Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Mejorar la calidad y equidad de la educación a través del financiamiento público transparente

Disponible en: English, 中文

La experiencia de la educación terciaria en Chile


Panorama general

La inscripción en la educación terciaria en Chile subió un 51 por ciento entre 2005 y 2010, de 646.000 a 973.000 estudiantes. Chile fue capaz de mejorar tanto la calidad como la equidad de la educación a pesar de este crecimiento masivo. Con la asistencia parcial del BIRF en forma de financiamiento y capacidades, Chile aprobó leyes de garantía de calidad y asistencia financiera para estudiantes, estableció un sistema informático para la educación terciaria, aumentó la disponibilidad de capital humano avanzado y la capacidad de investigación, y puso a prueba cuatro acuerdos de desempeño con las universidades. El éxito de estos acuerdos representa una prueba de concepto para el financiamiento basado en resultados.

Desafío

En 2005, la calidad de la educación terciaria en Chile era muy variable, los datos respecto a la educación terciaria no eran confiables, y los estudiantes de origen pobre enfrentaban una dura batalla antes de alcanzar la graduación. Las ineficiencias internas eran una parte constante del sistema de educación terciaria, la tasa de abandono en el primer año mayor a 20 por ciento aun en las mejores universidades, y los programas de estudios demasiado largos, agregando de 3 a 4 semestres más de lo planeado. Casi no existían las clases de recuperación para fortalecer los conocimientos básicos. Chile tenía problemas para transformarse en una “economía de conocimiento”, con apenas 220 doctores graduándose por año y apenas un tercio de los profesores con nivel de doctorado. Por último, no había suficiente rendición de cuentas y transparencia en el uso de financiamiento público directo para la educación terciaria: el 95 por ciento se desembolsaba en base a preferencias históricas y negociación política, en lugar del mérito y resultados.


Enfoque

El proyecto “Mejoramiento de la Calidad y Equidad de la Educación Superior” o Mecesup2, utiliza cuatro mecanismos para incrementar la equidad, calidad, coherencia y capacidad de respuesta del sistema chileno de educación terciaria, mediante una mayor rendición de cuentas por desempeño.

  • Un programa de pequeños aportes, asignados de manera competitiva, les permite a las instituciones terciarias abordar tácticamente las prioridades en áreas específicas. Estos aportes se centran en estimular la innovación, mejorar el capital humano, aumentar los conocimientos de los estudiantes y mejorar la gestión institucional.
  • La implementación de acuerdos innovadores de desempeño con cuatro universidades. Estos acuerdos le proporcionan a cada universidad un incentivo para llevar a cano planes de acción en áreas de prioridad nacional, en tanto su financiamiento depende de su desempeño relativo a las metas establecidas.
  • Una elaboración más sólida de políticas educativas terciarias y una mayor transparencia mediante la implementación de un sistema integral de información, un observatorio del mercado laboral, y un sistema de control de calidad.
  • Siete estudios sectoriales profundos para informar y guiar las políticas.


Results

El programa de préstamos Mecesup2 aumentó la efectividad del financiamiento público para la educación terciaria al mejorar la equidad, calidad, coherencia y capacidad de respuesta del sistema. Sus logros principales incluyen:

  • La exitosa puesta a prueba de acuerdos de financiamiento basados en resultados con cuatro universidades resultó en una mayor rendición de cuentas y eficiencia en el gasto público. Dado que esta experiencia piloto demostró la viabilidad del concepto, Chile implementará estos acuerdos de desempeño en todo el sistema educativo terciario.
  • Aumento en la producción de capital humano avanzado. Los estudiantes inscriptos en programas de doctorado aumentaron en un 74 por ciento (2005-2010), mientras que los graduados de programas de doctorado aumentaron en un 65 por ciento (2005-2009).
  • El crecimiento exponencial de la inscripción en clases de recuperación para fortalecer conocimientos básicos, de 307 estudiantes en 2005 a más de 35.700 en 2010. Este fue un logro notable, dado que en 2009 el 43 por ciento de los estudiantes inscriptos en la educación terciaria provenían de los tres quintiles de ingreso más bajos y en general llegaban con una débil educación secundaria.
  • Creación de un Sistema de Información para la Educación Terciaria y fortalecimiento de la capacidad del Ministerio de Educación de recopilar, procesar, validar y publicar información.
  • Aprobación de la Ley de Garantía de Calidad de 2006, que consolidó el sistema de garantía de calidad. El número de instituciones terciarias acreditadas aumentó de 41 a 87 entre 2005 y 2010.


Bank Contribution

El BIRF proporcionó financiamiento por US$25,1 millones, y el Gobierno de Chile contribuyó con US$75 millones. El BIRF proporcionó asistencia técnica continua durante la supervisión. Algunos aspectos de esta asistencia técnica resultaron en estudios conjuntos de gran envergadura por parte del Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE):

Socios

La alianza con la OCDE en Chile dio lugar a trabajos conjuntos similares en la República Dominicana y Colombia.


Hacia adelante

El gobierno de Chile solicitó un nuevo programa crediticio de US$40 millones para seguir impulsando los logros de Mecesup2; el Directorio del Banco Mundial aprobó el préstamo el 13 de marzo de 2012. Esta nueva iniciativa pondrá en marcha acuerdos de financiamiento basados en el desempeño, enfocándose en la calidad y pertinencia de los programas pedagógicos, en los institutos profesionales y los centros de capacitación técnica, entre otros. La Unidad de implementación del proyecto para Mecesup2 fue absorbida por el Ministerio de Educación y renombrada Departamento de Financiamiento Institucional, asignándole la responsabilidad formal de todo el financiamiento para instituciones terciarias.

Las pruebas con acuerdos de desempeño en Chile dieron lugar a una sustancial transferencia de conocimiento a otros países. Chile compartió su experiencia y capacidad con Túnez, Bangladesh, India, Ghana, Mozambique, Lesoto, Montenegro e Indonesia.


Beneficiarios

Andrea Arriagada es la primera graduada del programa de Ingeniería civil ambiental en la historia de la Universidad Técnica Federico Santa María en Chile. Sus excelentes resultados académicos le sirvieron de trampolín para convertirse en empresaria de soluciones ambientales.
“Para mí este es un gran logro personal. Me siento académicamente preparada y con las herramientas necesarias para enfrentar el mundo laboral,” dice Arriagada. “La Universidad no solo me dio el conocimiento académico, sino la oportunidad de convertirme en líder estudiantil y aprender a hablar en público. Actualmente estoy trabajando en una nueva empresa en el Instituto Internacional para la Innovación Empresaria de la Universidad, ofreciendo soluciones ambientales a problemas industriales, específicamente en agricultura y agronegocios, en donde les proporcionamos a las empresas soluciones para la gestión de residuos.”


Para mayor información, visite la página web del proyecto.

Noticias relacionadas

Precios de los alimentos disminuyen pero aún se mantienen elevados y cercanos a tope histórico
Discurso del presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim sobre la lucha contra la corrupción en el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales
BM insta a países en desarrollo a proteger el crecimiento económico mientras el camino por recorrer siga siendo espinoso



Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/Q2ZZ3AWLQ0