Kirguistán: Proyecto de salud y protección social

Última actualización: septiembre de 2009
REPÚBLICA KIRGUISA: Gobierno y donantes unen fuerzas para mejorar la salud

Desafío

El gasto en salud disminuyó en la República Kirguisa, tanto en términos absolutos como relativos, del 3% del producto interno bruto (PIB) a alrededor del 1,8% entre 1996 y 2004. Esto se debe en parte al lento crecimiento económico después de la crisis de 1998 y a la elevada carga de la deuda del país, la cual restringía los recursos disponibles para salud. Por este motivo, los proveedores de salud incrementaron paulatinamente las tarifas que los propios pacientes debían pagar en efectivo. Resulta lógico entonces que la caída del gasto público en salud redujera el acceso.

Estrategia

En 2004, un consorcio de 10 donantes encabezado por la AIF acordó adoptar un enfoque sectorial (SWAp, por sus siglas en inglés) para apoyar la salud en la República Kirguisa. Este SWAp para la salud, el primero que se aplicaba en la región de Europa y Asia central, se concentró primordialmente en reducir las barreras financieras que limitaban el acceso. Cinco donantes convinieron en combinar sus recursos y asignarlos directamente al presupuesto de salud del país. Estos donantes eran el Grupo del Banco Mundial, el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido, el KfW de Alemania Federal, el Departamento Suizo de Desarrollo y Cooperación y la Agencia de Cooperación Sueca para el Desarrollo Internacional. A su vez, el Gobierno se comprometió a aplicar un programa para mejorar gradualmente la estabilidad y el nivel de financiamiento destinado a salud y acordó hacer una serie de modificaciones como parte de su nuevo programa de reformas del sector llamado “Manas Taalimi”.

Resultados

En apenas tres años, el programa redujo las barreras financieras que limitaban el acceso a los servicios de salud, disminuyó los gastos para los usuarios, incrementó el uso de servicios de atención primaria y hospitalaria y mejoró la focalización de las exenciones tarifarias. Estas medidas permitieron aumentar el acceso al servicio en general.

Aspectos destacados:
- Más acceso. En 2001, el 14,6% de las personas no buscaba atención cuando la necesitaba debido a barreras financieras o físicas. Este porcentaje se redujo a sólo el 3,1% en 2007.

- Mejores exenciones tarifarias. El sistema de exenciones es más eficiente en la actualidad. En 2004, el 15% de los pacientes con derechos a exención informó haber pagado a los proveedores estatales; la cifra se redujo al 9% en 2007.

- Menos “regalos” para los proveedores de salud. En 2001, el 32% de los encuestados había entregado “regalos” a los proveedores de salud; en 2007, esta cifra se había reducido al 17%.

- Tratamiento con recetas mejorado. Aumentó el acceso a remedios farmacéuticos. La proporción de los entrevistados que pudo obtener todos los medicamentos prescritos por el médico durante la consulta aumentó del 77% en 2001 al 92% en 2007. Entre quienes no obtuvieron las medicinas, la proporción que mencionó el costo como motivo principal se redujo del 54% al 43%.

- Atención primaria más eficiente. En la medida en que mejoraba la atención primaria y la eficiencia en la prestación de los servicios, la estadía promedio en el hospital se redujo de 15,3 días en 2004 a 12,7 en 2007.

- Mejor tratamiento del VIH para embarazadas. Las embarazadas que viven con VIH y que recibieron terapia antirretroviral para reducir el riesgo de transmitir el virus al feto aumentaron del 61,5% en 2005 al 74,3% en 2008.

Contribución de la AIF

- El Proyecto de Salud y Protección Social es el tercero de una serie de iniciativas exitosas de la AIF que apoyan a este sector en la República Kirguisa.

- La AIF aportó US$15 millones a esta intervención de US$652 millones iniciada en 2005 y que se estima continuará aplicándose hasta el año 2011.

- En junio de 2008, se entregó financiamiento adicional por US$6 millones para hacer frente a los efectos de la crisis internacional de los alimentos. Estos fondos se destinaron a proteger y mejorar la condición nutricional de mujeres embarazados y niños pequeños. También se incrementó paulatinamente la cobertura de las transferencias condicionadas en efectivo a fin de ayudar a las familias pobres a mitigar el impacto de las alzas en los precios de los alimentos. Además, la Unión Europea entrega suplementos en efectivo a algunas familias seleccionadas.

- La participación de la AIF en este sector estaba coordinada con la gestión de las finanzas públicas, la reforma de la administración estatal y las funciones fiduciarias de varios sectores. La Asociación concentró su accionar específicamente en apoyar el Programa de Reforma de la Salud “Manas Taalimi” y en fortalecer el sistema administrativo del Ministerio de Trabajo y Protección Social.

Asociados

El sector de la salud de la República Kirguisa recibió los beneficios de un enfoque sectorial y cinco donantes importantes siguen colaborando. Éstos son el Grupo del Banco Mundial, el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido, el KfW de Alemania Federal, el Departamento Suizo de Desarrollo y Cooperación y la Agencia de Cooperación Sueca para el Desarrollo Internacional. El Gobierno financia el grueso del costo total del proyecto.

Próximos pasos


A fin de mantener los resultados logrados inicialmente, el Gobierno y los donantes acordaron concentrarse más en la calidad de la atención de salud, la docencia médica, el perfeccionamiento profesional permanente y la medicina basada en pruebas científicas.

Sepa más

Proyecto de Salud y Protección Social (2005-2011)
Documentos del proyecto
Segundo Proyecto de Iniciativas Locales (de Microfinanciamiento) (2001-05)
Documentos del proyecto




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/CI7EHY1C10