Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Respaldo para Haití, en pos de un mejor futuro

Disponible en: Ø§Ù„عربية, Français, English
Comunicado de prensa Nº:008

 

flashwb

Antecedentes

El terremoto que azotó a Haití el 12 de enero de 2010 fue uno de los más letales desastres naturales jamás registrados. Más de 230 000 personas perecieron; otras 300 000 resultaron heridas, y la cifra de desplazados supera con creces el millón. Tanto las viviendas como la infraestructura, los edificios públicos y las empresas sufrieron considerables daños. Los daños y pérdidas se avaluaron en US$7900 millones, suma cercana al 120% del PIB. El 31 de marzo de 2010 se obtuvieron compromisos de donantes por un monto de US$5300 millones, como respaldo para el Plan de Acción del Gobierno para la Recuperación y el Desarrollo de Haití  para los próximos dos años, emprendido por el Gobierno. A la fecha se han desembolsado US$1200 millones de respaldo para el programa. El 21 de octubre de 2010 se confirmó un brote de cólera en el país; según los datos más recientes de las Naciones Unidas, se han denunciado unos 149 000 casos de esa enfermedad, y más de 3000 personas han fallecido. Las elecciones presidenciales, celebradas el 28 de noviembre de 2010, terminaron en un empate político. La segunda vuelta con los dos candidatos más votados, prevista originalmente para principios de enero, se postergó hasta que la Comisión Nacional Electoral revise los resultados de la primera vuelta con respaldo de la Organización de los Estados Americanos.

 

Haití antes del terremoto

Tras esta ingente y continua crisis, el mayor desafío para Haití consiste en aprovechar la oportunidad que ofrece la reconstrucción, haciendo de ella un instrumento para mejorar lo existente antes de la crisis. Haití es el país más pobre del hemisferio occidental; más de la mitad de los haitianos viven con menos de un dólar diario. Es el país de la región que registra las tasas más elevadas de mortalidad de niños de menos de un año y de menos de cinco años de edad, y de mortalidad materna. Se estima que un 30% de los niños padecen malnutrición crónica. Décadas de inestabilidad han contribuido a generar la alta tasa de pobreza, los bajos niveles de matrícula escolar y la falta general de servicios imperante. Haití es uno de los países del mundo más propensos a desastres y más vulnerables a devastaciones provocadas por tormentas y ciclones tropicales.

 

Nuestra ayuda

En marzo de 2010 el Grupo del Banco Mundial comprometió respaldo por un monto de US$479 millones para los 24 meses siguientes. Dos tercios de esa suma —US$340 millones— ya se han asignado. El Banco Mundial ha desembolsado US$128 millones, o sea US$11 millones por mes, para:

·         Ayuda de emergencia (suplementos alimentarios, alimentación escolar, limpieza de canales, refugios para episodios de huracanes).

·         Respaldo presupuestario, para ayudar al gobierno a cerrar su déficit fiscal de 2009-2010.

·         Reconstrucción de infraestructura de transporte, servicios públicos y sistemas de agua rurales, manejo de escombros, e inversiones prioritarias para comunidades.

·         Inversiones a largo plazo para lograr mejoras en materia de educación, agricultura, electricidad y el sector privado.

 

El Banco es asimismo el administrador del Fondo para la Reconstrucción de Haití un fondo fiduciario de donantes que hasta ahora ha reunido US$267 millones; de esa suma, se han asignado US$193 millones.

 

Resultados seleccionados del respaldo del Grupo del Banco Mundial para Haití:

  • Se evaluó el estado estructural de 400 000 edificios en Puerto Príncipe, lo que es crucial para planificar la reconstrucción.
  • Se extrajeron 100 000 metros cúbicos de basura y escombros de canales de drenaje clave en Puerto Príncipe, reduciéndose así el riesgo de inundaciones en campamentos establecidos en la capital.
  • Se proporcionaron 50 000 linternas solares a familias, con el consiguiente aumento de la seguridad y la reducción del peligro de incendios.
  • Se proporcionaron suplementos alimentarios a 200 000 niños de menos de dos años, y servicios de cuidado de la salud a mujeres embarazadas y que amamantan y niños de menos de un año, en colaboración con el Programa Mundial de Alimentos y la Organización Panamericana de la Salud.
  • Se financió la asistencia a clases de 180 000 niños y se proporcionó una comida caliente diaria a 80 000 escolares.
  • Se completaron seis sistemas de suministro de agua, en beneficio de 37 000 personas en comunidades rurales.
  • A través de la Corporación Financiera internacional —el brazo del Grupo del Banco Mundial para el sector privado— se respaldó la creación de 5000 nuevos puestos de trabajo y se establecieron salvaguardias para otros tantos puestos de trabajo existentes. 

A principios de 2011, con recursos recientemente aprobados de la Asociación Internacional de Fomento el fondo del Banco para los más pobres y del Fondo para la Reconstrucción de Haití, el Banco Mundial pondrá en marcha un Proyecto de Emergencia de Lucha contra el Cólera, de US$15 millones, y un Programa de Mejoramiento de Vecindarios y Reconstrucción de Viviendas, de US$95 millones.

 

En virtud de los desafíos y los muy numerosos actores presentes en Haití, el Grupo del Banco Mundial realiza un trabajo sistemático a través del Gobierno y de la Comisión Provisional de Reconstrucción de Haití, y de otras instituciones, tales como organismos de las Naciones Unidas, el Banco Interamericano de Desarrollo, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Francia, Noruega, el Banco de Desarrollo del Caribe y la Unión Europea.

 

Para obtener información adicional, sírvase comunicarse:

En Washington, con Melanie Zipperer, mzipperer@worldbank.org, (202) 458-2902

Para solicitar emisiones radiales y televisivas, con Stevan Jackson, sjackson@worldbank.org, (202) 458-5054