Click here for search results

Nuestro trabajo

La misión del Banco Mundial es combatir la pobreza, el tema más apremiante a nivel mundial en materia de desarrollo. Los esfuerzos se centran en alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio que buscan erradicar la pobreza y lograr desarrollo sostenible. Estos objetivos proporcionan metas y criterios para medir los resultados.

Resultados

Prestar servicios a los pobres

La alfabetización aumenta en 25% tras la construcción de salas de clase en 1.000 comunidades.

Leer más»

Ver todos los perfiles de resultados »


Países más pobres

Desafío: Muchos de los objetivos de desarrollo del milenio de Naciones Unidas para 2015 parecen imposibles de alcanzar para los países más pobres del mundo. Se estima que 1.200 millones de personas sobreviven con ingresos de US$1,25 al día o menos. El alza de los precios de los alimentos amenaza con aumentar el hambre y la malnutrición y el cambio climático afecta la agricultura, el pilar fundamental de la mayoría de las personas en las naciones pobres. Por otra parte, las enfermedades transmisibles, en especial el VIH/SIDA y el paludismo, se han generalizado. Muchos de los países más pobres de África no tienen acceso al mar y no cuentan con un servicio fiable de electricidad, lo que dificulta el desarrollo de los negocios y el comercio.

Labor del Banco: El Grupo del Banco Mundial ha reunido fondos históricos destinados a ayudar a los países más pobres a través de la Asociación Internacional de Fomento (AIF). La atención se centra ahora en combatir el hambre y la malnutrición, en especial mejorando la productividad agrícola. En ese sentido, la institución fomenta la integración regional y ayuda a desarrollar infraestructura, por ejemplo, energía, agua, transporte y tecnologías de la información y las comunicaciones. A fin de producir resultados más rápidos, la AIF implementa programas conjuntos con la Corporación Financiera International i (IFC, por sus siglas en inglés), institución afiliada del Grupo del Banco Mundial que se ocupa del sector privado, y otras organizaciones sin fines de lucro.

Estados frágiles y que salen de un conflicto

Desafío: Muchos de los países más pobres del mundo enfrentan un círculo vicioso de conflicto y pobreza. En el 80% de las 20 naciones más pobres ha habido hostilidades de cierta envergadura en los últimos 15 años, lo que implica un enorme sufrimiento para sus habitantes e impactos para la región. La paz también puede ser frágil: luego de una guerra, hay un 44% de posibilidades de que el país sufra una recaída en un plazo de cinco años. Incluso con el rápido avance de la recuperación económica, solo volver a las condiciones de vida previas al conflicto puede tardar una generación o más.

Labor del Banco: Ayudar a prevenir el conflicto y apoyar la reconstrucción continúa siendo parte esencial de la misión del Banco para combatir la pobreza en el mundo; de hecho, la institución fue creada para proporcionar apoyo a la reconstrucción tras la Segunda Guerra Mundial. El Grupo del Banco trabaja con muchos asociados, entre ellos, fondos fiduciarios de donantes y las Naciones Unidas, para ofrecer soluciones más eficaces, flexibles e integrales en condiciones difíciles.

.

Países de ingreso mediano

Desafío: Los países de ingreso mediano continúan albergando la mayor parte de la población pobre del mundo, a menudo con una fuerte concentración en regiones específicas o grupos étnicos. Por lo general, estas naciones tienen capacidad de endeudamiento y un cierto nivel de acceso a los mercados financieros, pero enfrentan restricciones a la hora de movilizar los fondos que necesitan para invertir en infraestructura y servicios esenciales. Además, requieren ayuda para reformar las políticas e instituciones de manera de mejorar el clima para la inversión.

Labor del Banco: El Grupo del Banco Mundial trabaja para satisfacer las necesidades específicas de los países de ingreso mediano con asistencia personalizada que se basa en una serie de productos financieros competitivos y servicios de aprendizaje y conocimientos. Por otra parte, estas naciones son asociados cada vez más importantes para enfrentar cuestiones transfronterizas y mundiales decisivas, tales como energía limpia, integración comercial, protección ambiental, estabilidad financiera internacional y la lucha contra enfermedades infecciosas.

Bienes públicos mundiales

Desafío: Los bienes públicos mundiales son aspectos del desarrollo que traspasan las fronteras, entre ellos se encuentran el medio ambiente, la salud pública, el comercio internacional y la infraestructura financiera. A menudo se precisan medidas que van más allá de lo que los sistemas de mercado o los países pueden hacer por iniciativa propia, por ejemplo, desarrollar nuevas vacunas y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para enfrentar el calentamiento de la Tierra.

Labor del Banco Mundial: El Grupo del Banco Mundial ayuda a fomentar la acción multilateral y las asociaciones mundiales en que participan los Gobiernos, las organizaciones sin fines de lucro y las empresas socialmente responsables. El trabajo en materia de bienes públicos mundiales se centra en el medio ambiente, en especial el cambio climático, el control de enfermedades transmisibles como el VIH/SIDA y el paludismo, la prevención y mitigación de crisis en los sistemas financieros internacionales y la promoción de un sistema de comercio abierto y multilateral.

Mundo árabe

Desafío: El mundo árabe posee un fuerte potencial de crecimiento y desarrollo, pero, con excepción del sector petrolero, su posición sigue siendo marginal respecto de la economía global. Posee la tasa de desempleo más alta de las regiones en desarrollo y la participación económica más baja de las mujeres. Tanto los países pobres como los ricos de la región sufren problemas como escasez de agua, falta de diversidad económica, deficiente rendición de cuentas del sector público y conflictos.

Labor del Banco Mundial: En estrecha colaboración con la Liga de los Estados Árabes, la institución creó la Iniciativa a favor del mundo árabe (AWI, por sus siglas en inglés), una asociación que promueve la cooperación eficaz en materia de integración económica e intercambio de conocimientos entre las naciones de la región. La iniciativa se centra en tres pilares fundamentales: Desarrollo humano y mejoramiento de la calidad de la educación; proyectos de infraestructura; y promoción de la micro, pequeña y mediana empresa. Los detalles respecto de estos tres puntos pueden encontrarse en el sitio web Iniciativa a favor del mundo árabe, que incluye los últimos datos, investigación, multimedia y documentación acerca de los esfuerzos que se realizan en esta zona.

Conocimientos y aprendizaje

Desafío: Los países pobres y en desarrollo solicitan los conocimientos especializados del Grupo del Banco Mundial de la misma forma que requieren su asistencia financiera. En su calidad de clientes, cada vez más esperan soluciones integradas que permitan hacer frente a necesidades específicas. Además, para volverse más competitivos en términos económicos, necesitan información que permita evaluar comparativamente sus avances. Más que nunca, el análisis acabado de los retos locales y la experiencia práctica reunida en todo el mundo forman las bases para el desarrollo sostenible.

Labor del Banco Mundial: El Grupo está comprometido a seguir siendo la fuente principal de conocimientos sobre el desarrollo mediante informes, datos y herramientas de análisis, conferencias e Internet. La institución mejora su capacidad de compartir estos conocimientos a nivel mundial y ayuda a formar alianzas y generar conocimientos en los países solicitantes. Se ha avanzado hacia una plataforma de datos de libre acceso logrando que la información en línea sea más accesible e interactiva y se ha mejorado el enfoque y la profundidad de los programas de aprendizaje y formación de capacidades.


Last updated: 2008-10-10




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/L0RHEMI4K0