Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Malí: Resultados del país

Disponible en: English, Français
Malí: Construir una mejor base de crecimiento priorizando la educación, la energía y la agricultura

Malí: Construir una mejor base de crecimiento priorizando la educación, la energía y la agricultura


Panorama general

Dado que Malí es uno de los países más pobres del mundo, la Asociación Internacional de Fomento (AIF) está apoyándolo para abordar sus bases económicas en las áreas de educación, agricultura y energía. Gracias a la AIF y otros donantes, la tasa de inscripción bruta en la enseñanza primaria pasó del 60,9% en 2001 al 76% en 2009 con una significativa mejora en los logros de las escuelas. Se han conectado más de 650.000 personas y 803 instituciones públicas, que incluyen 172 escuelas y 139 centros de salud, a la red de suministro eléctrico en áreas rurales. Gracias a un mayor acceso a la financiación para granjeros y otros operadores privados del sector agrícola y la recuperación de 1.101 kilómetros de rutas viales no urbanas, la producción agrícola en las áreas respaldadas aumentó un 71% en 2009.

Reseña completa: 6 páginas
Malí: Construir una mejor base de crecimiento
i (pdf) Abril de 2011

Desafío

Malí es un vasto país mediterráneo con recursos naturales y base de capital humano relativamente limitados y una población muy dispersa. Se encuentra ubicado en el corazón de Sahel, una región amenazada por la sequía y la desertificación. La amplia mayoría de las personas tiene una dependencia directa de su medio ambiente para ganarse la vida mediante la ganadería, la agricultura y la pesca. Es el país más grande de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS, por sus siglas en inglés), con alrededor de 14 millones de habitantes.


Estrategia

El acceso igualitario a la educación de calidad se encuentra en el centro del apoyo de la AIF a Malí. El sistema de educación se benefició por el contexto macroeconómico favorable, que se ha traducido en una mayor cantidad de recursos. Como proporción del presupuesto ordinario total, la educación ascendió a casi el 30% en 2008 con respecto al 23,7% en 2004. La AIF tiene una operación de financiamiento para inversiones en curso para apoyar la implementación de reformas en el sector educativo (cuya finalización fue en diciembre de 2010).

El Proyecto de Energía Doméstica y Acceso Universal (US$70,65 millones) está diseñado para ayudar a Malí a desarrollar: i) una estrategia de varios niveles para la energía rural y ii) una gestión comunitaria del bosque para asegurar el suministro sostenible de leña e iniciativas de sustitución de combustibles. También generará la Ájense Malienne pour le Développement de l'Energie Domestique et pour l'Electrification Rurale. Esta agencia especializada, con personal financiado plenamente por el Gobierno, sirve como organismo integral para la energía de uso doméstico y la electrificación rural en el país. El proyecto también contribuyó a establecer un Fondo de Electrificación Rural con el fin de financiar costos de capital inicial de subproyectos de electrificación rural. Este nuevo ambiente institucional y financiero permitió a los operadores privados locales convertirse en la fuerza impulsora de este proyecto proporcionando un financiamiento conjunto promedio del 25% de subproyectos de electrificación rural.


Resultados

La AIF ayuda a Malí a aumentar su acceso a servicios de energía básica para ayudar a alcanzar el crecimiento económico y la reducción de la pobreza con las siguientes acciones:


  • El fomento de la participación del sector privado local. El proyecto financia alrededor de 80 subproyectos administrados por 46 operadores. A partir de mayo de 2010, se realizaron 43.311 conexiones fuera de la red en hogares y para la iluminación pública para brindar acceso a electricidad a alrededor de 650.000 personas. Además, mediante el proyecto, alrededor de 803 instituciones públicas, incluidos 172 escuelas y 139 centros de salud, también recibieron acceso a luz eléctrica fuera de la red.
  • Poder de toma de decisiones para las mujeres. Las asociaciones de mujeres, basadas en capacitación recibida sobre contabilidad básica en idiomas locales y proporcionada por las ONG financiadas mediante el proyecto, desempeñan un importante papel en comunidades remotas como proveedoras de servicio de energía mediante una plataforma multifuncional. Esta es un motor que funciona a diésel montado sobre un chasis al cual se le puede conectar una variedad de equipos de procesamiento, entre ellos molinos de cereal, deshojadoras, cargadores de batería y equipos de ebanistería y carpintería. Este equipo también contribuye a reducir el tiempo y los esfuerzos necesarios para procesar alimentos y, por lo tanto, permitir a los agricultores, en especial a las mujeres, vender productos de mayor valor e ir al mercado con más frecuencia. Hasta el presente, se han instalado plataformas multifuncionales en 64 comunidades rurales que brindan 7.200 conexiones.
  • Introducción de tecnologías de energía renovable en el área de la energía rural de Malí. En seis años, se instalaron más de 7.926 sistemas solares domésticos y más de 500 sistemas solares fotovoltaicos en todo el país.
  • Fomento de una gestión sostenible de la leña y la sustitución de combustibles. A fin de contribuir a un suministro sostenible de leña, la cual se usa predominantemente para cocinar y calefaccionar, el proyecto (junto con la Dirección Nacional de Conservación de la Naturaleza) colocó alrededor de 874.000 hectáreas bajo la administración de la comunidad. Las ONG y los operadores privados locales repartieron alrededor de 748.500 estufas de leña y carbón mejoradas y alrededor de 51.385 estufas de gas licuado de petróleo (GLP). Se espera que el creciente uso de estos instrumentos ayude a reducir la contaminación del aire en ambientes cerrados, que es uno de los factores de riesgo ambiental para la salud a los que están expuestos mujeres y niños ya que ocasiona enfermedades respiratorias agudas, conjuntivitis y peso bajo al nacer.

Hacia el futuro

La incertidumbre sobre la velocidad y la fuerza de la recuperación mundial sigue siendo elevada. Si bien volvió un optimismo cauteloso durante el tercer trimestre de 2009 con la reanudación del crecimiento (en particular en EE. UU.), el desempleo sigue siendo elevado y los riesgos negativos derivados de las fragilidades fiscales han pasado a primer plano. Los mercados laborales débiles, en particular en Europa, podrían producir una reducción continua de las remesas. Una regresión en el comercio podría afectar la perspectiva macroeconómica de Malí. Una de las principales preocupaciones es que se ha agotado o se ha limitado mucho más el espacio para maniobras políticas en muchas economías avanzadas, dado los elevados niveles de deuda y los tensos balances generales fiscales. Estas incertidumbres están acrecentadas por la vulnerabilidad de Malí a las malas condiciones climáticas y otros desastres naturales y el descenso anticipado de la producción existente de oro del país.


Para mayor información, visite la página web del proyecto.



Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/3DEN6SIPZ1