Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

Afganistán: Estimular el desarrollo de habilidades y el talento musical

Disponible en: English, العربية
Health Bangladesh

La experiencia de un programa de desarrollo de habilidades en un Estado frágil


Panorama general

Con recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y el Fondo Fiduciario para la Reconstrucción de Afganistán financiado por múltiples donantes, un proyecto destinado a desarrollar las habilidades de jóvenes formó a más de 1.000 beneficiarios en administración, contabilidad y tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). También ayudó a más de 6.750 adolescentes, mujeres indigentes y agricultores marginados de varias provincias, entre ellas de zonas muy inseguras, a luchar por una vida más productiva mediante la capacitación en habilidades para fines específicos.

 

Estrategia

El Proyecto de Desarrollo de Habilidades de Afganistán (ASDP, por sus siglas en inglés) fue diseñado para ayudar a crear y apoyar instituciones que respondan a la demanda de destrezas y asistan en la creación de un marco de competencias, el cual establecería estándares para la capacitación, ya sea impartida por el Estado o instituciones privadas. También buscaba proveer entrenamiento -mediante recursos de terceros-, a jóvenes de áreas rurales, mujeres indigentes y agricultores marginados en habilidades sociales productivas, tales como destrezas personales orientadas a los negocios. En el ámbito institucional, el énfasis se puso en ampliar la gestión escolar para incluir a las empresas, en crear una nueva institución para la gestión, la contabilidad y las TIC y en promover la autonomía gradual de las escuelas. La capacitación rural, en tanto, se enfocó en métodos rigurosos de seguimiento y evaluación para conocer los beneficios reales.


Resultados

El proyecto ha contribuido a los siguientes resultados clave entre 2008-2011:

  • Alrededor de 1.510 jóvenes de ambos géneros se graduaron del recientemente creado Instituto Nacional de Gestión y Administración (NIMA, por sus siglas en inglés) en su primer año de existencia (2011); 1.058 de ellos recibieron diplomas de la Universidad de Jyvyskala, Finlandia. Cabe destacar que el 29% de los egresados son mujeres. Además, el 80% de los graduados consiguió un empleo en un plazo de seis meses después de terminar sus estudios y ya se ha incorporado una nueva promoción.
  • Las mujeres constituyen hoy en día, en promedio, el 25% de los graduados de todos los programas (inclusive en los cursos rurales).
  • El Gobierno ordenó entregar cierto grado de autonomía administrativa y financiera a todas las instituciones asistidas por el proyecto.
  • Las escuelas ampliaron sus consejos administrativos con la participación de representantes del sector empresarial.
  • Se reactivó una institución desaparecida, el Instituto Nacional de Música de Afganistán (ANIM, por sus siglas en inglés), que ya ha logrado reputación internacional. Por sí sola, esta institución ha atraído un gran interés entre los donantes (acaba de recibir apoyo en especies de Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, India, Australia y otros) y ha logrado la rehabilitación y reintegración de huérfanos de la guerra, quienes conforman la mayor parte del estudiantado. También puso en marcha un modelo concreto y viable de descentralización y autonomía administrativa y financiera, el cual fue ratificado por el Ministerio de Educación y se ha aplicado en otras instituciones. Logró, además, integrar objetivos culturales con las metas de educación primaria y secundaria, ya que ahora cuenta con escuelas totalmente equipadas donde se imparten clases normales entre las sesiones de teoría y práctica musical.
  • La orquesta del ANIM, conformada por niños y jóvenes de entre 11 y 20 años, tuvo el privilegio de presentarse en el Carnegie Hall de Nueva York. Otros auspiciadores también están considerando apoyar a esta institución y a los jóvenes que la integran.
  • Más de 6.000 jóvenes de áreas rurales, mujeres indigentes y agricultores marginados han sido capacitados en diversas destrezas, entre ellas cómo manejar su propio negocio. El 25% de los capacitados son mujeres.
  • Los estudios demuestran que el ingreso de los beneficiarios aumentó en 30% a 40% después de seis meses de haber terminado el curso.
  • Se redactó un borrador del marco de competencias y un anteproyecto de ley basados en procesos de consulta. Ambos ahora están siendo revisados por diversos ministerios y donantes.


Opiniones


Actualmente, aquí hay 24 niños de la calle. Algunos vendían goma de mascar, bolsas plásticas o huevos duros en la vía pública. Ahora, entregamos US$30 a cada familia para que los menores permanezcan en la escuela, a modo de compensación por el ingreso que dejan de percibir.

——Dr. Ahmad Sarmast, coordinador del ANIM.


Contribución del Banco

El costo inicial del proyecto se calculó en US$38 millones, donde la AIF aporta US$20 millones y el saldo proviene del Fondo Fiduciario para la Reconstrucción de Afganistán. De esta cifra, US$29 millones ya han sido desembolsados y ahora se está solicitando al Comité Administrativo del Fondo que libere el último tramo de US$9 millones. De los US$29 millones, el 16% se destinó a la capacitación de jóvenes de zonas rurales y grupos vulnerables y el 70% se gastó en el desarrollo de instituciones de capacitación profesional, entre ellas NIMA y ANIM.

Asociados

Existe una estrecha colaboración con otros donantes en este sector. La Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos y Noruega aportaron los primeros US$9 millones por intermedio del Fondo Fiduciario para la Reconstrucción de Afganistán. Los temas se debaten de manera regular y permanente con el Directorio de Desarrollo de Recursos Humanos, donde están representados todos los donantes. El Banco desempeña un rol fundamental a la hora de facilitar los encuentros y colaborar en las deliberaciones.


Hacia el futuro

De las 141 instituciones gubernamentales en el sector de formación de habilidades, el proyecto apoya a seis. Los beneficios son claros y visibles. Sin embargo, es importante ampliar el patrocinio de la iniciativa a otras instancias y una de las propuestas es incorporar a los grupos vulnerables en el componente de capacitación rural. El propio NIMA necesita ayuda directa de los asociados internacionales durante unos tres a cuatro años para garantizar la institucionalización de las normas académicas. También se debe ofrecer respaldo a la continuidad del trabajo con la Dirección de Competencias y el Marco de Competencias. El Gobierno está solventando todos los costos fiscales del proyecto. Por último y debido al éxito del ANIM, debe considerarse la adopción de un programa de becas para los estudiantes meritorios y otro para seguir ampliando la base de la institución. Los temas de financiamiento serán abordados mediante solicitudes adicionales de recursos, al igual que la siguiente fase planificada para el Proyecto de Desarrollo de Habilidades de Afganistán. La esperada liberación del último tramo de US$9 millones del Fondo Fiduciario para la Reconstrucción de Afganistán ayudará considerablemente a alcanzar estas metas.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/AFIKA9XMO0