Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Banco Mundial brinda ayuda a Pakistán para enfrentar inundaciones

Disponible en: English, العربية, Français, ภาษาไทย

flashlogo                                                                    Worldbankgrouplogo

 

16 de agosto de 2010

Antecedentes

Las graves inundaciones de Pakistán han afectado hasta el momento a más de 14 millones de personas, según la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres de Pakistán (NDMA, por sus siglas en inglés), aunque algunas estimaciones muestran cifras considerablemente superiores. La zona perjudicada abarca unos 132.421 kilómetros, que incluyen medio millón de hectáreas de tierra cultivada.  Las continuas lluvias han causado inundaciones adicionales y han obstaculizado las actividades de socorro. La magnitud de la destrucción supera a la del terremoto de 2005. 

Se espera un inmenso costo económico. La información preliminar indica que el mayor daño directo provocado por las crecidas se registra en los sectores del riego, la agricultura, los caminos y la vivienda (las estimaciones actuales revelan que 723.000 casas fueron destruidas o dañadas). La pérdida de cosechas se estima en US$1.000 millones. Sin embargo, el impacto total sobre la erosión del suelo y la agricultura sólo podrá apreciarse cuando se retiren las aguas a mediados de septiembre. 

Cómo ayuda el Banco

El Gobierno de Pakistán solicitó alrededor de US$900 millones  de respaldo financiero del Banco Mundial, cifra que la institución se ha comprometido a brindar.

  • El financiamiento provendrá  de la Asociación Internacional de Fomento (AIF),  el fondo del Banco para los países más pobres, a través de la reprogramación de proyectos que se planean actualmente y de la reasignación de fondos no desembolsados de aquellos en curso.
  • El 11 de agosto, el Gobierno pidió al Banco Mundial y al Banco Asiático de Desarrollo (BAD) la realización de una evaluación de daños y necesidades en las zonas afectadas y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una estimación de las necesidades para la pronta recuperación. Los tres organismos colaborarán a través de la participación y el intercambio de información de sus respectivos análisis y de la coordinación periódica de los principales donantes.
  • El Banco Mundial y el BAD movilizaron personal y un equipo especial del Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR, por sus siglas en inglés) llegó a Islamabad el viernes 13 de agosto para ayudar a poner en marcha la evaluación. 
  • Si no hay una nueva ola de inundaciones, la evaluación podrá completarse a más tardar el 15 de octubre de 2010. 
  • El GFDRR también puso a disposición un subsidio de US$1,3 millones para respaldar la evaluación de daños y necesidades, las acciones de salvamento y socorro y  para fortalecer la gestión de desastres y la reducción de riesgos de los mismos en el largo plazo.
  • Parte del subsidio se ha utilizado para la compra de lanchas de rescate, entregadas al Gobierno el viernes 13 de agosto.    
  • Gracias al respaldo de los donantes, se podrá usar el Fondo Fiduciario de Múltiples Donantes (MDTF, por sus siglas en inglés) para financiar la recuperación, reconstrucción y rehabilitación de la región fronteriza del noroeste.  
  • Se trabaja con el Gobierno en la reorganización de prioridades de los proyectos planeados y en la revisión de aquellos en curso para una posible reasignación para actividades de reconstrucción. Se acordaron algunas prioridades inmediatas, a saber:
    • Reasignación de US$10 millones de fondos existentes no desembolsados al Organismo Nacional de Gestión de Desastres, proporcionando recursos adicionales de desembolso rápido para financiar de manera retroactiva las importaciones necesarias para la pronta recuperación, reconstrucción y rehabilitación, como combustibles, acero, cemento y bienes y servicios relacionados.
    • Aceleración de la entrega y ampliación de una operación de emergencia planeada para las Zonas Tribales bajo Administración Federal (FATA, por sus siglas en inglés) o Khyber Pakhtunkhwa (KP) a fin de incluir los distritos afectados por las anegaciones.
    • Colaboración con el Gobierno para garantizar que los fondos sean destinados al  fin previsto.
  • El Banco financió la rehabilitación de la presa de Taunsa (una obstrucción artificial para reducir los riesgos de inundaciones por mareas) en la provincia de Punjab, lo que puede haber ayudado a que esta construcción soportara la inundación sin precedentes de la semana pasada.
  • En el futuro, además de la evaluación de necesidades y la asistencia posterior y reconstrucción en el largo plazo, el Banco hará otras contribuciones a la reparación y rehabilitación de las infraestructuras críticas en el río Indo para ayudar con la prevención de futuros desbordamientos.
    • El Directorio Ejecutivo del Banco aprobó el financiamiento para la rehabilitación de la presa de Jinnah el 1 de julio de 2010.  
    • También se financian las consultas de diseño para la rehabilitación de otras dos presas en Sindh.

Para obtener más información, póngase en contacto con:
Saskia Stegeman, Grupo del Banco Mundial
+ 1 (202) 473 4227
sstegeman@worldbank.org


Noticias relacionadas

Precios de los alimentos disminuyen pero aún se mantienen elevados y cercanos a tope histórico
Discurso del presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim sobre la lucha contra la corrupción en el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales
BM insta a países en desarrollo a proteger el crecimiento económico mientras el camino por recorrer siga siendo espinoso



Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/QFXLOWINJ0