Estrategias de los países

Disponible en: English, 中文, русский, العربية, Français
Estrategias de lucha contra la pobreza y asistencia a los países - Foto principal

El Banco Mundial sigue varios lineamientos para orientar los proyectos y las operaciones que lleva a cabo.

Estrategias de lucha contra la pobreza
En el Documento de Estrategia de Lucha contra la Pobreza (DELP) se describe la visión a largo plazo del país. El documento es elaborado por los gobiernos de los países de ingreso bajo en consulta con varias partes interesadas, como la sociedad civil y el sector privado. En él se establecen objetivos relacionados con las políticas macroeconómicas, estructurales y sociales.

Además, se especifican las necesidades de financiamiento externo que tiene el país para poder cumplir esos objetivos, como préstamos y donaciones del Banco Mundial y otros donantes, que apunten a promover el crecimiento económico y reducir la pobreza. El Banco y otras entidades donantes adaptan la asistencia a las prioridades y las metas de estos países.

Los países se valen de los DELP para mejorar el clima para la inversión y dictar medidas destinadas a promover el desarrollo del sector privado o bien para elaborar planes orientados a mejorar la gestión de gobierno y reducir la corrupción. Muchos se concentran en los problemas que enfrentan el sector agrícola y las zonas rurales, y destacan la necesidad de realizar inversiones en los servicios básicos clave, sobre todo en las áreas de salud y educación, al llevar a cabo sus estrategias.

El Banco Mundial brinda capacitación y asistencia técnica y financiera para respaldar la elaboración de las estrategias nacionales de lucha contra la pobreza. Por ejemplo, ayuda a los países a mejorar los estudios sobre la pobreza, la gestión del gasto público y la evaluación de los servicios. Además, ofrece créditos de apoyo a la lucha contra la pobreza, préstamos programáticos anuales, para respaldar la aplicación de estas estrategias.

Tanto la Asociación Internacional de Fomento (AIF) como el Fondo Monetario Internacional (FMI) exigen a los países de ingreso bajo que elaboren un DELP para recibir asistencia financiera a menor costo del Banco (a través de la AIF) y el FMI (mediante su Servicio para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza).

Estrategias de asistencia a los países
En la Estrategia de Asistencia a los Países (EAP) —que en algunos casos también se denomina estrategias de asociación con los países o estrategias conjuntas de asistencia— se enuncia un selectivo programa de apoyo del Banco Mundial a un país en particular. El personal del Banco elabora la estrategia a lo largo de reuniones mantenidas con funcionarios gubernamentales, en consulta con autoridades del país, organizaciones de la sociedad civil, asociados en la tarea del desarrollo y otras partes interesadas. Se toma como punto de partida la visión a largo plazo del propio país en materia de desarrollo y se tienen en cuenta las ventajas comparativas del Grupo del Banco en el contexto de otras actividades de los donantes. La estrategia está destinada a promover la colaboración y coordinación entre los asociados en la tarea del desarrollo que trabajan en un mismo país.

La EAP incluye un diagnóstico pormenorizado —basado en la labor analítica del Banco, el gobierno u otros asociados— de las dificultades que enfrenta el país en materia de desarrollo, tales como la incidencia, las tendencias y las causas de la pobreza. Se señalan las esferas principales donde la asistencia del Grupo del Banco puede ejercer su mayor influencia para combatir la pobreza. Para realizar el diagnóstico se tienen en cuenta el desempeño de la cartera del Banco en el país, la solvencia crediticia de éste, el grado de desarrollo institucional, la capacidad de ejecución, la gestión de gobierno y otras cuestiones sectoriales e intersectoriales. A partir de esta evaluación se determina el nivel y la composición del apoyo financiero, técnico y asesoría del Grupo del Banco al país.

Para hacer el seguimiento de la ejecución del programa de la EAP, este tipo de estrategia está cada vez más orientado a los resultados. Incluye un marco de objetivos e indicadores claros para seguir de cerca el desempeño del Grupo del Banco Mundial y del país en función de los resultados previstos.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/42YUZ34YJ0