Herramientas

Preguntas frecuentes

Disponible en: Ø§Ù„عربية, English, Français

Preguntas:

Respuestas:

¿Qué es el BIRF?

Es una de las cinco instituciones que conforman el Grupo del Banco Mundial. Posee una estructura similar a la de una cooperativa, es decir, es propiedad de sus países miembros, que lo administran en beneficio propio. El BIRF, fundado en 1944, es la parte del Banco Mundial que trabaja con los países de ingreso mediano y los países pobres con capacidad crediticia a fin de promover un crecimiento sostenible, equitativo y conducente a la creación de empleo, reducir la pobreza y abordar cuestiones de importancia regional y mundial. El Directorio del BIRF está conformado por 24 integrantes que representan a los 186 países miembros; del total, cinco directores ejecutivos son designados y 19 son elegidos.

¿Cómo procura alcanzar sus objetivos?

El BIRF ayuda a sus miembros a alcanzar los resultados esperados ofreciéndoles productos financieros, servicios técnicos y de conocimientos y asesoramiento estratégico; al mismo tiempo, aprovecha su capacidad de convocatoria para reunir a los miembros y así discutir el modo de alcanzar sus objetivos de desarrollo específicos. Además intenta ampliar su impacto en los países de ingreso mediano trabajando en estrecha colaboración con la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (OMGI); capitalizando los conocimientos y experiencias en materia de desarrollo que han acumulado los propios países de ingreso mediano; actuando en colaboración con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros bancos multilaterales de desarrollo, y realizando actividades conjuntas con fundaciones, la sociedad civil y los donantes de la comunidad del desarrollo.

¿Dónde obtiene el BIRF el dinero para financiar proyectos en los países en desarrollo?

El BIRF obtiene sus fondos de los mercados de capital. Los inversionistas colocan su dinero en los bonos del BIRF porque los consideran seguros y rentables; estos fondos son los que se utilizan para financiar proyectos en los países de ingreso mediano. Los volúmenes anuales de financiamiento varían de un año a otro; en la actualidad se ubican entre los US$10.000 millones y los US$15.000 millones. El Banco Mundial se ha convertido en uno de los prestatarios institucionales más grandes de los mercados de capital de todo el mundo desde que emitió su primer bono en 1947 para financiar la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Desde 1959 ha tenido una calificación de AAA.

¿Quién paga los gastos de funcionamiento del BIRF?

El BIRF afronta sus gastos de funcionamiento con sus ingresos principalmente. Obtiene un ingreso anual proveniente de la rentabilidad de su capital y del pequeño margen que recibe por los préstamos que otorga. Con este ingreso se cubren los gastos de funcionamiento del Banco, se acumulan reservas para reforzar la situación económica de la institución y se realiza una transferencia anual a la Asociación Internacional de Fomento (AIF). El BIRF ha conseguido generar la mayor parte del dinero prestado por el Banco Mundial para aliviar la pobreza en todo el mundo. Este logro no ha representado un gran aumento de cargas para los contribuyentes: desde 1946 los gobiernos han colaborado con US$11.000 millones en capital para generar más de US$400.000 millones en préstamos.

¿Qué países pueden convertirse en clientes del BIRF?

Los clientes del BIRF son los países de ingreso mediano y los países de ingreso bajo con capacidad crediticia. El Banco clasifica los países de acuerdo con la riqueza de su población. Por definición, son países de ingreso mediano los que poseen un ingreso per cápita de entre US$1.000 y US$10.000; esto les permite acceder al financiamiento del BIRF. Los países de ingreso bajo que tienen un ingreso per cápita inferior a US$1.000 por lo general no pueden acceder a los préstamos del BIRF a menos que demuestren capacidad crediticia. No obstante, estos países están en condiciones de recibir créditos sin interés o con tasas muy bajas y donaciones de la AIF. India, Indonesia y Pakistán son ejemplos de países de ingreso bajo con capacidad crediticia que pueden recibir una combinación de asistencia financiera del BIRF y la AIF.

¿Por qué los países de ingreso mediano siguen recurriendo al BIRF?

Los países de ingreso mediano que reciben asistencia del BIRF han logrado enormes progresos económicos en pocos años pero aún se enfrentan a serios desafíos para reducir la pobreza y alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio, que establecen metas específicas para 2015. Estos países constituyen dos tercios de la población mundial y albergan a más del 70% de la población pobre del mundo que vive con menos de US$2 al día. Si bien los flujos de capital privado han aumentado considerablemente, se han concentrado en un número limitado de países. Sólo una minoría de los países de ingreso mediano pueden considerarse prestatarios consolidados en el mercado de bonos que pueden acceder al mercado regularmente y a un costo estable. Otros países del grupo sólo gozan de acceso esporádico o directamente no cuentan con este beneficio. En consecuencia, la mayor parte de los países de ingreso mediano continúa confiando en el BIRF para movilizar y obtener inversiones en infraestructura, salud, educación, energía limpia y medio ambiente. El BIRF ayuda a los clientes a obtener acceso al capital y a herramientas de gestión de los riesgos financieros en mayor medida, en condiciones más favorables, con vencimientos más prolongados y de un modo más sostenible que el que podrían recibir de otras fuentes. A diferencia de los bancos comerciales, la meta del BIRF no es multiplicar los beneficios sino lograr efectos positivos en materia de desarrollo. El BIRF también ha respaldado a los países de ingreso mediano en épocas de crisis, cuando veían restringido el acceso al capital.

¿Cuál es el grado de demanda de los servicios del BIRF por parte de sus clientes?

Algunos países de ingreso mediano ya no ven la necesidad de recibir un respaldo financiero considerable del BIRF porque cuentan con grandes reservas de divisas y están en un situación financiera cómoda. En cambio, otros aún tienen serias necesidades de inversión relacionadas con los proyectos de infraestructura pública y los servicios sociales. En medida creciente, el BIRF satisface las demandas más específicas de sus clientes de ingreso mediano ofreciéndoles servicios financieros que los protegen de los riesgos cambiarios y de tasas de interés, y de las turbulencias de los mercados de productos básicos. En el ejercicio de 2007, manejó operaciones de gestión de riesgos cambiarios y de tasas de interés por valor de US$5.400 millones en nombre de sus miembros. En el mismo período, comprometió US$12.800 millones para 112 proyectos. El Banco ayuda a los países clientes no sólo con su financiamiento sino también brindándoles acceso al acervo de conocimientos sobre el desarrollo. Las actividades del Banco relacionadas con los conocimientos son variadas: desde una investigación sobre el país hasta la preparación de marcos analíticos y conceptuales para la asistencia al país, pasando por el fortalecimiento de la capacidad para lograr el desarrollo sostenible en los países clientes.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/DZZ11TLT40