Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Las ciudades van a enfrentar un marcado aumento de los costos del tratamiento de basuras

Disponible en: Ø§Ù„عربية, Français, English, 中文
Comunicado de prensa Nº:2012/495/SDN

Un nuevo informe señala un aumento mundial del 70% de los residuos sólidos urbanos

 

 

CIUDAD DE WASHINGTON, 6 de junio de 2012. Un nuevo informe de gran alcance sobre la situación de los residuos sólidos de los municipios de todo el mundo predice un marcado aumento de la cantidad de basura generada por residentes urbanos entre ahora y 2025. El informe estima que la cantidad de residuos sólidos de los municipios (RSM) aumentará del nivel actual de 1300 millones de toneladas al año a 2200 millones de toneladas al año, y que la mayoría del aumento se producirá en las ciudades con rápido crecimiento de los países en desarrollo. Se prevé que el costo anual de la gestión de residuos sólidos aumentará de los US$205 000 millones actuales a US$375 000 millones, y que el aumento más fuerte del costo se registrará en las ciudades de ingreso bajo.

 

El informe, What a Waste: A Global Review of Solid Waste Management (Menudo desperdicio: Un examen mundial de la gestión de los residuos sólidos), ofrece por primera vez datos consolidados sobre la generación, recolección, composición y eliminación de RSM por país y región. Esto constituye, de por sí, un logro ya que, como señala el informe, no se dispone de datos mundiales fiables sobre los RSM o la información es incompleta, incongruente y no se puede comparar. No obstante, los autores del informe señalan que se avecina una crisis en el terreno del tratamiento de los RSM, con el aumento de los niveles de vida y el crecimiento de las poblaciones urbanas.

 

“La mejora de la gestión de los residuos sólidos, especialmente en las ciudades con rápido crecimiento de los países de ingreso bajo, se está volviendo una cuestión cada vez más urgente”, dijo Rachel Kyte, vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial. “Las conclusiones de este informe invitan a la reflexión, pero también generan la esperanza de que, una vez que se reconozca el alcance de este problema, los líderes locales y nacionales, así como la comunidad internacional, se movilizarán para implantar programas destinados a reducir, reutilizar, reciclar o recuperar el máximo de residuos posible antes de quemarlos (y recuperar la energía) o eliminarlos de otro modo. Medir el alcance del problema es un primer paso fundamental para resolverlo”.

 

El informe señala que la gestión de los residuos sólidos es el servicio más importante que presta un municipio. En los países de ingreso bajo, la gestión de los RSM es, con frecuencia, la partida más grande del presupuesto de las ciudades y una de las actividades que genera más empleo. Es raro que una ciudad que no puede gestionar sus residuos de manera eficaz sea capaz de gestionar servicios más complejos, como la salud, la educación o el transporte. La mejora de la gestión de los RSM es una de las maneras más eficaces de fortalecer la gestión general municipal. 

 

El informe muestra que el crecimiento más rápido de la cantidad de residuos sólidos de los municipios se registra en China (que superó a los Estados Unidos como mayor generador de residuos del mundo en 2004), otras zonas de Asia oriental y partes de Europa oriental y Oriente Medio. Las tasas de crecimiento de los RSM en estas regiones son similares a sus tasas de urbanización y de aumento del producto interno bruto. Existe una correlación directa entre el nivel de ingreso per cápita en las ciudades y la cantidad de residuos per cápita que se generan. En general, con la urbanización de un país y la mejora de la salud de las poblaciones, aumenta el consumo de materiales inorgánicos (por ejemplo, plástico, papel, cristal, aluminio), mientras que disminuye la proporción relativa de materia orgánica.

 

“Lo que demuestran estas cifras no es tan sorprendente”, dijo Dan Hoornweg, especialista principal en cuestiones urbanas del Departamento de Finanzas, Economía y Desarrollo Urbano del Banco Mundial y coautor del informe. “Lo que sorprende, sin embargo, es que, cuando se agregan las cifras, observamos un problema silencioso que está creciendo todos los días. Los retos relacionados con los residuos sólidos de los municipios van a ser enormes, con una dimensión tan grande, si no mayor, que los desafíos que estamos experimentando actualmente con el cambio climático. Este informe debe considerarse una tremenda llamada de alerta para los encargados de diseñar políticas en todo el mundo”.

 

Los autores del informe señalan la necesidad de un plan de gestión integrada de los residuos sólidos en las ciudades para abordar esta cuestión de manera integral. Un elemento esencial de dicho plan es la consulta y las opiniones de todas las partes interesadas, como las organizaciones ciudadanas y los que trabajan en favor de los pobres y los desfavorecidos. También son críticos los aspectos relacionados con la salud pública y la protección ambiental de cualquier plan de este tipo.

 

El informe también contiene recomendaciones sobre políticas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, muchas de las cuales se derivan de las prácticas ineficientes de gestión de los residuos sólidos. Se estima que los residuos producidos después del consumo representan casi el 5% de las emisiones mundiales totales de gases de efecto invernadero, mientras que los vertederos generan el 12% de las emisiones mundiales totales de metano. El informe señala que, en la mayoría de las ciudades, se podrían aplicar una serie de métodos prácticos como los siguientes: 

·  información pública para que la población conozca sus opciones para reducir la generación de residuos y aumentar el reciclado y el compostaje;

·  mecanismos de fijación de precios (como tasas de producto) para estimular la conducta de los consumidores a fin de reducir la generación y aumentar el reciclado de residuos;

·  tarifas para los usuarios vinculadas con la cantidad de residuos generados, por las que (por ejemplo) los consumidores que separen los residuos reciclables paguen una tarifa inferior por la eliminación de desechos;

·  políticas preferenciales de adquisiciones y fijación de precios para estimular la demanda de productos fabricados con residuos producidos después del consumo reciclados.

Para ver el reporte completo haga clic aquí.

Contactos: 

En la ciudad de Washington: Roger Morier, +1 202 473 5675, rmorier@worldbank.org

Para peticiones de medios audiovisuales: Natalia Cieslik, +1 202 458 9369, ncieslik@worldbank.org

 

 




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/5XGHV6OMM0