Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

CGIAR: Alianza mundial de la investigación para la seguridad alimentaria en el futuro

Disponible en: English, Français, العربية, 中文

Contexto

  • Para poder alimentar a los 9000 millones de habitantes que conformarán la población mundial en 2050, la producción de alimentos deberá aumentar en un 50 %, aun cuando se intensifiquen las amenazas a la agricultura y la seguridad alimentaria debido al cambio climático; la creciente escasez de agua; la degradación de la tierra; el agotamiento de los recursos pesqueros, y el alza en los precios de los alimentos, los combustibles y el forraje.
  • La agricultura es la principal fuente de ingresos y alimentos del 75 % de la población más pobre del mundo. Sin embargo, muchas de estas personas no pueden cultivar alimentos suficientes para alimentar a su familia ni, menos todavía, para venderlos en los mercados locales.
  • Los niños malnutridos o que sufren hambre son mucho más vulnerables a las enfermedades, no pueden desarrollarse adecuadamente, su capacidad de aprendizaje se deteriora y su productividad en la vida adulta se ve seriamente afectada.
  • Una mayor inversión en investigación y desarrollo en esta área permitiría aumentar significativamente la productividad agrícola y reducir la pobreza, el hambre y la desnutrición y al mismo tiempo enfrentar los desafíos climáticos.
  • El gasto en investigación agrícola no solo puede ayudar a disminuir la pobreza y el hambre sino también puede ser eficaz en función de los costos, con tasas de rentabilidad de 40 %, un porcentaje mucho más elevado que el que se observa en la mayoría de otras inversiones con fines de desarrollo.

Estrategia

  • El Grupo Consultivo sobre Investigaciones Agrícolas Internacionales (i) (CGIAR, por sus siglas en inglés) es la única entidad mundial de investigación en este tema que produce trabajos científicos de primer nivel para satisfacer las necesidades de los pequeños agricultores pobres en los países en desarrollo. Una de sus prioridades es desarrollar paisajes y sistemas agrícolas de alta productividad, beneficiosos en términos de emisiones de carbono, con enfoques acertados en relación con el clima y con capacidad de adaptación a las sequías, el calor, las inundaciones y otros eventos climáticos.
  • Junto a cientos de asociados en todo el mundo, el CGIAR realiza investigaciones orientadas a reducir la pobreza rural, fortalecer la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y la salud humana, y mantener la gestión sostenible de los recursos naturales en beneficio de los más pobres en los países en desarrollo.
  • El CGIAR produce bienes públicos globales –tales como variedades mejoradas de cultivos, métodos agrícolas sostenibles, y análisis profundos y nuevos conocimientos sobre políticas agrícolas– y los pone a disposición del público en general para que sean adaptados a las necesidades locales.
  • Gracias a sus bancos de genes, (i) el CGIAR es depositario de las colecciones más grandes y diversas del mundo de semillas de cultivos comerciales y sus pares silvestres, así como de otros recursos vegetales genéticos que sustentan sus programas de cultivo. Las semillas se comparten libremente entre los asociados y son indispensables para la seguridad alimentaria en el futuro, ya que contienen genes resistentes a plagas y enfermedades y con buena tolerancia al calor, el frío y las sequías.
  • Los programas que impulsa se centran en el impacto, la sensibilización sobre las cuestiones de género (i) y el fortalecimiento de las capacidades para garantizar que los resultados de las investigaciones se traduzcan en avances posibles de medir en la vida de los pequeños agricultores y sus familias, que empoderen y beneficien a las mujeres pobres que viven en áreas rurales y que se puedan replicar en los países en desarrollo.
  • Los estudios del CGIAR son realizados por un consorcio de 15 centros internacionales de investigación agrícola y sus asociados a través de los Programas de Investigación del CGIAR (i) (CRP, por sus siglas en inglés).
  • El Fondo del CGIAR, (i) un mecanismo fiduciario de múltiples donantes para el cual el Banco Mundial actúa como depositario, financia las investigaciones llevadas a cabo por los CRP. Para poder recibir financiamiento, los programas deben tener objetivos específicos y un conjunto de indicadores mediante los cuales se puedan medir y seguir los avances. Al vincular el financiamiento con los resultados obtenidos, los donantes obtienen un mayor retorno por el dinero invertido y pueden asegurar que la investigación se transforme en beneficios concretos para la población más pobre.
  • El CGIAR duplicó su financiamiento, de US$500 millones en 2008 a US$1000 millones en 2013, lo que ayudará a acelerar los progresos necesarios en investigación, políticas públicas y tecnología.

Actuales programas de investigación del CGIAR

Gestión y mantención de colecciones de cultivos (i)

Sistemas para zonas áridas (i)

Políticas, instituciones y mercados (i)

Bosques, árboles y agrosilvicultura (i)

Sistemas agrícolas acuáticos (i)

Trigo (i)

Leguminosas de grano (i)

Arroz o la Alianza Mundial para el Estudio del Arroz (i)

Raíces, tubérculos y bananas (i)

Pesca y ganadería (i)

Agricultura para mejorar la nutrición y salud (i)

Maíz (i)

Cereales para zonas áridas (i)

Agua, tierra y ecosistemas (i)

Sistemas integrados para las zonas tropicales húmedas (i)

Cambio climático, agricultura y seguridad alimentaria (i)

Resultados

Durante más de cuatro décadas, el CGIAR y sus diversos asociados han transformado la vida de cientos de millones de personas en todo el mundo endesarrollo, mediante el impacto de sus investigaciones agrícolas. (i) Las historias exitosas del CGIAR (i) incluyen logros como aumento de la productividad agrícola, mejoramiento de la eficacia y equidad en las cadenas de comercialización, mayor acceso de lasmujeres a la tecnología y aplicación de métodos más ecológicos en el manejo de plagas. El CGIAR genera además soluciones acertadas en relación con el clima (i) con las que se pueden obtener tres beneficios: mayor productividad y seguridad alimentaria, mayor resiliencia y mayor mitigación del cambio climático.

Por cada dólar invertido en las investigaciones del CGIAR, se producen por los menos US$9 en alimentos adicionales en los países en desarrollo. Los beneficios económicos de sus trabajos científicos se calcula que llegan a US$120 000 millones, una suma muy superior a la inversión total.

  • En Asia sudoriental, los productores de arroz cosechan una suma adicional de US$1460 millones todos los años gracias a variedades de alta producción, (i) que impulsan la rentabilidad hasta en US$127 por hectárea, sacando de la pobreza a familias completas de agricultores y contribuyendo a la seguridad alimentaria regional.
  • La reproducción selectiva de tilapia del Nilo (i) produjo una cepa que es hasta 80% más productiva que las variedades locales, con lo que se reduce la pobreza y el hambre en varios países asiáticos donde se cultiva.
  • En África oriental y meridional, se han adoptado más de 50 variedades mejoradas de maíz tolerante a la sequía , (i) las que han mejorado la producción entre 20 % y 50 %, aumentando con ello los ingresos y la seguridad alimentaria de millones de pobres que viven en zonas rurales y dependen de la agricultura de secano.
  • La producción de cacao en África occidental prácticamente se cuadriplicó después que el CGIAR, Mars Inc. y algunas instituciones de investigación nacionales se asociaran con el fin de desarrollar variedades mejoradas de cacao, asegurar mercados para productos de agrosilvicultura y cuantificar el potencial de los árboles en las explotaciones agrícolas para contribuir a la mitigación y la adaptación al cambio climático.
  • Variedades de trigo de alta productividad y resistentes a la Ug99 , (i) una enfermedad muy virulenta, protegen el sustento y la seguridad alimentaria de 500 000 familias rurales en África y Asia.
  • La agricultura de conservación, (i) o agricultura sin labranza, aumenta hasta en 10 % la productividad y en US$97 los ingresos por hectárea, con un ahorro por hectárea que alcanza entre 20 % y 35 % en el caso del agua y 80 % en el caso del combustible. La práctica además secuestra CO2 de la atmósferay reduce las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).
  • Nuevas variedades de arroz, que han sido apodadas scuba rice (i) porque pueden sobrevivir bajo el agua hasta 17 días en caso de inundaciones catastróficas, han salvado las cosechas y el sustento de pequeños agricultores pobres en las zonas de Asia que son afectadas por los monzones. Además de soportar el sumergimiento total, este tipo de arroz aumentó los cultivos entre 1 y 3 toneladas por hectárea.
  • En África, la agricultura perenne, (i) la práctica de integrar el cultivo de alimentos con “árboles fertilizantes” que fijan nitrógeno en el suelo, ha generado beneficios importantes : (i) mejoramiento de la fertilidad del suelo, aumento de hasta 380 % de la eficiencia en el uso de aguas lluvia, captura de hasta 4 toneladas de carbono por hectárea al año, disminución de hasta 3,5 toneladas de emisiones de CO2 equivalente por hectárea al año y aumento del rendimiento de los cultivos, en algunos casos más de tres veces superiores a las cosechas de maíz.

Ejemplos del impacto potencial de algunos de los programas de investigación del CGIAR

  • Arroz. (i) El aumento en la producción del arroz incrementará el ingreso de los agricultores y reducirá los precios, lo que a su vez disminuirá el gasto de los más pobres. El ahorro se estima en US$11 000 millones anuales y se prevé que con ello, 150 millones de personas saldrán de la pobreza. La investigación también reducirá en 62 millones la cantidad de personas desnutridas en Asia e impedirá la emisión de alrededor de 1000 millones de toneladas de CO2 equivalente.
  • Cambio climático y agricultura. (i) Los cultivos serán menos vulnerables a sequías, inundaciones, plagas y enfermedades, lo que ayudaría a reducir la pobreza en 10 % y el número de personas que están desnutridas en las áreas rurales en 25 %, además de disminuir las emisiones de GEI.
  • Sistemas para zonas áridas. (i) La producción y la productividad agrícolas umentarán entre 20 % y 30 % en áreas de alto potencial y entre 10 % a 20 % en zonas de bajo potencial o en tierras marginales, y 87 millones de personas contarán con ingresos mejores y más seguros.
  • Leguminosas de grano. (i) La investigación ayudará a aumentar en 2,1 millones de toneladas las cosechas de leguminosas de grano, que son una fuente clave de proteínas para los pobres; mejorará la nutrición en los países de ingreso bajo, y disminuirá en 5,5 millones de toneladas las emisiones de GEI a través de fijación biológica del nitrógeno.
  • Agua, tierra y ecosistemas. (i) Para 2020, la investigación proporcionará riego sostenible a 12 millones de hogares en África al sur del Sahara y mejorará los ingresos de 17 millones de pequeños agricultores en las zonas de secano y pastoreo en África y Asia meridional.
  • Maíz. (i) Para 2030, será necesario lograr un aumento de 33 % en la productividad del maíz para satisfacer la demanda anual de alimentos de otros 600 millones de personas, lo que agregará un valor a los cereales de US$160-US$200 millones al año en áreas de África afectadas por la sequía.
  • Bosques y agrosilvicultura. (i) La deforestación que se ha logrado evitar en 0,5–1,7 millones de hectáreas reducirá en 160–680 millones de toneladas al año las emisiones de dióxido de carbono, equivalente a sacar de circulación a entre 29 y 123 millones de automóviles cada año.
  • Nutrición y salud. (i) Para 2018, 50 millones de personas tendrán acceso a alimentos básicos que han sido cultivados específicamente para que sean ricos en vitaminas y minerales fundamentales, como hierro, zinc y vitamina A, en un esfuerzo por combatir la malnutrición.

Para más información, visite : www.cgiar.org. (i)

Contacto:

Michele Pietrowski
(202) 458-1712
mpietrowski@worldbank.org

Actualizado en marzo de 2014




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/Z5V1T5OZ50