Click here for search results

Entrevista a Abha Joshi Ghani, gerenta de la Unidad de Desarrollo Urbano, Banco Mundial

Available in: English, العربية, 中文, Français

El estilo de vida de las ciudades es un factor fundamental del calentamiento de la atmósfera. No obstante, las ciudades también tienen los medios para disminuirlo, según el volumen Little Green Data Book 2009 (pdf) i, publicado el mes pasado durante el 17º período de sesiones de la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible. La gerenta de la Unidad de Desarrollo Urbano del Banco Mundial, Abha Joshi Ghani, examina algunos de los desafíos que enfrenta nuestro planeta al urbanizarse con rapidez, y permite vislumbrar la ciudad ideal del futuro.

¿Cuán grande es el problema de la contaminación causada por las ciudades?

Las ciudades utilizan el 70% de la energía del mundo, mientras que los recursos relacionados, como el carbón, el petróleo y el gas natural, son las causas principales de la emisión de gases de efecto invernadero. Asimismo, consumen más del 80% de los productos agrícolas y árboles de las zonas rurales. No obstante, no son las ciudades en sí mismas las que producen la contaminación, sino el estilo de vida orientado hacia el consumo de sus residentes.

Asimismo, es interesante notar que las personas que viven en centros urbanos tienden a utilizar menos recursos y generar menos desperdicios que sus vecinos suburbanos. Por ejemplo, un residente de Nueva York produce alrededor de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero que produce un residente de una ciudad más dispersa, como Denver.

Desalentar el crecimiento de las ciudades: ¿es una alternativa válida?

No. Debido a que más de la mitad del PIB de los países proviene de las ciudades, el futuro económico de la mayoría de las naciones en desarrollo dependerá de la productividad de estas poblaciones urbanas de crecimiento acelerado. Asimismo, existe un creciente reconocimiento de los beneficios que conlleva la urbanización en cuanto a la reducción de la pobreza. Las ciudades pueden además brindar un mejor estilo de vida combinado con el menor consumo posible de recursos. Al ser compactas, son mucho más eficientes en materia de prestación de servicios como el agua, el refugio y el saneamiento. Tampoco es realmente posible desalentar el crecimiento de las ciudades, ya que las personas quieren trasladarse a las mismas. Los países que intentaron disminuir este traslado, rara vez tuvieron éxito.

¿Cuales son las deficiencias del modo en que operan las ciudades en la actualidad?

El diseño y las prácticas actuales de planificación de las ciudades se originaron en el s. XIX. Si bien tuvieron un éxito enorme en aquellos tiempos, los modelos del s. XIX ya no son la mejor solución y se convirtieron, de hecho, en parte del problema. En la actualidad, el mundo está mucho más densamente poblado y es más complejo, por lo que requiere soluciones más eficientes y de más largo plazo para el servicio de centros urbanos.

¿Cómo sería la ciudad ideal del futuro?

La ciudad ideal del futuro brinda un estilo de vida compacto y conciso, optimizando su potencial de crecimiento al crear puestos de trabajo. Al mismo tiempo, brinda una buena calidad y nivel de vida y servicios como la provisión de agua, alcantarillado, saneamiento y transporte. Es una ciudad incluyente, menos orientada al consumo, bien gestionada, sólida en materia financiera, favorable para la ecología y bien administrada. En resumen: es una ciudad sostenible.

¿De qué manera pueden las ciudades volverse más sostenibles y ecológicas, al tiempo que desempeñan un papel vital como motor del crecimiento económico y factor impulsor de la reducción de la pobreza?

Mucho depende del tipo de sistema de transporte público que se instale, de las medidas de eficiencia energética que se tomen, de las políticas que estén vigentes y sean aplicadas, del tipo de vivienda disponible para los ciudadanos, en especial los pobres. ¿Se trata de una ciudad que favorece el desplazamiento a pié?. La gente, ¿debe viajar largas distancias para llegar a sus lugares de trabajo?.

En la actualidad, algunas ciudades están instalando sus arterias de infraestructura principales. Un sistema de transporte principal es como un sistema óseo para una ciudad y puede durar más de 100 años. Si no se tiene conciencia del tipo de sistema de transporte que se instala, a medida que crece la ciudad, crecerá la congestión de tránsito en las carreteras. Cuanto más ricas son las personas, mayor su deseo de conducir, por lo que se dificultaría la transición hacia una ciudad más sostenible ambientalmente.

Con todo, hay muchas cosas que pueden hacerse en las ciudades. La mayoría pueden hacerse sólo en determinadas ciudades, pero algo que puede hacerse en todas, es prepararse para el futuro.

Se producirán muchos cambios, y las ciudades resistentes podrán responder mejor a dichos desafíos. Parte de esta respuesta incluye el fomento de las comunicaciones sólidas basadas en el respeto entre las comunidades y los funcionarios de las ciudades.

También es importante la incorporación de infraestructuras claves correspondientes. Los niveles de contaminación deben ser suficientemente bajos y deben ser tratados de manera de garantizar que los ecosistemas locales y globales los puedan acomodar. La sostenibilidad depende generalmente de la creación de un medio ambiente saludable para todos los residentes, en particular para los más vulnerables.

Algunas ciudades: ¿están demasiado bien establecidas como para cambiar?

Creo que es difícil para una ciudad reinventarse de pronto a sí misma, porque una parte de su ADN, es decir, el modo en que creció en los últimos 60 a 70 años, permanecerá siempre en ella. Pero indudablemente pueden determinar cómo planean crecer a medida que más personas se trasladen allí y también cómo desean rehabilitar las zonas que lo requieran. Las ciudades también son orgánicas, cambian constantemente y se renuevan a sí mismas.

¿En qué consiste el programa ECO2 del Banco Mundial y de qué manera ayudará?

Eco2 Cities: Ecological Cities as Economic Cities (Ciudades ECO2: ciudades ecológicas vistas como ciudades económicas) es un programa nuevo que ayudará a las ciudades de los países en desarrollo a lograr una mayor sostenibilidad ecológica y económica. El programa brindará a las ciudades un apoyo práctico y de posible ampliación en lo analítico y lo operacional. También se propone crear alianzas mundiales entre ciudades, orientadas hacia el futuro de los países en desarrollo, ciudades internacionales con prácticas óptimas, academias, y comunidades internacionales de fomento.

¿Existe algún ejemplo exitoso digno de mención?

Algunas de las ciudades que observamos son Yokohama en Japón, Curitiba en Brasil, Barcelona en España, Bogotá en Colombia y la antigua ciudad en Estocolmo, llamada Hammarby.

Estas ciudades incorporaron un transporte público más eficiente, que incluye el tren subterráneo y los autobuses de tránsito rápido, como así también espacios verdes. Redujeron el uso de la energía mediante alumbrado público y edificios más eficientes y cuidando la energía en los servicios que administran. Crearon sendas para bicicletas y alentaron a los ciudadanos a usar este medio de transporte. Hay también casi siempre algunos vecindarios en las grandes ciudades que están un poco más avanzados que el resto. Abundan los buenos ejemplos en todas partes. Lo que es más importante es que algunas ciudades recién comienzan a crecer y tienen todas las posibilidades para hacerlo de manera sostenible administrando con cuidado sus recursos.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/FRZCWQ45J0