Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Armenia: Reforma del sector energético

Disponible en: Français, English
Armenia: Reformas energéticas de segunda generación

Promoción de la calefacción segura y limpia e incremento de la generación de energía renovable en Armenia


Panorama general

Las reformas energéticas de segunda generación en este país se focalizaron en el uso de calefacción segura, limpia y asequible, y en la generación de energía renovable. Estos cambios, que contaron con el financiamiento de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), aumentaron la proporción de hogares urbanos que utilizan calefacción a gas segura y limpia del 13% en 2005 al 71% en 2010. Las explosiones, las intoxicaciones y los incendios relacionados con el gas se redujeron cuatro veces. La generación de energía renovable de propiedad privada aumentó de 137 gigavatios hora (GWh) a 417 GWh.

Desafío

Desde 2004, cerca del 36% de los residentes de edificios de departamentos utilizaban madera, residuos domiciliarios y otros combustibles contaminantes para calefacción, que eran perjudiciales para la salud y el medioambiente. El país tenía una alta incidencia de incendios, explosiones e intoxicaciones relacionados con el uso de gas, producto del uso de calderas y cocinas no seguras. Además, los costos de las estufas modernas y de la conexión de gas eran muy altos. Por lo tanto, incluso las familias de ingreso mediano no podían costear la compra de estufas y calderas modernas, y no había créditos de consumo disponibles para ello. Debido a la falta de calefacción adecuada, muchas escuelas no funcionaban durante los meses de invierno, o bien las clases se dictaban en aulas frías o contaminadas, lo cual reducía la calidad de la educación y afectaba negativamente la salud de los estudiantes. En 2004, el potencial de energía renovable estimado de Armenia era de aproximadamente 740 megavatios (MW). Sin embargo, solo se utilizaba una pequeña parte de esta debido a la falta de financiamiento asequible y a largo plazo y a otros obstáculos no financieros, que incluían la falta de información disponible para el público sobre energía renovable, la ausencia de estimaciones confiables del potencial de tecnologías relevantes e impedimentos legales y normativos.


Estrategia

El éxito del programa de energía se debió a un enfoque integral para eliminar los obstáculos normativos, legales y de información claves, así como para aumentar la participación del sector privado.

Debido a su naturaleza impulsada por la demanda y a la aplicación de experiencia de la mejor práctica de intermediación financiera, el Proyecto de Calefacción Urbana dio por resultado un nuevo producto de préstamos de consumo, que se convirtió en un producto financiero estándar. Los subpréstamos para los hogares y las donaciones innovadoras basadas en resultados para la población pobre urbana contribuyeron a la instalación de estufas a gas seguras y limpias o a la conexión a la red de gas.

El Proyecto de Energía Renovable aprovechó un préstamo no soberano de US$7 millones del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) y el financiamiento de US$3 millones de una organización de la diáspora. Este proyecto permitió que los desarrolladores de pequeños proyectos de energía renovable tuvieran acceso al financiamiento asequible y a largo plazo, y confirmó la viabilidad de los préstamos para pequeños proyectos de energía renovable. Actualmente varias instituciones financieras locales otorgan dichos créditos.

En la nota temática sobre el sector energético se analizaron las opciones de generación para satisfacer la demanda de electricidad futura, los costos de generación y la seguridad energética.


Resultados

  • La proporción de hogares en edificios de departamentos con calefacción a gas segura aumentó del 13% en 2005 a 71% en 2010. Cerca de 7.000 hogares solicitaron subpréstamos para comprar estufas individuales o calderas con tasas de devolución cercanas al 100%. Más de 8.000 habitantes pobres de áreas urbanas recibieron donaciones para adquirir estufas a gas individuales o para conectarse a la red de gas.
  • A partir de 2011, debido a la recuperación de sistemas de calefacción, la temperatura promedio en las aulas en 119 escuelas urbanas alcanzó los 18 oC, lo cual dio como resultado que no se perdieran días de clase durante el invierno y benefició a cerca de 53.000 estudiantes y 3.000 docentes. En 2003-04, la temperatura en las aulas de todas esas escuelas era sustancialmente inferior y varias de ellas perdían más de 30 días de clases.
  • La cantidad de casos de intoxicaciones, incendios y explosiones por cada 10.000 abonados al servicio de gas se redujo de 37 en 2004 a 10,4 en 2010.
  • La capacidad instalada de fuentes de energía renovable conectadas a la red de energía aumentó de 47 MW en 2005 a 137 MW en 2010, y la generación de energía renovable aumentó de 137 GWh a 417 GWh. Se aprobaron 27 subpréstamos en el marco del Proyecto de Energía Renovable, con una tasa de devolución del 95% para toda la cartera.
  • El análisis de los retos del sector energético y las posibles soluciones brindó información al sector energético del Gobierno que otorgaba préstamos en virtud de la Estrategia de alianza con el país para los ejercicios de 2009-2013. El análisis incluyó: a) una evaluación de la demanda de electricidad futura y la brecha de suministro resultante, b) el análisis de equilibrio de las opciones de generación de electricidad disponibles para Armenia en función de las consideraciones de los costos de generación y la seguridad energética, c) la estimación de las necesidades de inversión en general, d) la identificación de dificultades en la confiabilidad del suministro de energía en las redes de transmisión y distribución, y e) la recomendación sobre cómo abordar las cuestiones de asequibilidad de las tarifas de energía.

Contribución del Banco

En el marco del Proyecto de Calefacción Urbana, el Banco otorgó un crédito de la AIF por US$15 millones y una donación de US$3 millones de la Asociación Mundial para la Ayuda en Función de los Resultados (GPOBA, por sus siglas en inglés) para aumentar el uso de tecnologías de calefacción seguras, limpias y asequibles en el país. Por otra parte, el Proyecto de Energía Renovable facilitó que un crédito de la AIF de US$5 millones y una donación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) de US$3 millones apoyaran el financiamiento de proyectos de inversión en energía renovable y la creación de un entorno propicio para las fuentes renovables. La nota temática sobre el sector energético tenía un presupuesto de US$40.000.


Asociados

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)/FMAM brindó asistencia técnica para complementar el Proyecto de Calefacción Urbana del Banco Mundial y suministró fondos para actividades de movilización de la comunidad y el sector privado, además de apoyar la remoción de algunos obstáculos legales para el desarrollo de la calefacción urbana.

El Proyecto de Energía Renovable fue cofinanciado por US$7 millones otorgados por el BERD y una contribución de US$3 millones de Cafesjian Family Foundation, dueña de la institución financiera que implementó el componente de la línea de crédito del proyecto.


Próximos pasos

Actualmente, este país enfrenta tres retos principales para alcanzar sus objetivos en el sector energético:

Una brecha de suministro emergente: Armenia necesitará, por lo menos, 850 MW de capacidad de generación nueva a medida que se retire la infraestructura vieja con falta de mantenimiento y la demanda continúe creciendo en forma constante.

Mantenimiento de la seguridad energética: depender ampliamente de combustibles importados y los viejos activos de transmisión y distribución con falta de mantenimiento pusieron a Armenia en riesgo de interrupciones en el suministro, fluctuaciones de precios y posibles cortes de electricidad.

Mantenimiento de tarifas asequibles. El aumento de los precios de los combustibles y la necesidad de nuevas unidades de generación más costosas hacen que la energía sea menos asequible para los consumidores de ingreso bajo. El programa de energía del Banco Mundial apoya al Gobierno para aumentar la confiabilidad del suministro de electricidad mediante la mejora de la infraestructura central de las redes de transmisión de electricidad y para reducir la brecha en el suministro y aumentar la seguridad energética mediante la optimización de la utilización del potencial de ahorro energético del país.


Beneficiarios

Proyecto de Calefacción Urbana: la calefacción a gas ofrece calefacción limpia, eficiente y de bajo costo para los habitantes pobres de áreas urbanas. "Antes solíamos quemar madera, pero el gas es mucho más limpio y práctico. Es una excelente mejora en nuestra vida y ha aliviado nuestros problemas cotidianos", explica Sara Badalyan, una ama de casa que vive en un pequeño departamento de un ambiente en la ciudad de Masis (región de Ararat) con su marido desempleado y su hija de 18 años. Como beneficiarios del proyecto, han estado usando calefacción a gas desde septiembre de 2009.

Proyecto de Energía Renovable:Tenemos una pequeña empresa de jardinería. Pensamos que como estábamos trayendo agua de riego, podíamos también construir una estación de energía hidráulica en ese caudal de agua”, comenta Marcos Gharibyan, propietario y director de las estaciones hidráulicas de microcascada Goght-1 y Goght-2. Ha recibido un préstamo para hacer una inversión en este sector. La compañía también construyó una línea de transmisión de energía de 10 kilómetros para conectar las estaciones de energía hidráulica con la red eléctrica de alta tensión.


Para mayor información, visite la página web del proyecto.



Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/5QZ9G55E80