Centro de información en línea para la prensa

Centro de información en línea para la prensa (i)
Noticias bajo embargo y otros materiales sólo para periodistas acreditados.
Ingreso/ Registro

¿Están cambiando las normas relativas al género? Unos 4.000 hombres y mujeres de 20 países entregan su opinión

Disponible en: English, Français

26 de febrero de 2013

Grupos focales de cerca de 100 comunidades de todo el mundo describieron cómo las normas de género influyen en sus vidas y de qué manera se están flexibilizando para permitir un desarrollo más inclusivo.


En el hogar donde vivía Sisum cuando era niña, en un pueblo rural de Bhután, los hombres cenaban primero y las mujeres debían esperar hasta que ellos terminaran. Pero en la casa de su tío en la ciudad, donde permaneció mientras iba a la escuela, la familia come junta. “Estas prácticas no se permiten allí”, dice. “Todos recibieron educación y sienten que eso no es correcto”.

Ella recuerda que cuando preguntó a sus padres acerca de las tradiciones del pueblo, su madre le explicó que la práctica había sido seguida por sus antecesores. Su padre, por su parte,  se enojó y atacó a su mamá, diciéndole que antes del matrimonio no era nada, y que sin él no tendría alimento ni refugio. Además, este dijo que correspondía a los hombres decidir si las mujeres comían, rememora Sisum. Agrega que tuvo miedo que su madre fuera golpeada si su hermano no hubiese intervenido.

Gender study: What does equality to mean to you?

¿Qué siginifica la igualdad para usted?

"Igualdad siginfica que todos debemos de disfrutar el fruto de nuestro trabajo. Yo no debería trabajar sola mientras el hombre está sentado". - Mujer de una ciudad de Tanzanía.

"La igualdad entre una mujer y un hombre significa que ellos tienen una relación feliz y que hablan con confianza sobre sus problemas". - Hombre de una ciudad de Fiji.

" (Igualdad para mi hija significa) que ella tenga poder, educación y ... más oportunidades" - Mujer de un área rural de Perú.

La experiencia de esta joven ilustra varios de los hallazgos de un nuevo estudio (i) sobre el estado de las relaciones de género, en el que participaron grupos focales integrados por más de 4.000 hombres y mujeres de diversas edades, condiciones económicas, y comunidades rurales y urbanas de 20 países. Mediante el trabajo con grupos focales de un solo sexo en 97 comunidades, y el debate sobre la influencia de las normas de género en la vida cotidiana y en las decisiones de los participantes, las investigadoras pudieron profundizar en cómo las normas de género afectan la toma de decisiones a nivel familiar e individual, los mercados y las instituciones formales.

Flexibilización de las normas de género

En cada grupo focal de los 20 países surgió la imagen de que las comunidades continúan adhiriendo a antiguas normas según las cuales los hombres son el sostén de la familia y las mujeres desempeñan funciones domésticas.

Pero en muchos hogares y comunidades, especialmente en las ciudades, existe una clara flexibilización de las normas tradicionales a medida que más hombres y mujeres asumen nuevas responsabilidades.

Por ejemplo, se permite que las niñas permanezcan en la escuela más tiempo y pueden aspirar a convertirse en científicas y dirigentes empresariales. De hecho, un porcentaje mayor de adolescentes del sexo femenino que del masculino –60% contra 40%– expresó en el estudio el deseo de obtener un título. “Ahora las mujeres pueden salir a trabajar y tener un empleo de alto rango, incluso en el ejército y la policía. Este es un gran cambio desde la época de nuestros padres”, dice un jovencito de la zona urbana de Sudán.

Las mujeres expresaron el deseo de que sus hijas sean más valientes, y sobre sus propias oportunidades - cada vez mayores-, de ganar ingresos y sentir más control sobre sus vidas. La mayoría de los participantes, con excepción de los hombres de zonas rurales, también estuvo de acuerdo nominalmente con el ideal de igualdad entre hombres y mujeres. “Desde el  momento en que uno sabe que puede hacer las cosas por sí misma y no tiene que depender de un hombre es cuando empieza a ascender”, asegura una mujer de la zona urbana de Tanzanía.

Gender report cover

Únase al chat en vivo sobre empoderamiento

Participe en la conversación sobre género y empoderamiento con Rachel Kyte, Vicepresidenta del Banco Mundial para Desarrollo Sostenible; Jeni Klugman, Directora de Género y autora del estudio: "Conversaciones sobre igualdad de género con mujeres y hombres en 20 países". La cita es el 6 de marzo de 2013 en las páginas del Banco Mundial en vivo.

Lea el reporte : Conversaciones sobre igualdad de género con mujeres y hombres en 20 países. (i)

El estudio reveló, sin embargo, que la flexibilización de las normas de género no significa necesariamente que cambien las normas tradicionales.

En una aldea de Tanzanía, por ejemplo, las mujeres están ahora haciendo ollas de arcilla y cultivando hortalizas para vender en el mercado. Su trabajo está generando ingresos, pero en la comunidad es visto como una extensión de las tareas domésticas de las mujeres y no como un rol de proveedoras de las familias.

En casi todas partes, los grupos focales describieron a los hombres como la fuente primaria de ingresos y quienes toman las decisiones, y que la asignación de tiempo libre, responsabilidades y  poder se distribuye de manera desigual. Casi un tercio de los grupos dijo que la violencia doméstica es común y reafirma las normas de género vigentes.

“Las normas están cambiando, pero el cambio es lento y gradual, y no siempre sigue el ritmo de las oportunidades económicas y de desarrollo. Debido a esto, tanto las mujeres como los hombres, quedan excluidos de las oportunidades percibidas como inapropiadas para el género. Los programas de desarrollo pueden ayudar a reducir estas restricciones, dado que el cambio tiene que ocurrir en todos los niveles -individual, familiar y comunitario- para tener efecto”, dice Carrie Turk,  especialista en Género del Banco Mundial y coautora del informe.

Enseñanzas para el desarrollo

“La comunidad del desarrollo necesita pensar dónde está financiando proyectos que incluyen la perspectiva de género”, indica la coautora del estudio, María Beatriz Orlando, especialista en Desarrollo Social del Banco. “En la década de 1990, una gran cantidad de trabajo se centró en los roles de género tradicionales: muchos de los proyectos eran del sector de artesanía o alimentos. Debemos preguntar cuánta mermelada se puede producir”.

“Sin dejar de respetar la cultura, también podemos desafiar estas normas en beneficio de las mujeres y los hombres”, agrega Ana María Muñoz, coautora del informe.

La creación de oportunidades de aprendizaje neutrales en materia de género también puede abrir más puertas para las futuras generaciones de ambos sexos, aseguran las autoras. El empoderamiento y las oportunidades para las mujeres pueden aumentar mediante programas de educación y leyes que ayuden a reducir el abuso doméstico.

Las normativas y reglamentaciones que promueven la igualdad de género pueden alentar el cambio, pero deben ser ampliamente publicitadas y aplicadas. El estudio descubrió que la divulgación y la comprensión del público fueron dispares entre los grupos focales, especialmente en las comunidades rurales. “En ninguno de los países de la muestra encontramos hombres o mujeres muy bien informados sobre sus derechos, facultades, u obligaciones con respecto a leyes fundamentales destinadas a promover la igualdad de género”, explican las investigadoras.

Gender study education goals chart

¿Qué tan valiosa es la educación para Usted?

"La educación te lleva a buenos lugares, es el camino para conseguir un empleo y escapar de la pobreza" , - Joven de Fiji

" La educación nos permite unirnos al mundo moderno y nos ofrece mejores trabajos. En el pasado, eso no era importante porque nuestra gente eran campesinos a los que no les interesaba poner atención al futuro o cambiar el presente". - Joven de Sudán.

Este nuevo estudio –que se suma a un conjunto de conocimientos incluidos en el Informe sobre el desarrollo mundial 2012-, (i) sugiere que cuando las comunidades encuentran maneras de flexibilizar las normas, el sentido de control sobre el futuro individual y colectivo de hombres y mujeres puede aumentar,  y fortalecerse mutuamente.

Labor del Banco Mundial

El Banco Mundial evalúa las dimensiones de género del desarrollo en y entre los sectores de cada país donde tiene programas activos, y usa los Planes de Acción sobre Cuestiones de Género de las regiones para formular las directrices que garanticen que el género y el desarrollo inclusivo se integren mejor en los programas nacionales  y regionales.

Este tema es tratado en forma especial por la Asociación Internacional de Fomento, el fondo de US$49.300 millones del Banco Mundial destinado a los más pobres. El Plan de Acción sobre Cuestiones de Género de la institución, (i) que se puso en marcha en 2007, ha aumentado la atención hacia programas innovadores para promover el empoderamiento económico de la mujer, y la Hoja de ruta para la integración de la perspectiva de género (i) destina más asistencia técnica, proyectos y programas del Banco para dar mejores oportunidades económicas a las mujeres.

 





Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/TXA665AWB0