Samoa: Proyecto de Reconstrucción Posterior al Tsunami

Disponible en: English
Post-tsunami reconstruction of Samoa’s transport infrastructure

Reparación de vías esenciales: Reconstrucción de la infraestructura de transporte en Samoa después del tsunami


Panorama general

El Proyecto de Reconstrucción Posterior al Tsunami entregó nuevas vías de acceso y está restableciendo caminos y rompeolas dañados en Samoa. Las gestiones de reparación emprendidas por la Asociación Internacional de Fomento (AIF) optimizan los medios de sustento y el bienestar de las comunidades afectadas por el maremoto con la entrega de conexiones de transporte renovadas y acceso mejorado a escuelas, hospitales, mercados y actividades agrícolas. Al mismo tiempo, las medidas apoyan la generación de ingresos y ayudan a reactivar el turismo en las zonas impactadas por el desastre. El proyecto también ayuda a la formación de capacidades de recuperación y adaptación para que el país esté mejor preparado para manejar catástrofes en el futuro.


Desafío

Samoa es uno de los países más vulnerables ante los desastres naturales. El 29 de septiembre de 2009, un devastador tsunami azotó a este país, a Samoa Americana y a la región meridional de Tonga. En Samoa, 143 personas perdieron la vida y se calcula que unas 5.274 quedaron sin hogar. Las pérdidas económicas y daños directos se estimaron en US$124 millones (equivalente a más del 20% del producto interno bruto -PIB- del país). Debido a la destrucción generalizada de la costa de la isla de Upolu, muchas de las comunidades afectadas decidieron reubicarse al interior, lejos de emplazamientos propensos a catástrofes. El Gobierno de Samoa solicitó a la AIF apoyo para las gestiones de reasentamiento y rehabilitación mediante la construcción de nuevos caminos vecinales y la restauración de carreteras y rompeolas.


Estrategia

La AIF ayudó a proveer mejor infraestructura, vías de acceso y caminos interiores a los lugares de reubicación, y una nueva carretera a lo largo de la costa este. También se mejoraron los rompeolas existentes en segmentos cruciales de los caminos costeros y se entregó asistencia a las comunidades locales para fortalecer su resistencia ante los desastres naturales. En total, el proyecto está agregando unos 35 kilómetros de caminos nuevos o mejorados a la red vial del país.


Resultados

La iniciativa ha logrado avances notables en la restauración y mejoramiento del sistema de acceso a las zonas afectadas, sitios de reasentamiento y corredores costeros clave. Como resultado, se recuperó considerablemente la actividad económica y el acercamiento a los servicios sociales en las zonas beneficiadas, al tiempo que se fortaleció la resistencia de la infraestructura de transporte ante futuras catástrofes. En corto tiempo se espera el inicio de la reparación y la restauración de protecciones costeras y rompeolas, al igual que las inversiones para perfeccionar la gestión del riesgo de desastres.


El restablecimiento de caminos benefició de manera directa a 862 familias, aproximadamente 5.000 personas. Sin embargo, el arreglo de rompeolas y rutas costeras tiene enormes ventajas para los 130.000 habitantes de la isla principal de Upolu, puesto que ayuda a mejorar los medios de subsistencia y reactivar la actividad turística en las zonas afectadas. Entre el 15 de octubre de 2010 y noviembre de 2011, se logró:

  • Restauración completa de los caminos vecinales de las comunidades (alrededor de 5.000 personas) impactadas por el tsunami del 29 de septiembre de 2009;
  • Rehabilitación de todos los accesos necesarios para las actividades de limpieza y respuesta en casos de emergencia;
  • Modernización y sellado de 20 kilómetros de vías de acceso construidas;
  • Modernización y sellado de los 10 kilómetros del enlace vial Lepa-Lalomanu, y
  • Acceso mejorado a escuelas, clínicas, oportunidades agrícolas y económicas para el 70% de las familias reubicadas (aproximadamente 3.650 personas).

Opiniones


La nueva carretera ayuda mucho. Antes había un camino de tierra, pero era difícil de transitar incluso en vehículo. Ahora tenemos un buen camino. La gente que se mudó ahí confía en que el Gobierno realmente va a hacer algo por ellos .

— Sili Apelu, dueño de un complejo turístico frente a la playa, pero que prefiere vivir en un terreno más elevado en el poblado de Saleapaga 2.


Contribución del Banco

La AIF aporta US$10 millones del costo total del proyecto de US$11,79 millones.


Asociados

El Fondo para Infraestructura en la Región del Pacífico (PRIF, por sus siglas en inglés) contribuye con otros US$1,79 millones mediante el Organismo Australiano de Desarrollo Internacional (AusAID, por sus siglas en inglés). El PRIF es un mecanismo de coordinación y financiamiento conformado por múltiples asociados, creado en 2008 por el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), AusAID, el Gobierno de Nueva Zelandia mediante su Programa de Ayuda (NZMFAT, por sus siglas en inglés) y el Grupo del Banco Mundial. La Comisión Europea (CE) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) forman parte de la iniciativa conjunta desde 2010.

Los organismos de ejecución son la Autoridad de Transporte Terrestre y el Ministerio de Recursos Naturales y Medioambiente de Samoa. El Ministerio de Finanzas está a cargo de la coordinación general del proyecto.


Hacia el futuro

Una vez finalizada la iniciativa en abril de 2013, el avance de las obras en carreteras, caminos vecinales y rompeolas será tal que las comunidades podrán acceder con seguridad a infraestructura y servicios críticos, como escuelas y clínicas. Las actividades pendientes serán: i) reconstrucción de la ruta terrestre en la costa este, que comprende unos 5 kilómetros de caminos; ii) culminación de la reparación de los rompeolas, y iii) vías de escape de doble acceso a lo largo de la costa sur-oriente.


Noticias relacionadas

Banco Mundial insta a países en desarrollo a fortalecer su situación económica para capear crisis mundial
Las ciudades van a enfrentar un marcado aumento de los costos del tratamiento de basuras
El Grupo del Banco Mundial desvela su nueva estrategia sobre desarrollo “ecológico, limpio y con capacidad de adaptación”