Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Rwanda: Proyecto Urgente de Recuperación del Sistema Eléctrico

Disponible en: English, Français
Rwanda: Cómo abordar la escasez en el suministro de electricidad
Cómo abordar la escasez en el suministro de electricidad
La experiencia de Rwanda

Panorama general

Los fondos y la experiencia de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) contribuyeron a abordar la severa escasez de energía en Rwanda i mediante el financiamiento de la construcción de una nueva central eléctrica de 21 megavatios (central eléctrica de aceite combustible pesado de Jabana) y la actualización y recuperación de la infraestructura de la red de transmisión alrededor de la capital Kigali, con el agregado de una nueva subestación principal y la mejora del sistema de subtransmisión de la ciudad que presta servicios a un total de 500.000 personas en la capital. Las inversiones del Proyecto Urgente de Recuperación del Sistema Eléctrico ayudaron a mejorar el suministro y eliminar las caídas de tensión con un aumento del suministro eléctrico de 41 megavatios en 2004 a 75 megavatios en 2010. Las caídas de tensión pasaron de, aproximadamente, un 50% en las horas pico en 2004 a 0% en 2010.

Desafío

La recuperación posterior al conflicto de Rwanda tuvo como resultado un sólido crecimiento de la demanda durante 1995-2004. La demanda creciente, junto con los niveles de los lagos inesperadamente bajos debido a sequías regionales prolongadas durante 2003-05, provocaron una reducción rápida del nivel de los depósitos de energía hidráulica de los que dependía el país para suministrar electricidad. La escasez de energía y la falta de confiabilidad de la red deteriorada del servicio público no tardaron en generar cortes de luz extensos y prolongados a partir de principios de 2004. Las caídas de tensión aumentaron a, aproximadamente, el 50% de la demanda pico durante 2004-05; la electricidad se cortaba en casi todas las viviendas a diario y cada corte duraba horas. La escasez de suministro y la falta de confiabilidad elevaron el costo de operar, debilitaron las posibilidades de atraer nuevas inversiones y forzaron al servicio público a cambiar al bombeo de agua con diésel, cuyo costo es más elevado, para suministrar agua potable a áreas urbanas. El UERP se diseñó para abordar los tres retos centrales del sector energético: ajustar los déficits físicos y financieros del sector energético, fortalecer la capacidad de las instituciones del sector e iniciar la preparación para el desarrollo de recursos energéticos disponibles en forma local, a un menor costo que las importaciones de combustible, para el desarrollo de un sector energético sostenible a largo plazo.


Estrategia

Para eliminar las caídas de tensión, se decidió recuperar la red nacional centrándose en el crecimiento principal de Kigali e invertir en la generación de electricidad térmica agregada (sobre la base de petróleo) para incrementar el suministro de energía disponible rápidamente y diversificar la dependencia de los recursos hidráulicos, lo cual resulta muy necesario. Para fortalecer la capacidad del sector y permitir que Rwanda desarrolle una estrategia a largo plazo para el suministro de energía regional y nacional, se capacitó a personal del sector en el Ministerio de Servicios Públicos e Infraestructura y se le proporcionó experiencia internacional para acelerar la reforma del sector energético, mejorar la capacidad de planificar el desarrollo futuro y abrir el sector para recibir inversiones del sector privado en recursos adicionales para generación de energía.


Resultados

El UERP trabaja para aliviar los cortes de electricidad y mejorar la capacidad de las instituciones del sector energético en Rwanda. Contribuyó a crear las condiciones para revitalizar el sector energético del país y terminar las caídas de tensión que tanto dañaban la economía. El proyecto también ayudó a obtener mejoras en diversos resultados clave:

  • Reducción de cortes: El UERP contribuyó a eliminar las caídas de tensión mediante el financiamiento de una capacidad de generación de energía adicional de 21 megavatios. La central eléctrica de 21 megavatios de combustible pesado de Jabana comenzó a funcionar en mayo de 2009. La inversión, junto con las iniciativas propias del Gobierno, aumentó la capacidad de generación de energía del país de 41 megavatios en 2004 a 75 megavatios para 2010, las caídas de tensión pasaron de, aproximadamente, el 50% en horas pico a 0% en 2010 y se mejoró significativamente el acceso, la confiabilidad y la calidad del suministro de energía para 750.000 personas en Rwanda.
  • Marco modificado del sector energético que fomenta la participación del sector privado: La ayuda técnica y el desarrollo de capacidad proporcionados por el UERP ayudaron a redactar nuevas leyes de electricidad y gas que, actualmente, están siendo consideradas por el Parlamento. Los servicios de asesoría también ayudaron al Gobierno a terminar las negociaciones de la primera central eléctrica del país de propiedad del sector privado y operada en este ámbito (100 megavatios) con gas metano nacional del lago Kivu. La participación del sector privado aportará la experiencia técnica que resulta tan necesaria para desarrollar el recurso de gas autóctono de Rwanda, así como importantes flujos de capital de inversiones extranjeras directas para reducir la carga sobre el presupuesto del país (se espera que la primera fase de 25 megavatios del proyecto atraiga hasta US$100 millones en inversiones extranjeras directas).
  • Red de transmisión y distribución recuperada: El respaldo de la AIF y el Fondo Nórdico de Desarrollo a través del UERP permitió que el servicio público recupere la red nacional mediante la construcción de un nuevo anillo de distribución en la ciudad (20 kilómetros de nuevas líneas de 15 kilovoltios y 4 nuevas unidades principales de anillo) y una nueva subestación (Birembo) para la zona de distribución de Kigali. El proyecto también completó la recuperación de otras cinco subestaciones clave de 110/15 kilovoltios en todo el país.


Contribución del Banco

La AIF asignó un monto equivalente a US$25 millones al proyecto. De dicha suma, US$15 millones financiaron la construcción de la central eléctrica de Jabana, con financiamiento conjunto del Gobierno, que tuvo un costo total de US$23 millones. Se gastaron otros US$6 millones en inversiones de distribución para incrementar la confiabilidad del sistema de distribución de Kigali.


Asociados

Existe una sólida alianza entre asociados de desarrollo clave en el sector energético de Rwanda. El sector se coordina a través de un enfoque integral, con reuniones regulares del grupo de trabajo y participación de partes interesadas clave del Gobierno, los asociados de desarrollo y el sector. El apoyo de la AIF recibe el financiamiento conjunto de, aproximadamente, US$10 millones del Fondo Nórdico de Desarrollo y el financiamiento homólogo de, aproximadamente, US$10 millones del Gobierno de Rwanda. El financiamiento del proyecto se complementa con proyectos financiados por los Gobiernos de los Países Bajos, Japón y Bélgica, así como organizaciones multilaterales como la Unión Europea, el Banco Africano de Desarrollo, el Fondo de Desarrollo Internacional de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OFID, por sus siglas en inglés) y el Banco Árabe para el Desarrollo Económico en África (BADEA).


Próximos pasos

Al Segundo Programa de Participación y Reforma le siguió un Tercer Programa de Participación y Reforma, una operación más grande (monto equivalente a US$11 millones) que continuó y profundizó cambios de gestión económica y para estimular inversiones para el crecimiento realizadas por el sector privado. El fuerte sentido de propiedad de las reformas tanto del Gobierno como de los ciudadanos está dando lugar a la evolución de los mecanismos de rendición de cuentas para garantizar la sostenibilidad de los cambios.


Beneficiarios

El UERP ha afectado la vida cotidiana de Rwanda, en especial, en áreas urbanas, al ayudar a eliminar los cortes que afectaban a miles de viviendas todas las noches durante horas. La eliminación de cortes generalizados también permitió que los negocios incrementaran su competitividad, dado que no tienen que hacer funcionar generadores costosos de diésel, y que Rwanda sea más atractivo como destino de inversiones.


Para mayor información, visite la página web del proyecto.



Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/T20IYC2IH0