Documentos de estrategia de lucha contra la pobreza

Los documentos de estrategia de lucha contra la pobreza (DELP) representan uno de los resultados más concretos del nuevo enfoque sobre el desarrollo definido por el Banco en el Marco Integral de Desarrollo. En el proceso de los DELP, los países de ingreso bajo redactan sus propios planes de reducción de la pobreza. Desde julio de 2002, el Banco Mundial basa sus estrategias de asistencia a los países —planes de ayuda a los países de ingreso bajo— en los DELP, que se ajustan a cinco principios:

  • Son impulsados por los propios países, y en su preparación intervienen la sociedad civil y el sector privado.
     
  • Están orientados a la obtención de resultados y procuran, fundamentalmente, producir efectos que beneficien a los pobres.
     
  • Reconocen que la lucha contra la pobreza exige un enfoque integral, puesto que la pobreza es mucho más que la mera carencia de ingresos; la población pobre también sufre la falta de oportunidades, seguridad y participación en las decisiones que afectan su vida.
     
  • Están orientados a la colaboración, pues alientan la intervención coordinada de organizaciones bilaterales, multilaterales y no gubernamentales en el programa nacional de reducción de la pobreza. 
     
  • Basan la lucha contra la pobreza en una perspectiva a largo plazo. Los DELP fomentan una mayor apertura en la formulación de políticas. Los gobiernos tratan de incluir a grupos tradicionalmente marginados, el sector privado y la sociedad civil en la elaboración de los DELP y, por ello, las estrategias de reducción de la pobreza trazadas mediante este proceso suelen gozar de mayor apoyo de la comunidad y las partes interesadas; asimismo, las autoridades las consideran como propias.

Desde fines de 1999, 30 países de ingreso bajo han redactado DELP definitivos, 47 han preparado estrategias provisionales y 11 han presentado informes sobre su avance anual en la ejecución de los DELP. Los países han utilizado los DELP a fin de analizar las condiciones existentes para la inversión en cada uno de ellos y dictar medidas destinadas a favorecer el desarrollo del sector privado y la elaboración de planes para mejorar la gestión del gobierno y reducir la corrupción. Muchos se han centrado en los problemas que enfrentan el sector agrícola y las zonas rurales, y subrayan la necesidad de invertir en los principales servicios básicos, particularmente salud y educación, para poder instrumentar sus estrategias.

El Banco Mundial presta servicios de capacitación y asistencia técnica y financiera para respaldar el diseño y la implementación de estrategias nacionales de reducción de la pobreza mejorando la gestión de los asuntos públicos y las instituciones jurídicas y judiciales, y ayudando a los países a ampliar y profundizar los procesos participativos en campos tales como el análisis de la pobreza, la gestión del gasto público y la evaluación de los servicios. En particular, ofrece créditos de apoyo a la lucha contra la pobreza, préstamos programáticos anuales para ajuste estructural, con el objeto de contribuir a la implementación de las estrategias nacionales de reducción de la pobreza. Estos créditos van acompañados de puntos de referencia del desempeño claramente definidos, entre ellos, indicadores de resultados y medidas de políticas.


Información adicional





Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/W0Z2U51Y60