Madagascar: Mejorar el entorno para los negocios

Última actualización: agosto de 2009
Madagascar: Mejorar el entorno para los negocios

Desafío

El Gobierno de Madagascar solicitó asistencia para impulsar la actividad económica, crear empleos y reducir la pobreza en tres centros regionales cruciales: Antananarivo-Antsirabe, Nosy Be y Taolagnaro (Fort Dauphin). En particular, las autoridades querían un proyecto para construir o rehabilitar la infraestructura necesaria para apoyar el turismo, la actividad manufacturera, la agroindustria y la minería. Al mismo tiempo, pretendían estimular la actividad económica general y mejorar la capacidad de los gobiernos locales para emprender iniciativas de desarrollo de alcance regional.

Estrategia

El diseño del Proyecto Polos de Crecimiento Integral, financiado por la AIF, apuntaba a:

- Estimular la actividad económica prestando apoyo a las operaciones en las tres regiones, o polos: turismo en Nosy Be; turismo y minería en Fort Dauphin; y actividad empresarial orientada a las exportaciones en Antananarivo-Antsirabe, en particular a través de la construcción o rehabilitación de infraestructura.

- Respaldar una alianza innovadora entre las autoridades y el grupo minero Rio Tinto en torno a la construcción y operación del nuevo puerto público.

- Introducir un programa de garantía parcial de crédito para promover la entrega de préstamos a empresas pequeñas y medianas (pymes) de parte de los bancos comerciales participantes.
 

Resultados

El proyecto está logrando su meta de desarrollo toda vez que mejora el entorno para los negocios en las tres zonas, atrae una cantidad considerable de inversión privada, crea puestos de trabajo y perfecciona sustancialmente los procesos fiscales en materia de inscripción de empresas, facilitación de comercio, tributación y concesión de licencias. Entre 2006 y 2008, se registraron unas 5.000 empresas nuevas en estas zonas y se calcula que se crearon 10.000 nuevos empleos. Desde 2006, la cantidad de habitaciones de hotel aumentó en Fort Dauphin y Nosy en 40% y 27%, respectivamente. También se terminó la construcción de la mayoría de las obras de infraestructura más importantes.

Aspectos destacados:
- En Nosy Be, el proyecto completó las obras de infraestructura para construir o rehabilitar 42 kilómetros de caminos y 200 kilómetros de cañerías de agua, lo cual duplicó la capacidad y cobertura. Asimismo, ayudó a fortalecer la capacidad de administración y prestación de servicios de las autoridades municipales. También en Nosy Be, la iniciativa apoyó una nueva escuela de capacitación hotelera en alianza con la Fundación Suiza para la Cooperación Técnica y el sector privado. El primer grupo de 60 participantes asiste a un curso de diplomado de dos años.

- En Fort Dauphin, el proyecto cofinanció la construcción de un puerto público para múltiples usuarios que se terminó en marzo de 2009. El primer embarque se realizó en mayo del mismo año. La inversión de la AIF de US$35 millones en instalaciones portuarias movilizó inversiones privadas por US$1.200 millones en una empresa minera en Rio Tinto. Esto a la vez impulsó la construcción de caminos para promover el turismo y facilitar el acceso de los productores locales al puerto.

- A través de una asociación entre el sector público y el privado en Rio Tinto, el proyecto está mejorando la generación de energía y el abastecimiento de agua. Al mismo tiempo, respalda un nuevo centro de formación profesional para cubrir el importante déficit de conocimientos especializados. La alianza construyó o mejoró 77 kilómetros de caminos y 11 kilómetros de cañerías de agua. De este modo, triplicó la capacidad de generación y duplicó el abastecimiento de agua, respectivamente.

- En Antananarivo-Antsirabe, el proyecto patrocina la asociación entre una universidad privada y la industria del vestuario y producto de ello un primer grupo de 44 mandos medios ha sido parte de un nuevo diplomado en ingeniería textil.

- Fort Dauphin es un notable ejemplo del mejorado entorno para la actividad empresarial. Hoy, el registro de una empresa nueva tarda apenas cuatro días, en comparación con dos meses anteriormente. Las oficinas de la nueva Junta de Desarrollo Económico de Madagascar, otra iniciativa que respaldó el proyecto, pueden registrar ahora empresas de un único dueño. Ello reduce significativamente el costo en tiempo asociado con la puesta en marcha de una pequeña empresa.

- En el marco del servicio de garantía parcial del crédito, se otorgaron 1.206 préstamos en las tres regiones por un total de US$30,3 millones.

Contribución de la AIF

- A través de un programa aprobado en el ejercicio de 2005, la AIF aportó inicialmente US$129,8 millones al costo total del proyecto de US$374 millones. Se trata de una iniciativa conjunta con la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés).
- En el ejercicio de 2008, la Asociación aprobó un aporte adicional de US$40 millones.
- Los asociados de la AIF en el proyecto son el Servicio de Asesoría sobre Inversión Extranjera (FIAS, por sus siglas en inglés), IFC y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA, por sus siglas en inglés).
- Esta asistencia movilizó financiamiento privado adicional de US$170 millones para el nuevo puerto de Ehoala y un proyecto de infraestructura urbana en Port Dauphin.

Próximos pasos

La actual crisis política interrumpió la ejecución del proyecto. Asimismo, la inestabilidad y la incertidumbre afectaron negativamente la inversión extranjera, el flujo de turistas y las exportaciones. Todo ello incidió en un empeoramiento general de la confianza del sector privado. No obstante, el puerto de Ehoala inició sus operaciones y se realizaron los primeros embarques mineros.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/ZUWOYZYV20