI) prevé destinar más de 2.000 millones de euros por concepto de préstamos, capital y garantías a África al sur del Sahara en los próximos tres años. La institución aumentará el apoyo a los proyectos de infraestructura y energía, en especial a través de un mayor uso del Fondo Fiduciario de la Unión Europea-África para proyectos de infraestructura que se creó a iniciativa de la Comisión Europea y que actualmente administra el BEI. También ofrecerá cofinanciamiento en paralelo con el mecanismo de respuesta de la Corporación Financiera Internacional (IFC) para situaciones de crisis. El BEI apoyará al sector financiero de África, a través de aportes al Fondo para el mejoramiento de las microfinanzas y demás iniciativas relacionadas, y mediante líneas de crédito bancarias con lineamientos más flexibles y, con inyecciones de capital, en los casos en que corresponda. El BEI continuará desarrollando su labor en las iniciativas del sector privado con las instituciones asociadas, lo cual incluye al programa European Financing Partners (EFP) con las instituciones financieras de desarrollo de Europa.
  • En el ámbito de la Cooperación Financiera Alemana con África, el Ministerio Federal de Desarrollo Económico y Cooperación (BMZ) de dicho país, a través del KfW Bankengruppe (concretamente, el KfW y la Sociedad alemana para la inversión y el desarrollo, también conocida como DEG), prevé contribuir a las iniciativas y programas con un monto superior a US$1.400 millones en África al sur del Sahara para apuntalar al sector financiero, el sector privado y la infraestructura. Asimismo, el KfW Bankengruppe tiene previsto contribuir a las iniciativas y programas con un monto superior a US$1.100 millones en África al sur del Sahara para apoyar al sector financiero, el sector privado y la infraestructura.
  • El Grupo del Banco Islámico de Desarrollo, a través de la Corporación Islámica para el Desarrollo del Sector Privado (ICD, por su sigla en inglés), contribuirá durante los próximos cinco años a las inversiones y programas con un aporte total de hasta US$250 millones. Pese a la actual crisis, la Corporación Islámica de Financiamiento al Comercio (ITFC) del Grupo del Banco Islámico de Desarrollo, también mantendrá el mismo nivel de compromiso de US$150 millones a través de sus propios recursos, a los efectos de apoyar y facilitar el financiamiento para África en 2009. Para incrementar su intervención, la ITFC ha intensificado su interacción con la IFC y el BAfD, y pretende continuar en dicha senda, con miras a buscar la forma y los medios para apalancar otros US$250 millones para fines de 2009.
  • Como parte del apoyo que brindará el Grupo del Banco Mundial:
    • La IFC aportará un monto de al menos US$1.000 millones para facilitar el comercio, fortalecer la base de capital de los bancos, mejorar la infraestructura, aumentar los préstamos a las microfinanzas y promover las empresas de agroindustrias;
    • El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) priorizará sus compromisos con la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y aumentará el acceso a los fondos para los países que no integran dicha asociación; acelerará el desembolso de fondos; creará una ventanilla concesionaria para financiar las inversiones de infraestructura de máxima prioridad y gran rendimiento que faciliten la integración regional, preservación de activos y desarrollo urbano, y colaborará con los organismos asociados en el análisis del impacto de la crisis a través de productos de conocimiento y alcance social;
    • El Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones proporcionará hasta US$2.000 millones de garantías de inversión para dar prioridad a la demanda de los inversores en las inversiones de infraestructura en África; brindará apoyo para pequeñas y medianas inversiones, y colaborará con el sector financiero africano, lo cual incluye a los bancos e instituciones de microfinanzas.

Las instituciones que participan en esta iniciativa conjunta consideran que las perspectivas económicas y a largo plazo de África continúan siendo sólidas, y que el apoyo coordinado de las instituciones, gobiernos e instituciones africanas contribuirá a que las economías de la región emerjan en condiciones más fuertes y prósperas.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/8HJ8VYPXY0