Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Tecnologías de la información y comunicaciones

Disponible en: العربية, English, Français
Tecnologías de la información y comunicaciones
Enlaces relacionados
ib-agriculture Datos: Usuarios de Internet | Mobile cellular subscriptions

CONTEXTO

Los avances tecnológicos son una importante fuerza que impulsa el crecimiento económico y la creación de empleos. En particular, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) están cambiando muchos aspectos de las economías, los Gobiernos y las sociedades en el mundo. En los países en desarrollo, los Gobiernos, las empresas y los ciudadanos están aprovechando el poder transformador de las TIC para incrementar la eficiencia de los servicios públicos, aumentar la actividad comercial y fortalecer y ampliar las redes sociales. En la actualidad en el mundo, más del 75 % de la población tiene acceso a un teléfono celular y la cantidad de subscripciones a los servicios de telefonía móvil llegó a 7000 millones a fines de 2013. En consecuencia, están emergiendo nuevos servicios e industrias: en Tanzanía, por ejemplo, los agentes de dinero móvil superan a cualquier otro intermediario financiero en una proporción de 10 a 1. Más de la mitad de los habitantes del país que viven con menos de US$2 al día tienen acceso a algún tipo de tecnología móvil.

Al mismo tiempo, el acceso a la banda ancha fija y móvil continúa siendo muy caro en algunos países donde la falta de infraestructura de TIC y obstáculos legales todavía impiden que se logren avances en esta área. En los países en desarrollo, los servicios de banda ancha fija residencial cuestan mensualmente en promedio casi un 30 % del ingreso nacional bruto (INB) per cápita en comparación con solo un 1,7 % del INB en los países ricos. Este promedio oculta las grandes discrepancias que se dan entre países (y dentro de ellos), afectando las oportunidades disponibles para los ciudadanos. En Djibouti, por ejemplo, un paquete de banda ancha móvil cuesta más que el ingreso del 60 % más pobre de la población. Las inversiones en infraestructura de TIC y las reformas de políticas, si se realizan de manera adecuada, pueden ser un factor principal de apoyo para la reducción de la pobreza y el fomento de la prosperidad compartida. Un aumento de un 10 % en las conexiones de Internet de alta velocidad se asocia en promedio a un incremento de un 1,4 % en el crecimiento económico en los países en desarrollo.

ESTRATEGIA

La estrategia para el sector de las TIC (i) del Grupo del Banco Mundial, adoptada en 2012, tiene como objetivo ayudar a las naciones en desarrollo a utilizar las tecnologías de la información y las comunicaciones para transformar la entrega de los servicios públicos, impulsar la innovación y mejoras en la productividad, así como aumentar la competitividad. Esta estrategia refleja los rápidos cambios ocurridos en el sector durante la última década, incluidos el enorme incremento del uso de teléfonos celulares e Internet, la brusca caída de los precios de las computadoras y los dispositivos móviles y la creciente popularidad de las redes sociales. Conforme a esta estrategia, el Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Organismo Multilateral de Garantías de Inversiones (MIGA) se concentran en tres áreas:

  • Transformación: lograr que el desarrollo sea más abierto y responsable, y mejorar la prestación de servicios, por ejemplo facilitando que los ciudadanos puedan dar sus opiniones a los Gobiernos y a los proveedores de los servicios.
  • Conexión: aumentar el acceso de bajo costo a la banda ancha para mujeres, discapacitados, comunidades desfavorecidas y personas que viven en áreas rurales y apartadas.
  • Innovación: desarrollar industrias competitivas basadas en las tecnologías de la información (TI) y fomentar la innovación de las TIC en toda la economía, concentrándose en la creación de empleos, especialmente para las mujeres y los jóvenes.

En el ejercicio de 2013, los nuevos préstamos del Banco para proyectos independientes en el sector de las TIC totalizaron US$171 millones y se destinaron a seis proyectos. Sin embargo, los componentes de TIC se incluyen cada vez más en proyectos en todos los sectores, como educación, salud, agricultura y gestión del sector público. La cartera de proyectos activos del Banco que contienen componentes de TIC ha crecido significativamente: de cerca de US$500 millones en 2006 a aproximadamente US$1700 millones en 2014.

IFC ha invertido unos US$4500 millones y ha movilizado otros US$2700 millones adicionales en financiamiento desde 2001 en proyectos de TIC del sector privado en los países en desarrollo. En el ejercicio de 2013, financió 25 proyectos por un monto neto de US$569 millones, y movilizó US$590 millones en financiamiento adicional. Por su parte, MIGA ha proporcionado garantías de inversiones para el sector de las TIC por un total de US$2000 millones desde 1988, lo que incluye US$722 millones para proyectos en África al sur del Sahara. En el ejercicio de 2013, se entregaron garantías para cuatro proyectos por un total de US$40 millones.

El trabajo del Banco en los países en desarrollo se fundamenta en estudios analíticos exhaustivos. Algunas publicaciones recientes son: Broadband Networks in the Middle East and North Africa (Redes de banda ancha en Oriente Medio y Norte de África), (i) Connecting to Work (Conectarse para trabajar), (i) eTransform Africa (Transformación digital en África), (i) The Role of Information and Communication Technologies in Post-Conflict Reconstruction (El rol de las tecnologías de la información y las comunicaciones en la reconstrucción después de los conflictos) (i) y Broadband Strategies Toolkit (Herramientas para estrategias de banda ancha). (i)

RESULTADOS

El trabajo del Grupo del Banco en el sector de las TIC apunta a empoderar a las personas en términos sociales, económicos y políticos para reducir la pobreza y promover la prosperidad compartida. A continuación, se pueden ver ejemplos recientes de proyectos que han permitido disminuir las barreras de acceso a Internet y tecnologías móviles, crear empleos y mejorar la eficacia y transparencia del sector público.

En la región del Pacífico, el Banco está ayudando a las poblaciones de islas remotas a tener acceso a Internet de banda ancha, (i) lo que facilita y abarata el costo para que las personas se conecten con amigos, busquen oportunidades de trabajos y tengan acceso a conocimientos. En agosto de 2013, un nuevo cable de fibra óptica de 830 kilómetros de longitud conectó a Tonga, un país conformado por 176 islas diseminadas en 700 000 kilómetros cuadrados de océano, con Fiji y con las redes mundiales de banda ancha. Como resultado, el costo mensual del servicio de Internet para un grupo familiar, por gigabyte, ha disminuido en un 60 % mientras que el uso de banda ancha ha aumentado 10 veces. Se espera que la disponibilidad de banda ancha en Tonga ayude a la creación de más trabajos locales a través de la expansión de empresas, y facilite el acceso a servicios de salud y educación remotos. A medida que otros países se unan al Programa de Conectividad Regional del Pacífico, se espera que beneficios similares se expandan en toda la región.

En Afganistán, un crédito de US$22 millones apoyó una reforma que aumentó la competitividad del mercado de las telecomunicaciones, lo que atrajo inversiones privadas por más de US$1200 millones. Esto contribuyó a incrementar la cantidad de abonados a telefonía (i) de 57 000 a 13,4 millones entre 2002 y 2010 y a reducir los costos de las llamadas de US$2 por minuto a US$0,10 por minuto. Actualmente, el Banco está financiando un proyecto de US$50 millones que tiene como objetivos, entre otros, proveer acceso a Internet a más usuarios, promover el uso de teléfonos celulares para mejorar la prestación de servicios públicos y apoyar la capacidad empresarial emergente en el sector de las TIC. A la fecha, se han construido unos 186 kilómetros de cable de fibra óptica. El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones ha adoptado una política de libre acceso a la red troncal nacional, lo que asegura un acceso no discriminatorio a Internet de banda ancha para todas las empresas. Asimismo, unos 600 afganos han recibido capacitación para convertirse en profesionales calificados en tecnologías de la información (TI).

El impulso de la creación de trabajos especializados en TI es fundamental para MexicoFIRST, una institución que recibe apoyo del Banco Mundial y que capacita y certifica a los trabajadores de TI de México para que puedan conseguir trabajos mejor remunerados. Hasta 2013, más de 64 000 personas fueron certificadas por MexicoFIRST. Una evaluación de impacto determinó que los graduados recibieron, en promedio, un incremento salarial de 36 % luego de terminar el programa de certificación. Las TIC también están generando nuevos tipos de trabajo, como contratos y servicios de microtrabajos en línea, en ambientes con limitaciones debido a la falta de infraestructura física de buena calidad, restricciones de viaje o normas sociales. En los Territorios Palestinos, donde las tasas de desempleo juvenil y femenino son especialmente altas, el Banco brindó asistencia técnica para facilitar la creación de asociaciones entre trabajadores palestinos y empresas internacionales que ofrecen trabajos en Internet.

En Uganda, el poder de la tecnología móvil se utilizó para dar seguridad alimentaria. En marzo de 2013, especialistas de TIC ayudaron al Gobierno a obtener comentarios de manera rápida sobre un brote de marchitez (i) que afectó a los cultivos de bananas, un alimento básico que consumen más de 14 millones de personas en este país. Esto se logró a través de Ureporters, una red de más de 190 000 voluntarios creada por UNICEF, que usa la tecnología móvil para informar problemas relacionados con el desarrollo. En tan solo cinco días, los mensajes de textos enviados y recibidos por Ureporters ayudaron a rastrear el brote de la enfermedad e informar sobre las técnicas de tratamiento.

En la República de Moldova, el Banco y sus asociados han ayudado a dar orientación a un ambicioso programa que tiene como objetivo transformar la entrega de servicios públicos mediante el uso de las TIC, con medidas como el primer almacenamiento en nube (almacenamiento de datos basado en redes) del sector público de un país cliente del Banco Mundial, y el lanzamiento de varios servicios en línea que han mejorado la interacción entre los ciudadanos y el Gobierno. En la actualidad, existen 395 servicios en el Portal de Servicios del Gobierno, de los cuales 95 se ofrecen en línea. Este país ha ganado diferentes premios internacionales, entre ellos uno que otorga Transparencia Internacional, por su trabajo en esta área, que cuenta con el apoyo del Banco.

Para más información, visite: www.worldbank.org/ict. (i)

Contacto:
Flore de Préneuf
(202) 473-5844
fdepreneuf@worldbank.org

Actualizado en marzo de 2014




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/DUJWZIN2X0