YouThink! reseña temática - SIDA

Disponible en: Français, English
VIH/sida
VIH (virus de la inmunodeficiencia humana)
es el virus que causa el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).
© El Banco Mundial

¿Qué es?

El VIH se transmite de una persona a otra a través del contacto sanguíneo o sexual y daña el sistema inmunológico. Este finalmente se vuelve tan débil que el organismo queda a merced de las infecciones y las enfermedades. Cuando el estado de salud empeora, se diagnostica que el individuo afectado tiene sida.

Aunque el VIH/sida tiene tratamiento, no tiene curación. Algunas estadísticas del Informe de ONUSIDA, dadas a conocer el Día Mundial de la Lucha contra el Sida 2011, son:

  • Alrededor de 34 millones de personas vivían con VIH a fines de 2010 en el mundo: un 17% más que en 2001.
  • En 2010, otros 2,7 millones de personas se infectaron con el virus.
  • La proporción de mujeres respecto de hombres que viven con VIH se ha mantenido estable a nivel mundial, en 50%, aunque las primeras son más afectadas en África al sur del Sahara (59% del total) y en el Caribe (53%).

¿Por qué debería importarme?

En casi todos los países del mundo hay personas infectadas con VIH/sida y el mal sigue propagándose. De hecho, ha adquirido dimensiones de epidemia en China, Indonesia, Papua Nueva Guinea, Viet Nam, varios países de Asia central y los Estados balcánicos.

El VIH/sida no es solamente un problema de salud, sino también de desarrollo. ¿Cómo? Al contagiar principalmente a gente joven y adultos en edad de trabajar, afecta la economía, la sociedad, la familia y la escolaridad de un país y lo debilita por completo.

Según un estudio del Banco Mundial, el crecimiento de la economía se ralentiza cuando el 8% o más de la población de una nación está infectada con VIH. La razón es la reducción de la fuerza laboral y el aumento de la demanda que sufre el sistema económico y los servicios de salud, y un Gobierno que ya está abrumado.

Los países pobres son particularmente vulnerables al VIH/sida debido a:

  • Su frecuente falta de recursos para tratar y ayudar a los enfermos.
  • La probable sobrecarga (o insuficiente desarrollo) de sus sistemas de salud.
  • El alto costo –difícil de solventar para una nación pobre– y la falta generalizada de medicinas contra el mal a nivel mundial.
  • El costo de prestar atención y tratamiento básicos a un enfermo, que puede llegar hasta dos y tres veces el producto interno bruto (PIB) per cápita en los países más pobres.
  • Los recursos igualmente limitados para educar al público sobre conductas riesgosas (que muchas veces son la causa de las infecciones).
  • La frecuente reticencia de personas y sociedades en general a hablar sobre comportamientos de riesgo, debido a tabús sociales o porque contraviene normas culturales.

El sida deja cada vez a más niños huérfanos. Estos tienen menos probabilidades de asistir a la escuela y recibir buena nutrición o atención de salud adecuada.

¿Qué está haciendo la comunidad internacional al respecto?

El Banco Mundial y otros organismos internacionales reconocen que la propagación del VIH es un importante problema de desarrollo.

La institución trabaja con otras entidades como ONUSIDA, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Street Kids International (i) con el fin de:

Desde 1989, el financiamiento del Banco para la lucha contra esta enfermedad ha sumado casi US$4.600 millones mediante donaciones, préstamos y créditos. Hasta abril de 2010, el Programa Multinacional de Prevención y Lucha contra el VIH/Sida (MAP) para África ha proporcionado US$2.000 millones a 35 países y cinco proyectos regionales.

¿Qué puedo hacer yo?

Hablar sobre el VIH/sida es muy difícil, pero puede ser cosa de vida o muerte; de manera que sería bueno que tú y otros miembros de tu comunidad busquen la manera de abordar el tema. Si se mantiene oculto, será más difícil aún evitar su propagación. Muchos jóvenes no creen que el VIH represente una amenaza para ellos/ellas, mientras que otros no saben cómo protegerse.

Todos podemos ayudar a evitar su transmisión e impacto en la vida cotidiana, como asimismo a eliminar el estigma que significa tener VIH/sida.

1. ¡Lo primero es protegerte tú mismo! Estamos hablando de tu única vida. Averigua más sobre la juventud y el VIH/sida en el sitio del Proyecto Youth Net. (i) Aborda tus propias dudas sobre el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual con tu asesor en temas de salud visitando Go Ask Alice. (i)

2. Enseña a otros a protegerse. Muchas personas todavía no saben cómo se transmite el VIH o que es posible prevenir el contagio. Educa a otros miembros de tu comunidad y busca oportunidades para servir de voluntario. Averigua qué organizaciones hay en tu comunidad que trabajan con huérfanos del sida visitando FXB International (i) y haz una donación. Conversa con otros jóvenes activistas en Taking it Global.

3. Respeta a quienes están infectados. Las personas contagiadas con el virus nunca buscaron estar enfermas. Aprende a respetarlas. Visita el sitio Advocates for Youth (i) –que contiene muchos datos y actividades en todo el mundo– si deseas más información acerca de lo que tú, tu familia, maestros y pares pueden hacer para respetar y proteger a los demás de los numerosos estigmas que rodean al VIH y el sida.

4. Participa. El mundo puede derrotar el VIH/sida, pero es necesario que ciudadanos preocupados como tú se involucren más. El Día Mundial de Lucha contra el Sida es una jornada internacional de acción contra este mal que se celebra cada año el 1 de diciembre. Para averiguar cómo puedes participar, visita el sitio Día Mundial de Lucha contra el Sida. (i)

Para más información, visita el sitio: VIH/Sida.