YouThink! reseña temática - Globalización

Disponible en: Français, English
Globalización
La creciente integración mundial de economías y sociedades.
© Ryan Rayburn | El Banco Mundial

¿Qué es?

La globalización es un fenómeno inevitable en la historia de la humanidad y está integrando al mundo a través del intercambio de bienes y productos, información, conocimientos y cultura. Pero en las últimas décadas, el ritmo de dicha integración mundial es mucho más rápido y drástico debido a avances tecnológicos, científicos, comunicacionales, industriales y del transporte sin precedentes.

Si bien la globalización es a la vez un catalizador y una consecuencia del progreso humano, también es un proceso caótico que requiere ajustes y plantea grandes riesgos y desafíos. Dichas modificaciones suceden a una velocidad inquietante y muchas sociedades quieren controlarlos o manejarlos.

¿Por qué debería importarme?

La globalización ha desencadenado uno de los debates más acalorados de la última década.

Cuando las personas critican los efectos de este fenómeno, generalmente se refieren a la integración económica. Esta ocurre cuando los países reducen sus barreras, como los aranceles a las exportaciones, y abren sus economías a la inversión y el comercio internacional. Los detractores reclaman que las desigualdades en el actual sistema de comercio mundial perjudican a los países en desarrollo en beneficio de las economías desarrolladas.

Los defensores de la globalización sostienen que naciones como China, India, Uganda y Viet Nam, que se han abierto a la economía mundial, han reducido considerablemente sus niveles de pobreza.

Los críticos argumentan que el proceso ha explotado a los habitantes de los países en desarrollo, provocado perturbaciones masivas y producido muy pocos beneficios.

Pero para que todas las economías puedan aprovechar los beneficios de la globalización, la comunidad internacional debe seguir trabajando para reducir las distorsiones en el comercio internacional (terminando con los subsidios agrícolas y las barreras comerciales) que favorecen a los países desarrollados y establecer un sistema más justo.

Algunos países han sacado provecho de la globalización:

  • China: las reformas resultaron en la mayor reducción de la pobreza en la historia. Entre 1990 y 2005, las tasas cayeron de 60% a 16%, gracias a lo cual 475 millones de personas dejaron de ser pobres.
  • India: recortó su tasa de pobreza a la mitad en los últimos 20 años.
  • Uganda: la pobreza cayó en 40% durante los años noventa y la matrícula escolar se duplicó.
  • Viet Nam: las encuestas de los hogares más desfavorecidos del país muestran que el 98% de las personas mejoró sus condiciones de vida en los años noventa.

Pero para otros no ha sido así:

  • Muchas naciones de África no han logrado participar de los beneficios derivados de la globalización. Sus exportaciones siguen confinadas a una reducida lista de productos básicos.
  • Según algunos expertos, ciertos países han quedado marginados debido a sus deficientes políticas e infraestructura, débiles instituciones y la corrupción de sus autoridades.
  • Otros creen que las desventajas geográficas y climáticas han dejado a algunos países fuera del crecimiento mundial. Por ejemplo, para las naciones sin litoral es difícil competir en los mercados globales de manufacturas y servicios.

En Estados Unidos y Europa hubo protestas sobre los efectos de la globalización en los últimos años. Pero en muchos países en desarrollo, existe un fuerte apoyo a diferentes aspectos de la integración, especialmente al comercio y la inversión directa, según una encuesta realizada por The Pew Center. En África al sur del Sahara, el 75% de los hogares piensa que es bueno que las multinacionales estén invirtiendo en sus países.

¿Qué está haciendo la comunidad internacional al respecto?

Algunos economistas han descrito la globalización como un tren rápido que requiere que los países “construyan una plataforma” para subirse. Esto implica sentar las bases para asegurar que el país funcione bien; esto incluye contar con derechos de propiedad e imperio de la ley, educación y salud básica e infraestructura adecuada (como puertos, caminos y administración aduanera).

Los organismos internacionales, como el Banco Mundial, las  instituciones de asistencia bilateral y las organizaciones no gubernamentales, trabajan con los países en desarrollo para establecer esa base y ayudarlos a prepararse para la integración global.

Cuando los Gobiernos no proveen esta plataforma ni los servicios básicos, los pobres no pueden aprovechar las oportunidades que ofrece la globalización y quedan rezagados.

Es igualmente importante que el Gobierno funcione bien. Si hay corrupción e incompetencia a nivel gubernamental, los organismos externos no podrán hacer una diferencia.

¿Qué puedo hacer yo?

Si vives en un país desarrollado:

  • Averigua qué sucede en el mundo.
  • Ofrécete como voluntario. Busca en los sitios web Voluntarios de la ONU (i) o Idealistas (i) para conocer las oportunidades disponibles en todo el mundo.

Si vives en un país en desarrollo:

  • No abandones la escuela; estudia y aprende.
  • Ofrécete como voluntario para ayudar a quienes lo necesitan.
  • Estimula a otros jóvenes a seguir asistiendo a la escuela y a ser voluntarios.
  • Averigua cuánto dinero recibe tu Gobierno en asistencia para el desarrollo y actúa para garantizar que los fondos se gasten correctamente.

Para más información, visita el sitio: Perspectivas económicas globales. (i)