Océanos: Resultados del sector

Disponible en: ä¸­æ–‡, English, العربية, Français

Ayudar a gestionar mejor los océanos del mundo: El Banco Mundial y el interés por el “crecimiento azul”


Panorama general

Un océano saludable es un bien natural valioso que, si se mantiene y se cuida, puede proporcionar los servicios que prestan los ecosistemas los cuales contribuyen a la expansión económica –o “crecimiento azul”– de los países costeros e insulares en desarrollo. Las inversiones del Banco Mundial en esta área entre 2007 y 2011 han respaldado a estos países en la mejora de la salud de su medio ambiente oceánico, aumentando el valor de los servicios que prestan sus ecosistemas a la economía local y mundial. En los próximos años, el Banco tiene como objetivo aumentar significativamente las inversiones en el desarrollo e implementación de nuevas leyes e instituciones para el uso de los servicios de los ecosistemas oceánicos en las aguas de los países, a través del liderazgo en una Alianza Mundial a favor de los Océanos.

multimedia

MÁS INFORMACIÓN

Desafío

La situación ambiental de los océanos está cambiando a un ritmo y en una escala sin precedentes desde el surgimiento de la civilización moderna, en gran parte debido a las fallas en el control de las actividades humanas. Esto ha llevado a la pesca excesiva, la contaminación, la pérdida o conversión de hábitats, y el cambio climático, todo lo cual contribuye al deterioro de los océanos.


Estrategia

La estrategia del Banco Mundial consiste en aumentar las inversiones para respaldar la próxima generación de reformas relativas al buen gobierno, que incluyen, entre otras, la aplicación de la gestión de la pesca basada en los derechos, el apoyo al desarrollo de la acuicultura sostenible, el desarrollo de activos de carbono azul, la creación de mecanismos de mercado para internalizar los costos de la contaminación marina, y el apoyo a las asociaciones para el financiamiento sostenible de áreas marinas protegidas. Estas reformas conducirían a una mejor calidad de los ambientes oceánicos y apoyarían el crecimiento económico y los medios de subsistencia.


Resultados

En Guinea-Bissau, se han establecido nuevos parques y áreas protegidas, junto con una red de áreas protegidas en la zona costera que abarca más de 480.000 hectáreas, o el 13% del territorio nacional.

En siete distritos costeros de Indonesia oriental, 358 pueblos que comprenden más de 10.000 personas recibieron apoyo para establecer legalmente las áreas de gestión comunitaria de los ecosistemas de arrecifes de coral, que cubren más de 1 millón de hectáreas, dejando un 15% como zonas totalmente protegidas cerradas a la pesca. Las prácticas pesqueras destructivas, como el uso de dinamita, se han reducido en un 60% en estas áreas administradas por la comunidad durante los últimos seis años.


Contribución del Banco

El Banco Mundial y los fondos fiduciarios que administra respaldan cada vez más las iniciativas de recuperación del capital natural de los océanos. Muchas de las inversiones del Banco en los océanos, en los últimos cinco años, promueven la gestión sostenible de las pesquerías marinas, el establecimiento de áreas protegidas marinas y costeras, y la ordenación integrada de los recursos costeros.


Asociados

El Banco ha colaborado con varios asociados para aumentar la inversión en la gestión sostenible de los servicios de los ecosistemas oceánicos, incluido el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el Programa Mundial para la Pesca Sostenible (PROFISH), y la Alianza para la Pesca Responsable (ALLFISH).


Próximos pasos

Un esfuerzo mundial coordinado es necesario para mejorar la salud de los océanos del mundo y los beneficios que proporcionan a la economía mundial y el bienestar humano. El Banco está trabajando para reunir a los pequeños Estados insulares y las naciones costeras en desarrollo con algunas de las organizaciones más importantes del mundo interesadas en los océanos y los países asociados bilaterales en una Alianza Mundial a favor de los Océanos para respaldar soluciones factibles y ampliables en 8 a 10 zonas oceánicas clave para mejorar la gestión de los recursos oceánicos.





Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/68BJF5JVE0