Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Industrias competitivas

Disponible en: العربية, 中文, Français, русский, English
Cocoa beans are processed into cocoa liquor
-- Enlaces relacionados --

Datos: Sector privado

IFC

Panorama general

  • A más tardar en 2020, se deben crear 600 millones de empleos (i) en los países en desarrollo, principalmente en África y Asia, para incorporar a las personas que ingresan a la fuerza laboral. Un crecimiento tan rápido requiere un ritmo de creación de puestos de trabajo casi sin precedente que supera el nivel alcanzado por China en la cumbre de su expansión económica en 1990.
  • Todos los países necesitan una estrategia de generación de empleo que vaya más allá de las políticas macroeconómicas para desarrollar mercados laborales. Centrarse en sectores industriales específicos, escogidos por su potencial competitivo, es una forma más focalizada de promover el crecimiento del empleo. A diferencia de experimentos anteriores de “políticas industriales”, el enfoque de las industrias competitivas es una estrategia de mercado con criterios que se enfocan estrictamente en la competitividad.
  • El Grupo del Banco Mundial apunta a estimular la creación de trabajos sostenibles y de mayor valor a través de estrategias que se concentran en industrias que estén estrechamente en sintonía con las señales del mercado.

Estrategia: Crear empleos de alto valor concentrando las inversiones a nivel de cada industria

El enfoque del Banco sobre las industrias competitivas ayuda a los países clientes a identificar y abordar las barreras económicas que impiden el crecimiento de sectores locales que tienen el potencial de estimular el empleo. La institución aplica este enfoque en alrededor de 70 iniciativas en todo el mundo, por un monto superior a US$1.000 millones; otros US$600 millones han sido destinados a proyectos actualmente en tramitación. El Grupo del Banco Mundial consigue resultados a través de inversiones estratégicas en sectores industriales específicos y el trabajo con los Gobiernos para superar las trabas económicas y estructurales al crecimiento industrial, como por ejemplo las barreras a las importaciones y exportaciones.

Para ayudar a ampliar su asistencia técnica a los países en desarrollo que desean aumentar la competitividad de sus industrias, el Banco -junto con la Unión Europea, el Grupo de Estados de África, el Caribe y el Pacífico (ACP, por sus siglas en inglés) y los Gobiernos de Austria y Suiza-, acaban de establecer el Programa de Innovación e Industrias Competitivas (CIIP, por sus siglas en inglés). Con un énfasis en las operaciones en los países, ejecutadas por los equipos locales, las actividades financiadas por el CIIP ayudarán a estas naciones a diseñar programas de grandes reformas a las industrias, usando un enfoque multisectorial para enfrentar las severas restricciones de modo de ayudar a desplegar el potencial para que las empresas y las industrias puedan crecer, generar empleos y competir con éxito en el mercado mundial.

El Banco aplica un enfoque personalizado en cada operación, considerando el contexto del país cliente, los problemas clave en el entorno económico local y los recursos disponibles. Las actividades a menudo incluyen el desarrollo de lugares críticos y corredores de crecimiento, zonas económicas con regímenes regulatorios menos complicados, conglomerados localizados de industrias similares y factores que estimulan la competitividad de las ciudades.

El cronograma típico de una operación para crear industrias competitivas incluye un diagnóstico, que determina prioridades de acción entre los sectores industriales del país cliente; la identificación y diseño del plan de acción, y la ejecución, que implica apoyar al país cliente durante un plazo de aproximadamente dos o tres años. La gama de intervenciones en materia de políticas incluyen enfoques, tales como:

  • Polos de crecimiento. Este apunta a desplegar el potencial de crecimiento de diversas industrias en torno a un recurso o activo específico o característica geográfica especial. Las acciones a menudo se concentran en un centro único de actividad económica o se integran a lo largo de un corredor de recursos naturales;
  • Zonas económicas. En este se ponen a prueba reformas de políticas (por ejemplo, privilegios tributarios) y la oferta de bienes comunes (como la concentración de empresas en parques industriales o conglomerados económicos) con el fin de atraer a inversionistas y maximizar los “efectos secundarios” entre industrias similares, y con ello promover el crecimiento;
  • Cadenas de valor y conglomerados industriales. Este normalmente incluye apoyo e inversiones para aumentar la participación en la economía local de una cadena de suministro industrial que traslada bienes del productor al consumidor, y para ayudar a las industrias locales a que inicien la producción de bienes y servicios con mayores márgenes de ganancias, por ejemplo, no solo el cultivo de bienes comestibles o la crianza de animales, sino también el procesamiento y el transporte, y
  • Ciudades competitivas. Este apunta a facilitar economías urbanas con mayor capacidad de adaptación que maximicen las ventajas comparativas de la “vocación económica” de cada zona urbana, en otras palabras el área de actividad industrial específica que se escoge como especialidad (por ejemplo las industrias de servicios pesqueros y marítimos, la producción agrícola y el procesamiento de alimentos; o la fabricación de repuestos o el ensamblaje de automóviles).

Para ayudar a los países clientes a desarrollar soluciones a nivel de industrias que eliminen las restricciones al crecimiento y realmente transformen sus perspectivas de desarrollo, el Grupo del Banco Mundial provee apoyo operacional, genera conocimientos para mejorar las posibilidades de éxito y forma una red de especialistas, tanto a nivel nacional como internacional, que pueda ofrecer respuestas concretas.

Actividades

  • En Afganistán, se está ayudando al Gobierno a movilizar inversiones mineras hacia un corredor de recursos en un entorno afectado por el conflicto, donde la creación rápida de empleos será vital para la estabilización y la seguridad después de la guerra.
  • En Brasil, se propicia el desarrollo de pequeñas y medianas empresas a través de programas de conglomerados, servicios de extensión industrial, parques tecnológicos y redes de innovación.
  • En Burkina Faso, se apoya un polo de crecimiento concentrado en la agroindustria, se identifican áreas con potencial de crear empleos, y se priorizan y atraen inversiones en industrias e infraestructura al tiempo que se persiguen reformas regulatorias e integración del comercio a nivel regional.
  • En India, se ofrece y financia apoyo técnico estratégico al Gobierno (Comisión de Planificación) a medida que este avanza en la implementación del Plan de Manufactura, cuya meta es aumentar la participación de este sector en el producto interno bruto (PIB) de 15% a 25% en 2025 y generar 100 millones de empleos.
  • En la ex República Yugoslava de Macedonia, se respalda el programa de reformas del Gobierno y se fortalece la competitividad eliminando cuellos de botella estructurales en sectores orientados a las exportaciones. Esto creará condiciones más propicias para desarrollar manufactura con alto valor agregado, desplegar el potencial de la agroindustria y actualizar los servicios de logística comercial.
  • En Níger, se está apoyando el desarrollo de la industria de los mataderos y la carnicería y cadenas de valor en el sector minero, fortaleciendo así la competitividad de las empresas mientras se inician reformas en el entorno para la inversión.

Contacto: 
En la ciudad de Washington
Karolina Ordon Mazukiewicz
kordon@worldbank.org

Actualizado en septiembre de 2013

 



Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/V5STK90MU0