Nigeria: Resultados del país

Disponible en: English, Français
Nigeria: Desarrollo de estabilidad macroeconómica y prestación de servicios para los pobres

Nigeria: Desarrollo de estabilidad macroeconómica y prestación de servicios para los pobres


Panorama general

Nigeria se jacta de una economía fuerte y resistente gracias al rápido crecimiento tanto de los sectores del petróleo como los no relacionados con este en los últimos años. Sin embargo, la pobreza sigue siendo omnipresente y la Asociación Internacional de Fomento (AIF) trabaja con Nigeria para resolver las causas fundamentales de este problema y para asegurarse de que todos sus esfuerzos tomen en cuenta la necesidad de mejorar la autonomía en todos los niveles. Como resultado, los proyectos de la AIF han visto resultados positivos en educación, salud y suministro de agua potable.

Reseña completa: 5 páginas
Nigeria: Estabilidad macroeconómica y prestación de servicios para los pobres
i (pdf) Abril de 2011

Desafío

El desempeño económico de Nigeria en esta década ha sido sólido. La economía no relacionada con el petróleo creció alrededor de un 9% anual entre 2003 y 2008, comparado con el 3,5% entre 1997 y 2000. Fue central para el giro económico el éxito en la desvinculación del presupuesto de las fluctuaciones de los ingresos del petróleo y el gran crecimiento de la agricultura. El crecimiento ha resistido bien durante la reciente crisis financiera mundial con un aumento del producto interno bruto (PIB) estimado de un 6% en términos reales en 2008 y un crecimiento de las industrias no relacionadas con el petróleo que siguió al alza en un 9%.

A pesar del sólido historial económico de Nigeria, la pobreza es importante y reducirla exigirá un fuerte crecimiento del sector no relacionado con el petróleo y un enfoque en el desarrollo humano. Las barreras incluyen el clima de inversión, la infraestructura, los incentivos y las políticas que afectan la productividad agrícola y la calidad y la importancia de la educación terciaria. A pesar de iniciativas exitosas en el desarrollo humano, Nigeria puede no estar encaminada para cumplir con la mayoría de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) para 2015. El problema fundamental del buen gobierno, en particular a nivel de los estados, apuntala estos retos. La descentralización fiscal brinda a los 36 estados y los 774 gobiernos locales de Nigeria considerable autonomía política, control del 50% de ingresos gubernamentales y responsabilidad por la prestación de servicios públicos. La capacidad es débil en la mayoría de los estados y lograr la gobernabilidad será un proceso a largo plazo.


Estrategia

A partir del ejercicio de 2005, la AIF identifica tres amplios desafíos: i) mejorar la prestación de servicios para el desarrollo humano; ii) mejorar el entorno para el desarrollo del sector no relacionado con el petróleo y iii) mejorar la transparencia y la rendición de cuentas para un mejor gobierno. La Asociación implementó una combinación de financiamiento, trabajo analítico, asistencia técnica y fondos fiduciarios de donantes múltiples que reflejan dos elementos principales. En primer lugar, se focalizó en áreas en las que la AIF pudo tener "victorias rápidas" para establecer su rol, después de una presencia relativamente modesta en Nigeria entre 1999 y 2003. En segundo lugar, dirigió las inversiones a estados selectos con líderes comprometidos y capaces, lo cual sirvió como incentivo para que otros estados mejoraran su gobierno.


Resultados

Entre 2004 y 2009, la AIF usó diversas estrategias para apoyar a Nigeria, contribuyendo a:

  • Mejorar los indicadores de desarrollo humano mediante proyectos de desarrollo nacional impulsado por la comunidad (CDD, por sus siglas en inglés) y un proyecto estatal para el sector educativo. La tasa de mortalidad materna e infantil aumentó un promedio de alrededor del 10% en 500 comunidades mediante la construcción y la provisión de equipos para centros de atención médica primaria. La tasa de alfabetismo mejoró en un 25% a través de la construcción y la provisión de equipos para salones de clases de escuelas primarias y secundarias en más de 1.000 comunidades. En Kano, el estado más poblado de Nigeria, el acceso a la educación de calidad aumentó en un 25% entre 2006 y 2010, y lo que es más importante, durante el mismo periodo, la proporción de niñas con respecto a niños aumentó del 75% al 90%. En Kaduna, la tasa de finalización del ciclo primario se triplicó entre 2006 y 2009. Un crédito de la AIF permitió entregar donaciones a escuelas que tuvieran planes de desarrollo escolar, introducir comités de administración escolar descentralizada, proporcionar libros de texto nuevos, mejorar el suministro de materiales a los salones de clases y capacitar al cuerpo docente.
  • Suministrar agua a más de 2,6 millones de personas de seis estados mediante proyectos del Banco entre 2004 y 2009. Estos apoyaron la recuperación de centros hídricos en los seis estados, lo cual incluye la construcción de 16 plantas de tratamiento de agua, la instalación de alrededor de 1.200 kilómetros de cañerías, el desarrollo de políticas hídricas estatales y el compromiso del sector privado de administrar la prestación de servicios hídricos; todo lo cual dio por resultado 40.000 conexiones hídricas domésticas nuevas y 121.000 rehabilitadas.
  • Incrementar la prevención del VIH.  Además del fortalecimiento de la capacidad del Gobierno para planear e implementar programas de VIH/SIDA, un proyecto del Banco se focalizó en el cambio de comportamiento y el acceso a asesoramiento, exámenes y servicios de atención para reducir la transmisión de la infección y su impacto. Este ha contribuido a la reducción de la prevalencia nacional de VIH de un 5,2% en 2003 a 4,6% en 2008 y un incremento del porcentaje de mujeres (entre 15 y 49 años de edad) que informan sobre el uso de preservativos la última vez que mantuvieron relaciones sexuales con una pareja extramarital con la que no convivieran del 6,5% en 2002 al 33,4% en 2008.
  • Aumentar el acceso a paquetes de "paludismo plus". El porcentaje de hogares con al menos un mosquitero tratado con insecticida o mosquiteros tratados con insecticida de larga duración subió de 2,4% en 2006 a 89,7% en 2010 en los siete estados cubiertos por el proyecto del Banco. El porcentaje de niños menores de 5 años con fiebre que recibieron tratamiento con un medicamento efectivo contra el paludismo dentro de las 24 horas desde el inicio de los sistemas aumentó de 3,7% en 2006 a 6,9% en 2010 y el porcentaje de niños menores de 5 años que durmieron protegidos con mosquiteros tratados con insecticida subió de 3,6% en 2006 a 41,8% en 2010. El incremento de la cobertura fue consecuencia de los 12,4 millones de mosquiteros y los 7,5 millones de dosis de medicamentos contra el paludismo suministrados y distribuidos gracias a recursos del proyecto.

Hacia el futuro

La nueva Estrategia de alianza con el país para los ejercicios de 2009-2013 establece el buen gobierno como un tema central y transversal, una parte integral de casi toda forma de apoyo. El respaldo al buen gobierno se abordará en cinco áreas: i) transparencia y rendición de cuentas; ii) participación; iii) gobierno sectorial; iv) desarrollo de capacidad y v) reforma judicial y gobierno democrático. Todos los asociados participarán en el fortalecimiento de los sistemas de gobierno para mejorar los resultados del desarrollo y el crecimiento humanos, pero solamente el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) se focalizarán en la reforma judicial y los procesos democráticos. Los instrumentos de financiamiento se adaptarán a las condiciones de cada estado. En los estados con indicadores de desarrollo humano deficientes, por ejemplo, pero con un débil sector público, la Asociación seguirá utilizando financiamiento y donaciones basados en el proyecto. En estados que tienen un historial relativamente bueno de reformas del sector público, un sistema fiduciario razonablemente fuerte y bajos niveles de deuda, la AIF considerará el uso de operaciones de políticas de desarrollo a nivel estatal, quizá acompañadas de operaciones de asistencia técnica. El mantenimiento del crecimiento del sector no relacionado con el petróleo implica actividades innovadoras en: i) infraestructura para apoyar grupos de crecimiento y ii) educación técnica y vocacional para resolver la brecha de habilidades en las cadenas de valor intensivas de empleo (subsectores). El apoyo para el desarrollo humano apuntará a mejorar el acceso y la utilización de servicios y se centrará en el desarrollo de sistemas de salud. El apoyo para programas verticales contra enfermedades se realizará a una escala más modesta que en la estrategia anterior.


Para mayor información, visite la página web del proyecto.



Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/UQEO5JN2Q0