Respuesta rápida

Disponible en: العربية, Français
Respuesta rápida - Foto principal

En cuestión de horas o días, los desastres pueden echar por tierra años de logros en la esfera del desarrollo. El Banco Mundial está tratando de aumentar la eficacia y el impacto de su respuesta ante situaciones de emergencia. El 27 de febrero de 2007, el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó el informe titulado Toward a New Framework for Rapid Response to Crises and Emergencies (pdf) i (Hacia un nuevo marco de respuesta rápida ante crisis y situaciones de emergencia). A continuación se enuncian las características principales del documento.

Principios rectores

La Política Operacional (OP) 8.0, Respuesta rápida ante crisis y situaciones de emergencia, i se basa en cuatro principios rectores:

  1. Aplicación de una política de respuesta rápida para contrarrestar los perjuicios económicos o sociales importantes derivados de una crisis o desastre, ya sean de orden natural o causados por el hombre, reales o inminentes.
  2. Orientación de la asistencia directa del Banco en función de sus competencias fundamentales en el ámbito económico y del desarrollo, en consonancia con su mandato, incluidas todas las situaciones en que el Banco respalda objetivos relacionados con la consolidación de la paz y el alivio para los períodos de recuperación.
  3. Estrecha coordinación y establecimiento de acuerdos de colaboración con otros asociados, como las Naciones Unidas, conforme a las ventajas comparativas y las competencias fundamentales de cada uno de dichos asociados.
  4. Acuerdos de supervisión adecuados, incluida la supervisión del gobierno de las empresas y de las actividades fiduciarias, para asegurar parámetros aceptables en cuanto al alcance, el diseño, la celeridad y el seguimiento y supervisión de las operaciones de emergencia.

Agilización de los procesos y fortalecimiento del respaldo institucional
Las Normas de procedimiento del Banco (BP) 8.0, Respuesta rápida ante crisis y situaciones de emergencia i, permiten acortar los tiempos de procesamiento, ya que disponen la movilización de equipos multidisciplinarios que incluyen personal encargado específicamente de áreas críticas, como los procesos fiduciarios o las salvaguardias, y establecen la realización de un único examen interno del proyecto. La política se verá reforzada por una mayor dotación de personal y medidas organizativas destinadas a fortalecer la capacidad del Banco Mundial de colaborar con los esfuerzos de recuperación a largo plazo de los países que emergen de un conflicto y los Estados frágiles. Con estas medidas, el Banco Mundial aumentará el número de funcionarios asignados a los programas de reconstrucción y desarrollo en estos países.

Respaldo a las iniciativas en curso
Varias iniciativas relacionadas contribuirán a mejorar la respuesta del Banco ante situaciones de emergencia y también a respaldar un enfoque más estratégico con respecto a la reducción de riesgos ex ante. Las iniciativas incluyen un marco para la cooperación entre el Banco y las Naciones Unidas en el contexto de las situaciones de emergencia y la elaboración de un enfoque más estratégico de la reducción y prevención del riesgo de desastres en los países que suelen verse afectados por estos fenómenos, incluido un nuevo mecanismo de préstamos para catástrofes naturales.

Véanse, por ejemplo, as consultas sobre la EAP en Albania i y en Filipinas i.

Más información: Estrategias de Asistencia a los Países




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/D8VUQORMH0